Presidencialismo sin diferencia partidaria

¿Hubo diferencias en el estilo de gobernar al cambiar el partido que vivió en Los Pinos? Las hubo, e inmensas, con Felipe Calderón. Lo de Vicente Fox fue como una pesadilla de ausencias. Aquel “no” de un evento de su campaña llevado al delirio máximo. No fue, no estuvo, no hizo. Y las pocas veces que hizo, fue para echar a perder.

Fox atacó en forma suicida la institución presidencial, como quien le tira jitomatazos a su propia imagen. Dijo que su intención era “democratizarla”. En realidad, al usufructuarla la dañó, y en consecuencia envió mensajes muy confusos a una sociedad acostumbrada a endiosar al mandatario en turno.

Los priistas amaban los rituales que expresaban la condición de tlatoani del mandatario en turno. Disfrutaban los besamanos aun cuando los fueron suavizando lentamente, atenuando su carga imperial.

Durante largos periodos de nuestra historia los gobernantes vivieron encerrados en ámbitos inalcanzables para el resto de los humanos. Con la aceptación complacida.

Del estilo personal de Felipe Calderón, ignoro si porque es panista o porque esa es su formación, resaltaría su trato directo, de tú a tú con los demás. Sin sentirse o considerarse en esa plataforma imaginaria que los coloca varios metros más arriba que el resto de los ciudadanos.

Felipe Calderón fue el mandatario más detallista, más educado, más fácil de contactar que he conocido. Me atrevo a decir que el menos subido a su ladrillo de poder sexenal, aunque había esa separación entre el poderoso y el ciudadano. Ningún hombre es totalmente ajeno a las fiestas del poder y menos a las reglas de su ejercicio inscritas en la liturgia mexicana.

En la nueva etapa de Enrique Peña Nieto, algunos protocolos del poder, comunes en los años del priismo, han vuelto, con modificaciones que llevan su sello personal. Así, a ratos parece candidato y otras el mandatario más formal, pero siempre transmitiendo que es el dueño del balón, de las cubetas de cerveza y hasta del campo donde se juega el partido.

Extracto de Mis presidentes (De Echeverría a Peña Nieto: intimidades sobre el poder presidencial en México), de Isabel Arvide.

mis presidentes isabel arvide portada

Mis presidentes (De Echeverría a Peña Nieto: intimidades sobre el poder presidencial en México), de Isabel Arvide, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Temas de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *