“Autoridad”: la segunda entrega de la trilogía “Southern Reach” de Jeff Vandermeer

“El primer día. El comienzo de su última oportunidad.

–¿Son las supervivientes?

Control estaba de pie junto a la subdirectora de Southern Reach, detrás de un espejo unidireccional lleno de huellas, observando a las tres personas sentadas en la sala de interrogatorios: las que habían regresado de la duodécima expedición al Área X.

La subdirectora, una mujer alta, delgada, negra y entrada en los cuarenta, no respondió, cosa que no sorprendió a Control. No había malgastado ni una sola palabra con él desde que llegara esa mismo mañana tras haberse tomado el lunes para instalarse. Tampoco lo había mirado ni una sola vez más de lo necesario; solo cuando él le pidió a ella y al resto del personal que lo llamaran Control en lugar de John o Rodriguez. Ella hizo una brevísima pausa y respondió: <<En ese caso, llámame Patience en lugar de Grace>>. Los presentes ahogaron una risa. Que hubiera querido cambiar su nombre verdadero por otro que también significaba algo le resultó interesante. <<No, ya me parece bien –había contestado él, convencido de que eso la disgustaría–, puedo llamarte Grace>>. La mujer eludió el golpe refiriéndose a él continuamente como director en funciones, cosa que era cierta: entre la gestión que ella estaba llevando a cabo y el ascenso de Control había un valle de tiempo y formularios que completar, procedimientos que seguir, personal que contratar y erradicar. Hasta ese momento, la cuestión de la autoridad iba a ser un terreno pantanoso.

Pero Control prefería no pensar en ella como paciencia ni como gracias. Si no una obstrucción prefería considerarla una abstracción. La había obligado a ver un antiguo video de orientación sobre el Área X que ella debía de saber que resultaba demasiado básico y anticuado, y ya le había dejado bien claro que la suya iba a ser una relación basada en la animosidad, al menos por su parte.

–¿Dónde las encontraron?– preguntó él.

En realidad, lo que quería preguntar era por qué no las habían mantenido separadas. ¿Es porque les falta disciplina, porque el departamento lleva tiempo infestado de ratas? De hecho, ahora mismo hay ratas en el sótano, royéndolo todo.

–Lee los informes– respondió ella.

Le dejó bien claro que ya debería haberlos leído. Entonces salió de la casa. Dejó a Control a solas para que contemplara los archivos que tenía sobre la mesa y a las tres mujeres del otro lado del cristal. Por supuesto que los había leído, pero tenía la esperanza de tomarla desprevenida y que bajará la guardia, incluso de que le ofreciera su punto de vista. También había leído fragmentos del informe personal de Grace, pero aún no se había hecho a la idea de con quién estaba tratando, salvo en lo tocante a sus reacciones con respecto a él.

9786070724480

Sinosis- Durante treinta años, las expediciones enviadas por la agencia estatal Southern Reach han sido el único contacto con el Área X, una zona donde la naturaleza maligna ha acabado aparentemente con toda forma de vida humana. Depués del fracaso de la número doce, narrado en Aniquilación, la primera parte de la trilogía, la agencia se encuentra sumida en el caos.

John Rodriguez, conocido como Control, ha sido nombrado director. Con la única ayuda de un equipo en el que no puede confiarse debe desentrañar qué sucedió en esa última expedición. Pero a medida que resuelve los enigmas que rodean el Área X, Control tiene que enfrentar también su propia verdad y la de la agencia que dirige. Y la consecuencia de todo ello puede ir mucho más lejos de lo que imagina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *