Archivo de la etiqueta: Mary Shelley

8 consejos para la vida que aprendimos de los libros

Todos necesitamos recibir un consejo de vez en cuando. Algunos lo pedimos a nuestros padres, amigos o pareja; y algunos otros los recibimos, sin pedirlo, de los libros que leemos. Estos últimos, por supuesto, son consejos igual de valiosos, pues vienen de la fértil mente de esos seres que permanentemente observan y cuestionan la naturaleza humana: los escritores.

Por eso, aquí te dejamos una lista de 8 consejos para la vida que aprendimos de nuestros libros favoritos.

1. “Gasta tu dinero en las cosas que el dinero puede comprar, sin importar las pérdidas o las ganancias. Guarda tus energías para las cosas que el dinero no puede comprar” (Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Haruki Murakami).

cronica-del-pajaro-que-da-cuerda-al-mundo

2. “He aquí mi secreto. Es muy simple: Sólo con el corazón es posible ver correctamente; las cosas esenciales son invisibles a los ojos” (El Principito, Antoine de Saint-Exupéry).

EL-Principito-PORTADA

3. “No importa. Inténtalo de nuevo. Fracasa otra vez. Fracasa Mejor” (Rumbo a peor, Samuel Beckett).

rumbo a peor portada

4. “Sé un hombre, o más que un hombre. Mantente firme en tus propósitos, sólido como una roca. El hielo no está hecho de la misma materia que tu corazón; el hielo muta y no te vencerá si así tu lo decides” (Frankenstein, Mary Shelley).

frankenstein portada

5. “El hombre tonto no se considera sabio, pero el sabio, con frecuencia, se considera a sí mismo un tonto” (Como gustéis, William Shakespeare).

como gusteis portada

6. “Las cosas nunca ocurren de la manera en que deberían ocurrir, pero ¿qué podemos hacer? Debemos tomar la vida como viene y sacar lo mejor de ella” (Vida de Pi, Yann Martel).

portada-Vida-de-Pi

7. “Nunca te burles de los dragones” (El Hobbit, J. R. R. Tolkien).

el hobbit portada

8. “No sientas pena por ti mismo. Sólo los idiotas hacen eso” (Tokio Blues, Haruki Murakami).

tokio blues portada

 

¿Qué opinas? ¿Sabes de más consejos para la vida que podamos leer en los libros?

¡Comenta!

16 collares inspirados en escritores famosos

La parafernalia alrededor de los libros y sus autores es muy rica y diversa. Desde los separadores temáticos hasta los tatuajes inspirados en los libros que leímos en la infancia, a todos nos gusta llevar con nosotros un recuerdo que nos transporte a nuestras lecturas favoritas.

Este día, pensando en los amantes de los libros y la moda, les traemos una serie de 16 collares inspirados en escritores famosos.

Chécalos y dinos cuál te gusta.

J. R. R. Tolkien

J. R. R. Tolkien

T. S. Eliot

T. S. Eliot

Emily Dickinson

Emily Dickinson

Oscar Wilde

Oscar Wilde

F. Scott Fitzgerald

F. Scott Fitzgerald

Mary Shelley

Mary Shelley

Jane Austen

Jane Austen

Victor Hugo

Victor Hugo

Virginia Woolf

Virginia Woolf

Charlotte Bronte

Charlotte Bronte

Ernest Hemingway

Ernest Hemingway

C. S. Lewis

C. S. Lewis

Stephen Chbosky

Stephen Chbosky

William Shakespeare

William Shakespeare

Lewis Carroll

Lewis Carroll

Frances Hodgson

Frances Hodgson

Para comprar estos collares, puedes entrar aquí.

10 Parejas de escritores que pasaron a la historia (Parte 1)

Así como, por diferentes y muy particulares coincidencias, todos hemos dicho en algún momento de nuestras vidas que el mundo es muy pequeño, también el mundo de la literatura es bastante reducido. Tanto, que los mismos escritores acaban emparejándose entre ellos. Desde Mary Shelley y Percy Bysshe Shelley hasta David Foster Wallace y Mary Karr, siempre han existido las parejas literarias.

A continuación te presentamos la primera parte de 10 parejas de escritores que, si bien no son las únicas, sí son algunas de las más interesantes y curiosas que nos encontramos.

Octavio Paz y Elena Garro

1. Octavio Paz y Elena Garro. Dos de los intelectuales mexicanos más reconocidos del siglo XX, contrajeron nupcias en 1937 y se divorciaron en 1959. Ambos jóvenes, bellos e inteligentes, formaron una de las parejas más populares del medio artístico. Juntos, viajaron por España y convivieron con figuras de la talla de Pablo Neruda, César Vallejo y Silvestre Revueltas. Sobre su relación, se dice que ambos tenían personalidades tan fuertes que su intransigencia los llevó a la ruptura. Después de su divorcio, Garro escribió la mayor parte de su obra, incluída la imprescindible novela Los recuerdos del Povenir (1963). Ya separada de Paz, tuvo amoríos con el escritor argentino Adolfo Bioy Casares, pero no volvió a casarse. No así Octavio Paz, quien contrajo nupcias por segunda ocasión en 1966 con la francesa Marie José Tramini.

Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo

2. Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Una de las parejas más escandalosas del mundo literario, ella 11 años mayor que él, se conocieron cierto día en casa de una hermana de ella. Formalizaron como pareja cuando Bioy y Borges la convencieron de abandonar sus estudios para dedicarse de lleno a la escritura. Su turbulenta relación incluyó amoríos de Bioy con una sobrina de Ocampo, y un romance de ella con la poeta Alejandra Pizarnik. Juntos escribieron la novela Los que aman, odian, título fundamental para entender su relación. Cuando Silvina Ocampo estaba en su lecho de muerte, Bioy Casares contrató una enfermera para cuidarla, hecho que ella jamás le perdonó.

Percy Bysshe y Mary Shelley

3. Percy Bysshe Shelley y Mary Shelley. Esta pareja se caracterizó por estar rodeada de tragedias. Él, poeta e hijo de un acaudalado empresario, y ella, hija de un exitoso escritor progresista, se conocieron y enamoraron cuando Byshhe estaba casado con su primera esposa, misma que se suicidó cuando se enteró del romance que ambos dos sostenían. Una vez libres, Bysshe y Shelley se fueron a vivir a Europa, en donde conocieron a Lord Byron y en cuya mansión se gestó la primera idea para que, años más tarde, Shelley escribiera su legendaria novela Frankenstein. Bysshe murió ahogado cuando Shelley tenía apenas 24 años y, a partir de entonces, ella se encargó de publicar y resguardar su obra, en la que destacan Prometeo Liberado y Adonaïs. De los cinco hijos que tuvieron, sólo uno llegó a la edad adulta. Bajo el cuidado de su suegro, Shelley murió a la edad de 53 años.

Henry Miller y Anais Nin

4. Henry Miller y Anaïs Nin. Si pensábamos que la pareja formada por Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo era polémica, no hay palabras para describir la relación de  Henry Miller con Anaïs Nin. Ambos escritores con una vena erótica indiscutible (la de ella, producto de una relación incestuosa con su padre; la de él, derivada de su gusto por la vida bohemia), se conocieron en 1931 en la casa de ella. Profundamente atraídos el uno por el otro, se volvieron amantes aunque a pesar de estar casados con otras personas. Al poco tiempo la esposa de Henry, June Mansfield, conoció a Nin y también se enamoró de ella, formando los tres un apasionado triángulo amoroso que llegó, incluso, a las pantallas del cine (Henry y June, Philip Kaufman, 1990; basado en la novela biográfica de Anaïs Nin). A pesar de la insistencia de Miller, Nin nunca abandonó a su marido y, a cambio, fue la mecenas de su amante durante muchos años, apoyándolo en la publicación de Trópico de Cáncer, una de sus obras más conocidas. De Nin, además de su novela Henry y June, quedan sus polémicos y eróticos Diarios.

FOPSTER-WALLACE-MARY-KENNER

5. David Foster Wallace y Mary Karr. Se conocieron en una reunión de AA (Alcohólicos Anónimos) y él se tatuó el nombre de ella en el brazo antes de siquiera darle un beso. Sobre su relación, Karr ha dicho que ambos se ayudaron a mantenerse con vida en uno de los periodos más complicados de sus vidas, aunque Foster Wallace tuvo tres intentos de suicidio mientras estuvieron juntos. Debido a su truculenta relación (demasiado complicada a causa de la depresión y fuerte adicción a los medicamentos que sufrían ambos) decidieron separarse. Estuvieron en contacto durante los últimos seis meses de vida de Foster Wallace, quien finalmente logró suicidarse en 2008. De él quedaron obras como La broma infinita y El rey pálido. Karr, por su parte, sigue publicando. Lit es su última novela hasta la fecha.

¿A qué parejas te gustaría que publicáramos en la segunda parte de esta lista? ¡Comenta!