La nación balón: sobre Fernando Savater, Lionel Messi y la lectura

Cierto día alguien osado preguntó a Leo Messi por sus preferencias literarias y el pequeño gran hombre repuso: «Una vez quise leer un libro y a la mitad no pude más». Le comprendo perfectamente, a mi me pasó lo mismo cuando intenté ver en televisión un partido de fútbol. Ni su confesión deroga la lectura ni desde luego la mía el futbol. Cuanto nos subleva contra la muerte y sus rutinas merece aprecio. Cuando su prosaico amigo comerciante preguntó a Stendhal para qué servía la cúpula de San Pedro del Vaticano que tanto acababa de encomiarle, el escritor repuso: «sirve para conmover el corazón humano». Ese objetivo siempre debe ser tenido por noble aunque, como los humanos somos afortunadamente distintos, nuestros corazones tengan diferentes preferencias emocionales…

Pero sin duda lo que establece cierta superioridad de la lectura sobre otras aficiones es que nos permite disfrutar virtualmente con lo que en la práctica nos aburre. Por ejemplo, yo lo paso muy bien leyendo lo que cuentan de la emoción futbolísticas buenos escritores, como Javier Marías, Juan Villoro o el genial y divertidísimo rosarino Roberto Fontanarrosa. 

Extracto de Figuraciones mías, un libro de Fernando Savater sobre el gozo de leer y el riesgo de pensar.

figuraciones mías fernando savater

Figuraciones mías, de Fernando Savater, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Ariel de Paidós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *