A. S. King cuenta de dónde surgió la idea para escribir ‘Reality Boy’

En 2004, luego de pasarse una década criando pollos y enseñando a leer a los adultos de una lejana comunidad rural de Irlanda, A. S. King y su esposo, Topher, regresaron a su natal Pennsylvania.

Allí rentaron una casa que tenía, por lo menos, una ventaja sobre su vivienda irlandesa: televisión por cable.

A.S.-King

King recuerda: No había visto la televisión en por lo menos 15 años (ni noticias ni nada), así que cuando descubrimos que teníamos televisión por cable, pensamos: “veamos cómo se entretiene la gente hoy”, y lo que vi me dejó estupefacta. Era algo totalmente diferente a lo que yo recordaba. Incluso los noticieros dejaron de ser noticieros y se convirtieron en entretenimiento con un toque de noticias.

Se trataba del momento en que shows como American Idol y Survivor se echaban al bolsillo la atención de millones de televidentes alrededor del mundo.

Cuando el siguiente recibo del cable llegó a casa, King estaba tan desilusionada con lo que vio que decidió no pagarlo y cancelar el servicio.

Un año después, sin embargo, se enteró de que estaban grabando un nuevo reality show, llamado Jon & Kate Plus 8, muy cerca de su casa.

No podías evitar saber de ellos si vivías por aquí, y lo que leía al respecto en Internet era muy triste, afirma King. Una cosa es que tú, como adulto, quieras protagonizar un reality show, y otra muy distinta es que filmes la vida de unos niños sin su consentimiento, y que aparte los conviertas en el entretenimiento de un montón de personas.

Fue así como A. S. King tuvo la idea para crear al personaje de Gerald, el protagonista de su nueva novela Reality Boy (Destino, 2014) un chico de 18 años que pasó su infancia en un reality y que, estando a punto de convertirse en adulto, deberá enfrentarse a los traumas que le quedaron de aquella desagradable experiencia.

Checa el booktrailer.

Reality Boy, de A. S. King, ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Destino.

reality-boy portada

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *