Un manual de habilidades sociales para prosperar

Nuestra capacidad para inventar y transformar se dispara cuando nos juntamos para pensar colectivamente. Por ello, mejor cuantos más somos. Nuestra fuerza, para bien y para mal, está en la socidad que hemos creado, que funciona «como un solo hombre» o «como una sola mujer».

Por ello somos una especie eminentemente social y, por tanto, interdependiente. Desde que nacemos, los humanos hemos intuido que depender de los demás puede ser una fuente no sólo de protección, sino de creatividad, y este convencimiento lo han expresado a lo largo de los siglos innumerables poetas, escritores, científicos, políticos… Martin Luther King, por ejemplo, describía así la interrelación humana:

«En verdad el asunto se reduce a esto: toda la vida está interrelacionada. Cada uno de nosotros está atrapado en una red ineludible de reciprocidad, atado por un hilo del destino. Lo que afecta a un individuo de forma directa, nos afecta a todos de forma indirecta. Estamos hechos para vivir juntos debido a la estructura interrelacionada de la realidad. ¿Te has parado alguna vez a pensar que no puedes irte a trabajar por la mañana sin algún tipo de dependencia de buena parte del mundo? Te levantas de la cama, vas al baño y coges una esponja, que ha llegado hasta ti gracias a un isleño del Pacífico. Coges una pastilla de jabón, y ésta te ha llegado gracias a un francés. Y luego vas a la cocina para tomarte tu café de la mañana, y eso es posible gracias a un sudamericano. Tal vez desees té: éste llega a tu casa gracias a un chino. O tal vez prefieras cacao para el desayuno, y eso es posible gracias a un africano… y antes de terminar con tu desayuno habrás dependido de casi la mitad del mundo. Esta es la forma en que nuestro universo está estructurado, este es el tipo de relación recíproca. No vamos a tener paz en la tierra hasta que reconozcamos este hecho básico que es la estructira interrelacionada de toda nuestra realidad».

Somos interdependientes, y eso se refleja en todo lo que nos rodea: no sólo en lo que consumimos, producimos o inventamos, sino también en cómo vivimos, es decir, en nuestras estructuras sociales.

Extracto de El mundo en tus manos, de Elsa Punset.

elsa punset el mundo en tus manos

El mundo en tus manos, de Elsa Punset, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *