Archivo de la etiqueta: novela erótica

Ediciones Corín Tellado: la Gran Dama de la novela romántica

El 14 de febrero de 2017, Grupo Planeta lanzó su nuevo sello Ediciones Corín Tellado en España. 

Con una publicación inicial de más de 600 obras de la autora española de sentimientos por excelencia, Ediciones Corín Tellado pretende dar la oportunidad a los lectores de redescubrir su voz y valioso legado.

Además, durante 2017 verán la luz 100 obras publicadas sólo en papel y que rescataremos en una versión digital para los lectores de todo el mundo.

Corín Tellado es la autora más vendida en la lengua española, con 4000 títulos publicados a lo largo de una carrera literaria de más de 56 años. Ha sido traducida a 27 idiomas y se considera la madre de la novela romántica o de sentimientos, como le gustaba decir a la propia autora sobre su obra. Además, bajo el seudónimo de Ada Miller, también publicó variar novelas eróticas.

Corín Tellado hace de lo cotidiano una gran aventura en busca del amor, envuelve a sus protagonistas en situaciones de celos, temor y amistad, y consigue que vivan los mismos conflictos que sus lectores.

Conoce toda su bibliografía y más sobre la autora en> https://www.planetadelibros.com/autor/corin-tellado/000047212

365 días de sexo y… ¿amor?

La novela erótica del verano contada con pasión entre sábanas de lujo y glamour

Mia es una joven, como todas, con sueños y proyectos. Un día debe tomar una decisión que cambiará su rutina diaria. Convertirse en una escort, es decir una acompañante de lujo, para saldar la deuda de juego de su padre. Un millón de dólares. La condición: nunca comprometer su corazón. Enamorarse está prohibido.

“Calendar girl”, publicado en el sello Planeta por la autora Audrey Carlan, es un libro con una historia que inició como una serie de entregas mensuales en internet. Tras su éxito digital, pasó al mundo impreso y cautivó por su romanticismo.

Con un formato diferente, el lector podrá disfrutar de esta historia que se cuenta por meses. Cada ejemplar narra 90 días que va viviendo Mia en el mundo escort, recorriendo diferentes ciudades de Estados Unidos con un cliente en cada lugar. A las costumbres y gustos de cada uno, Mia debe acceder siempre con una sonrisa.

100 mil dólares es la meta mensual para llegar al objetivo y salvar no sólo la vida de su padre, sino la de su hermana y la de ella misma. La tetralogía “Calendar girl” ha vendido más de dos millones de ejemplares en E.U, se traducirá en más de 20 idiomas y pronto será serie de televisión.

Booktráiler “Calendar Girl”:

portada_calendar-girl-1_audrey-carlan_201605240001

portada_calendar-girl-1_audrey-carlan_201605240001.jpg

Primera entrega de la serie que se ha convertido en un fenómeno mundial

‘La última noche que pasé contigo’, una novela erótica de Mayra Montero

-No se ha muerto. -Hizo una pausa-. Se ha casado, que, si vamos a ver, es peor.

Celia se echó a reír, se le estremecieron los pechos desnudos y tuvo un último gesto maternal, puso su mano entre mis piernas, me buscó con los dedos y me aplicó una caricia circular, desprovista ya de todo deseo, una caricia agradecida y blanda, como el lengüetazo fiel de un animal. Luego se enroscó sobre mi cuerpo, como era su costumbre, y se quedó dormida. Hacía muchos años que no dormíamos desnudos y me intimidó el contacto con su sexo, abierto y plácido, que se adhirió con un dulcísimo chasquido sobre mi muslo izquierdo. Unos minutos antes habíamos hecho el amor, tal como se hace luego de veinticinco años de matrimonio, es decir, como se hacen unas maletas. Celia estaba algo bebida, era nuestra primera noche en el barco, bailamos un bolero y llegó a susurrar una frase que me dolió más que ninguna: “Al fin solos”. Pensé entonces en Elena, pensé en el sueño que había tenido la misma noche de su boda, y cerré los ojos. Apreté a Celia y ella frotó su vientre contra el mío, envalentonada por la penumbra y por la actitud de las demás parejas, más o menos de nuestra misma edad, que a su vez se envalentonaban mirándonos a nosotros. Luego me lamió la oreja y volvió a repetir la frase. Al fin estábamos solos, era verdad, después de casi veintitrés años durante los cuales Elena había sido el eje de nuestras vidas, en inviernos y vacaciones, en primaveras y aniversarios. Elena creciendo, volviéndose bonita, más alta que Celia, mucho más fina, infinitamente más coqueta. Nuestra hija Elena. 

Extracto de La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero.

la última noche que pasé contigo

SINOPSIS: Celia y Fernando deciden emprender un crucero por el Caribe en un intento de recobrar una intimidad diezmada por la rutina matrimonial. El viaje por las islas se inicia al ritmo dulzón de los boleros. Y, poco a poco, el lector va remontándose en el pasado aparentemente anodino y recatado de los protagonistas, hasta llegar a esa otra vida, infinitamente más rica y sugerente, donde las parejas suelen agazapar apasionados secretos inconfesables, y sobre todo inconfesados.

La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets.

146909_la-ultima-noche-que-pase-contigo_9788483838358.jpg
Mayra Montero

El despertar de pasiones y deseos que se creían olvidados en un escenario de ensueño.

‘Rojo carmesí’, una novela sobre el amor, el sexo y las pasiones prohibidas

La mujer cuando gime hace una voz distinta. No se la oye en el supermercado, en las tareas de la casa, en las conversaciones amigas, en la oficina, en el parque tapado de gritos ni en la sobremesa de los días. En una colocación, un jadeo enajenado, un sonido en cadena, un aullido estomacal único. Fuera de su cuerpo nadie le escucha esa voz, sólo su amante lacrado al acostarse entre sus muslos como quien se estira sobre dos asientos de un balcón movedizo. Tal vez la vida de un hombre valga el esfuerzo por la breve recompensa de ver este romper de mares. Ahora, que no se descuide la habilidad de ayudarla a escalar hasta besarle los callos a dios; se trabaja para que devuelva su voz. Uno, en cambio, calla, porque los varones no sabemos entonar un lenguaje sutil. Nuestras gargantas abrazan el éxtasis del mismo grueso modo que gritan un gol delante de un televisor como bárbaras aficionadas. En mi caso de rudimentaria sangre, el placer no reside tanto en mi goce como en el de oírlas a ellas gozar. Es casi inconfesable dicha alegría, indescriptible.

Pero, ¿cuándo, cómo, dónde y de qué manera visitar los enigmas resonantes de una fémina? No hay hembra, por común que se vea, que al ser llenada no cruja su melodía de forma especial, original hasta en el silencio, ni hay la que no atesore alguna belleza. Por el sólo don de poder dar vida, uno las admira y muere por tocarlas. Benditas damas que nos dejan salir de sus entrañas al parirnos, para más tarde permitirnos reingresar por idéntico lugar. Vida y goce nos dan, dos circunstancias en que nos obsequian la luz a través de la usina de sus sexos incandescentes. Son más generosas que nosotros. A todas las adoro y las huelo igual que a un racimo de insurgentes orquídeas que germinan en la palma de mi mano echando raíces en mis dedos y elevando mi lujuria hacia un sol de liquidez. Así es para mí. Ni respirar tendría sentido sin el sueño recurrente de amarlas.

Extracto de Rojo Carmesí, de Carla Baseti.

rojo carmesí portada

Rojo Carmesí, de Carla Baseti, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

Canciones que se llaman como tus libros favoritos: La última noche que pasé contigo

En nuestra divertida sección Canciones que se llaman como tus libros favoritos, hoy les presentamos La última noche que pasé contigo, una novéla erótica de Mayra Montero que lleva casi el mismo título que la canción La última noche, escrita por Bobby Collazo e interpretada, en diferentes versiones, por Edy Gormé, Los Panchos y Luis Miguel.

Escucha la canción y, enseguida, te contamos más del libro.

La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero, cuenta la historia de Celia y Fernando, quienes deciden emprender un crucero por el Caribe en un intento por recobrar una intimidad diezmada por la rutina matrimonial. El viaje por las islas se inicia al ritmo dulzón de los boleros. Y, poco a poco, el lector va remontándose en el pasado aparentemente anodino y recatado de los protagonistas, hasta llegar a esa otra  vida, infinitamente más rica y sugerente, donde las parejas suelen agazapar apasionados secretos inconfesables, y sobre todo inconfesados.

¿Suene como una buena lectura para acompañar con su canción homónima, cierto?

la última noche que pasé contigo

La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets, dentro de la colección erótica La Sonrisa Vertical.

¿Cuál de estas portadas te parece más sexy?

Con frecuencia, escuchamos la frase: nunca juzgues un libro sólo por su portada. Sin embargo, ¿qué harías si tuvieras que elegir tu nueva adquisición sólo por la imagen de su carátula?

Aunque hay muchos factores que podrían intervenir (como los colores o la tipografía), en esta ocasión queremos pedirte que elijas un ejemplar sólo respondiendo a la siguiente pregunta:

¿Cuál de estas portadas de parece más sexy?

1. Mira lo que tengo, de José María Valtueña

Mira lo que tengo portada

2. Vida de un perfecto seductor, de Mariscal De Richelieu

vida de un perfecto seductor

3. Dorada, de David Miklos

dorada

4. La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero

la última noche que pasé contigo

¿Cuál elegiste?

Estos libros forman parte de La Sonrisa Vertical, una colección de novelas y relatos eróticos que busca dar a este género la atención y admiración que merece.

Y aunque arriba dijimos que debías elegir uno de estos libros sólo por su portada, aquí te dejamos una breve sinopsis de cada uno de ellos, para que, ya en la librería, escojas el que más te guste.

1. Mira lo que tengo, de José María Valtueña: Semanas antes de cumplir 19 años, Alicia, hija única de un matrimonio acomodado y primera bailarina de una compañía de ballet, sufre un pequeño accidente. Obligada a permanecer en casa, siente el irrefrenable impulso  de escribir en su ordenador  sus primeras e inocentes experiencias eróticas.

2. Vida de un perfecto seductor, de Mariscal De Richelieu: Astuto seductor, y sobrino nieto del célebre cardenal de Richelieu, el mariscal de Richelieu cortejó a lo largo de su prolongada vida a innumerables mujeres valiéndose de las estratagemas más rocambolescas. Descarado, inasequible al desaliento, las dificultades espoleaban su búsqueda incansable del placer. Las mujeres, a su vez, se disputaban su corazón y se batían incluso en duelo con pistola por él, por lo que su fama de conquistador traspasó fronteras.

3. Dorada, de David Miklos: En Dorada no hay amor ni ternura entre un hombre y una mujer sino sexo duro y descarnado, con el fin utilitario de fornicar, dar placer y, principalmente, concebir; un motor del caos y de la prosperidad, de la debacle y del renacimiento. Dorada es una mujer preciosa, perfecta. Dorada es un deseo. Dorada es una ciudad inhóspita y moderna dominada por las experiencias sexuales que las mujeres ofrecen sin pudor, en las que el delirio se convierte en un anhelo carnal y terreno.

4. La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero: Celia y Fernando deciden emprender un crucero por el Caribe: es el modesto intento de recobrar una intimidad diezmada desde tiempo atrás por la rutina matrimonial. El viaje por las islas del ensueño, que ocultan no obstante extraños misterios, se inicia, como todos los cruceros, al ritmo dulzón de los boleros. Poco a poco, el lector remonta el pasado aparentemente anodino y recatado de la pareja, al filo de sus recuerdos, hasta llegar a esa otra vida, infinitamente más rica y sugerente.