Archivo de la etiqueta: los que habitan el abismo

Reseña de ‘Los que habitan el abismo’, una novela policíaca de Diego Petersen Farah

Por Víctor Fernández

¿Qué es el quehacer periodístico? ¿Para qué sirve y quién en su sano juicio lo haría? Esas son las preguntas que día a día miles de comunicadores se hacen a sí mismos. Esas son justamente las preguntas que Diego Petersen Farah intenta responder en su novela Los que habitan el abismo; ese gran salto hacia la ficción que solamente pocos periodistas pueden dar.

Con la crudeza agridulce que solamente puede tener alguien que ama su oficio y lo odia a la vez, Petersen nos narra la historia de Manuel Reza, el subdirector de El Matutino de Guadalajara, quien se ve envuelto en las intrigas de un caso de fraude que implica a la policía, el ejército y el narco. Cuando exhuma al ataúd vacío de la viuda de Lacroix, madre de un amigo personal del subdirector, Manuel queda en medio de una tormenta que se desata cuando chocan la ética periodística y los intereses personales.

Una historia que atrapa al lector y no lo suelta hasta que ésta llega a su sorprendente conclusión. Una historia, sí, para periodistas, pero también para todo aquel que disfrute de una gran novela policiaca.

Dentro de sus páginas y con este gran pretexto que es la narración, Petersen hace una disección del periodismo de oficio en contraposición con el “profesional”. La comparativa lanza una pregunta: ¿Tiene el mismo valor el periodismo que ejerce alguien que lo aprendió en la calle, que el periodismo que se enseña en las aulas? El conflicto que ocurre entre Manuel Reza y Beto Zaragoza es, en gran medida, la respuesta a esta pregunta. Por un lado, un periodista que llegó a los medios con una convicción, esa que a todos los que hemos trabajado informando nos ha llamado alguna vez, la de contribuir a la sociedad manteniéndola al tanto; por el otro, alguien que heredó el oficio. Alguien que, pese a no tener los conocimientos rigurosamente teóricos, puede navegar de forma eficaz ese mar lleno de peligros que es la fuente policial. Un personaje que se enamoró profundamente lo que hace a fuerza de hacerlo. El arte en la era de la técnica.

Una profunda reflexión en torno al papel que desempeña el periodismo en la sociedad, donde el autor pinta con trazos firmes la realidad que aqueja a los medios de hoy en día. Y es que entre recortes de personal, políticas e intrigas alimentadas por conflictos de interés y el sacrificio que implica ejercer esta profesión, Diego Petersen nos regala una radiografía del día a día que ocurre en las redacciones.

Durante seis días, los personajes nos muestran como es que se hace un periódico y nos dejan claro que las páginas del mismo no sólo están impresas con tinta; cada edición lleva sudor, esfuerzo… sangre, inclusive. Miles de historias públicas que salen a la luz a costa de miles más de historias personales que nunca serán contadas. Pequeñas tragedias que solamente están escritas entre líneas y que solamente son visibles para aquellos que realmente ponen atención.

Esta novela es una carta de amor a la profesión más bella e ingrata del mundo, escrita nada más y nada menos que por uno de sus sobrevivientes. Por que al fin y al cabo, el periodista no es otra cosa que un náufrago a la deriva en ese infinito mar de información que llamamos realidad.

Los-que-habitan-el-abismo-portada

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

los-que-habitan-el-abismo_9786070722035.jpg
Diego Petersen
Novela policiaca basada en el estremecedor caso de “La viuda negra”, ocurrido en el occidente de México

Diego Petersen Farah presenta su libro “Los que Habitan en el Abismo” en Guadalajara

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah basada en hechos reales. Cuenta la historia de una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es exhumado y se descubre que su cadáver no está allí.

los que habitan el abismo portada

El autor del libro “Los que habitan el abismo”, Diego Petersen Farah, se presentará en la ciudad de Guadalajara el próximo 26 de septiembre. La cita es en la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla, S. J. en el ITESO de 9 a 11 horas.

Captura de pantalla 2014-09-09 a las 19.05.41

Conoce más de la novela de Petersen en los fragmentos con las fotos de los lugares reales donde ocurre Los que habitan el abismo.

 

EN ESTE MERCADO OCURRE ‘LOS QUE HABITAN EL ABISMO’, LA NOVELA DE DIEGO PETERSEN BASADA EN HECHOS REALES

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah basada en hechos reales. Cuenta la historia de una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es exhumado y se descubre que su cadáver no está allí.

Las fotos que está abajo nos muestran un mercado donde ocurrieron los hechos de esta novela, misma que se encuentra en la lista de los libros más vendidos del momento.

MERCADO-01

Bajó de nuevo a la plaza para comerse un lonche de pierna y una Coca en el puesto de las güeritas dentro del mercado. Le gustaba aquel olor acre que resultaba de la mezcla de lo podrido y lo fresco; eran los mismos puestos, los mismos personajes, los mismos letreros desde que él se acrodaba. Muchas caras le eran familiares, pero no entabló conversación con nadie. Hacía más de diez años que había dejado el pueblo, y aunque volvía con cierta frecuencia, ya no era parte de ese mundo. La de la verdulería, Petra, era abuela de un amigo suyo de la infancia; la de la carnicería fue su compañera de secundaria, la que le sirvió el lonche había sido novia de Juanjo, su mejor amigo. Todos sabían quién era él, todos conocían su historia y la de su madre , todos tenían curiosidad pero nadie preguntaba. Había sido un error ir a Chapala. Se sintió incomodo, se sentía observado, juzgado, acorralado. Se atragantó el lonche, que se bajó a sorbos de Coca; pagó y huyo.

MERCADO-02

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen Farah, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

los que habitan el abismo portada

EN ESTAS CALLES OCURRE ‘LOS QUE HABITAN EL ABISMO’, LA NOVELA DE DIEGO PETERSEN BASADA EN HECHOS REALES

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah basada en hechos reales. Cuenta la historia de una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es exhumado y se descubre que su cadáver no está allí.

Las fotos que están abajo nos muestra dos verdadera calles donde ocurrieron los hechos de esta novela, misma que se encuentra en la lista de los libros más vendidos del momento.

Calle-vertical

Pensó en ir al cementerio pero inmediatamente se arrepintió y mejor caminó hacia el callejón que subía al cerro, en busca de la casa donde había crecido; ahora era una tienda de teléfonos celulares y el viejo corral estaba ya techado para servir de bodega.  Habían derribado todos los árboles, no sólo los del corral sino también los de afuera. El callejón empedrado de su infancia, por el que subían burros y caballos ofreciendo leche, agua y maíz, ahora era una calle pelona, adoquinada sin una sombra y lleva de autos viejos tirados del otro lado.

CALLE-horizontal

Subió por las calles empedradas y llevas de curvas hasta la punta del cerro, al borde de la ceja se veía a la laguna. La casa aún tenía la placa de talavera y letra cursi que rezaba <<Villa Camelia>>, y al lado una gran lámina amarilla de Century 21 que anunciaba For Sale.

Ahora le spresentamos un extracto de la calle Libertad, una avenida que también aparece en la novela.

LIBERTAD-01

Casi por instinto dio la vuelta en la calle Robles Gil y de nuevo en Libertad. Se acordó del café Azteca: era ahí donde debería estar Mike y él, diciendo lo que sentían, hablando de cine y de literatura, de proyectos, de recuerdos, de amigas, novias, alumnas, compartiendo sus miedos, y no uno en la morgue y corriendo como idiota. Le pesaba mucho no haber sido capaz de escuchar a Mike, pero más de no haber tenido nada que decirle en los últimos años.

LIBERTAD-02

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen Farah, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

los que habitan el abismo portada

En este lago ocurre ‘Los que habitan el abismo’, la novela de Diego Petersen basada en hechos reales

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah basada en hechos reales. Cuenta la historia de una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es exhumado y se descubre que su cadáver no está allí.

La foto que vemos abajo es de Chapala, uno de los lugares reales que aparecen en la novela, la cual se encuentra actualmente en las listas de los libros más vendidos del momento.

Chapala-vertical

Desde que comenzó a bajar la cuesta del cerro del Travesaño para llegar a Chapala, Beto Zaragoza ya estaba de buen humor. El lago de Chapala era uno de sus lugares favoritos y que mejores recuerdos le traían; era el paseo preferido de su papá para un domingo, y el suyo también. Después de subir trabajosamente la cuesta de Ixtlahuacán en el viejo Ford que amenazaba con detenerse en cada curva, don Eulalio Zaragoza gritaba: “¡Un peso al primero que vea la laguna!”, y él y sus hermanas gritaban al unísono “¡Yo, yo, yo!”; total, que siempre había un peso para cada quien.Esta vez Beto iba solo, pero en cuanto el lago se apareció frente a él, en su mente comenzó a gritar: “¡Yo, yo, yo!”. Aquella Chapala de los años setenta era para Beto lo mejor que podía existir. Llegaban alrededor de las doce de la mañana, rentaban una sombrilla a don Ramiro en la playa y se pasaba el domingo entero entre el lago y la silla alquilada, comiendo a ratitos y decidiendo cómo gastar el peso entre los manjares que ofrecían los vendedores en el malecón: helados en forma de cohete, de vainilla o limón; churros de harina con chile, mangos pelados ensartados en una vara de madera; dulces de leche. Cuando el viento soplaba fuerte, el oleaje de Chapala era cosa seria. Nadie le creía ahora que ese lago caprichoso que iba y venía, producía entonces olas capaces de arrastrar a un niño de diez años, flaco y chaparro, sí, pero de más de treinta kilos.

CRUZ-ROJA-01

Antes de ir a buscar su encargo principal, el doctor Parra, Beto decidió pasar por la Cruz Roja para visitar a Rosendo Juárez, el ministerio público de Chapala, en busca de alguna nota que le pudiera salvar el día. La Cruz Roja de Chapala era un edificio viejo e insalubre que olía a humedad y a falta de higiene. Era una mañana tranquila, no había paciente alguno en ese momento en urgencias y Rosendo, el médico de turno, la enfermera y el chofer de la ambulancia estaban tomando el tercer café de la mañana en una mesa en el minipatio al fondo de la delegación.

-¡Pásale, reporterito de tercera! -se oyó el grito de Rosendo.

-Si se cansan me dice, pa ayudarlos -bromeó Beto.

-Ya sabes que aquí la chamba fuerte es el fin de semana, cuando hay muchos ahogados: algunos se ahogan y luego se meten al agua, otros se ahogan y luego chocan, pero siempre ahogados. ¿Qué haces tú en miércoles en Chapala?

-Vengo a ver un asunto de la Viuda Negra, pero primero quise pasar a saludarte y ver el parte de novedades.

los que habitan el abismo portada

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

En esta morgue ocurre ‘Los que habitan el abismo’, la novela de Diego Petersen basada en hechos reales

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah basada en hechos reales. Cuenta la historia de una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es exhumado y se descubre que su cadáver no está allí.

La foto que está abajo nos muestra la verdadera morgue donde ocurrieron los hechos de esta novela, misma que se encuentra en la lista de los libros más vendidos del momento.

SEMEFO-01

El cadáver seguía ahí, como debía, en la cajuela del coche donde lo había dejado. Se sintió ridículo verificando  que el muerto no se hubiera movido del lugar, pero el impulso de comprobar que efectivamente estuviera ahí fue superior a sus fuerzas. “Un cadáver sin cabeza no puede pensar y una cabeza sin lengua no puede gritar”, pensó Beto mientras cerraba la cajuela. Era casi medianoche, había sido un día eterno y todavía tenía que ir a entregar el cuerpo a la morgue. Sin embargo estaba satisfecho, había sido un día productivo; sabía que las fotos que traía del muerto de Ahualulco valían la pena y que el caso de la Viuda Negra iba a dar para mucho.

LA-DOLOROSA-02

Llegó al Semefo con las campanadas del reloj de El Retiro. Era una noche tranquila y había un silencio sepulcral. El olor le trajo recuerdos de su padre: la morgue huele a una extraña mezcla entre hospital y carnicería. No era raro pues a fin de cuentas eso era, la última etapa de un proceso hospitalario y la primera del rastro humano; el espacio intermedio entre la muerte médica y la carroña burocrática. El Servicio Médico Forense, Semefo era su nombre de batalla, estaba justo entre el Hospital Civil y el Panteón de Belén; la barda amarilla, que se caía a chachos como si tuviera lepra, corría desde la calle Hospital hasta la puerta de un falso estilo gótico del viejo cementerio. De hecho la morgue era parte del edificio del hospital pero los policías judiciales se encargaban de darle al ambiente un toque distinto, hosco, seco, sucio. La primera vez que entró a la morgue lo hizo de la mano de su padre, a los nueve años de edad: la enorme pintura de la Virgen Dolorosa de la entrada había logrado infundirle miedo, tanto, que los cadáveres le resultaron mucho menos grotescos. Desde entonces aquel recinto, que tantos horrores provocaba en el común de los mortales, para Beto era parte de su vida. Reconocía el olor, y no es que le gustara, pero le traía buenos recuerdos.

LA-DOLOROSA-01

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen Farah, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

los que habitan el abismo portada

Los 10 libros más vendidos del momento

Las listas de los libros más vendidos sirven como un termómetro eficaz y democrático para saber cuáles son los títulos que más han conectado con los lectores de un país.

En esta ocasión, les compartimos una lista de los 10 libros de Editorial Planeta que más se están vendiendo en México, en este justo momento.

Esperamos que esta lista sirva de guía para todas aquellas personas que están buscando qué leer.

1. En media hora… la muerte, de Francisco Martín Moreno

en media hora la muerte

SINOPSIS: A partir de la revelación de un desconcertante secreto de familia comienza un viaje al pasado que llevará al lector por las calles soleadas de Madrid y Valencia a la dureza del exilio en Francia, las
atrocidades de las cárceles franquistas y los campos de concentración
alemanes; del Berlín con ecos de la Belle Époque al exotismo de Casablanca, en Marruecos, y luego al México en ebullición de los años
cuarenta. En media hora… la muerte es una saga familiar que retrata los detalles más escabrosos de una época tormentosa. En este recorrido a través del tiempo, el autor describe por primera vez los sucesos que orillaron a sus padres y abuelos, todos europeos, a abandonar contra su voluntad sus países de origen, en un mundo sacudido dramáticamente por doce años de guerras que cambiaron para siempre el rosto de Europa y el destino del mundo.

2. Inferno, de Dan Brown

infierno portada

SINOPSIS: En sus bestsellers internacionales El código Da Vinci, Ángeles y demonios y El símbolo perdido, Dan Brown aunó con maestría historia, arte, códigos y símbolos. En su fascinante nuevo thriller, Inferno, Brown recupera su esencia con su novela más ambiciosa hasta la fecha. En el corazón de Italia, el catedrático de Simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la Literatura más imperecederas y misteriosas de la Historia: el Infierno de Dante. Con este telón de fondo, Langdon se enfrenta a un adversario escalofriante y lidia con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista. Apoyándose en el oscuro poema épico de Dante, Langdon, en una carrera contrarreloj, busca respuestas y personas de confianza antes de que el mundo cambie irrevocablemente.

3. El dios de Darwin, de Sabina Berman

el dios de darwin portada

SINOPSIS: Karen Nieto es distinta a la mayoría de los «mamíferos habladores». Contrató a la única persona con la que trabaja y convive porque no compartía con ella ningún idioma. Pero al mismo tiempo esta sensibilidad tan particular la ha convertido en una bióloga marina de fama mundial. Mientras nada en medio del océano rodeada por sus queridos atunes, Karen recibe una petición de ayuda de la Interpol. Un compañero de la universidad ha desaparecido y, al parecer, ella fue la destinataria de su última llamada de socorro.  Karen consigue descifrar el mensaje de su amigo y dirige sus pasos hacia el Archivo Darwin, en la abadía de Westminster, donde descubre que un texto póstumo del autor de El origen de las especies ha desencadenado una fascinante intriga. En caso de ser auténtico, ese documento revelaría los últimos asombrosos hallazgos de Darwin, y ahora la ciencia y la religión volverían a ir de la mano.

4. El Nazi y el psiquiatra, de Jack El-Hai

el nazi y el psiquiatra portada 2

SINONIMO: Veintidós criminales de guerra nazis se encuentran presos en espera de enfrentar el Juicio de Núremberg a fines de 1945. Entre ellos está el sustituto del Führer, Rudolf Hess, Alfred Rosenberg, filósofo del nazismo y el más astuto y dominante de todos, el mariscal del Reich y jefe de la Luftwaffe, Hermann Göring.
Para asegurarse de que los cautivos están mentalmente sanos y preparados para enfrentar el juicio, el Ejército de Estados Unidos envía a Douglas M. Kelly, joven y ambicioso psiquiatra militar, quien se propone aprovechar la oportunidad profesional de su vida: descubrir en estos prisioneros el rasgo psicológico que marcaría su diferencia del resto de la humanidad. Así da comienzo una intensa relación entre el psiquiatra y sus pacientes, y de manera muy especial con Göring. Kelley descubre que el mal tiene sus encantos.

5. Las recetas de Sascha Fitness, de Sascha Barbosa

las recetas de sascha fitness portada

SINOPSIS: Miles de seguidores en las redes sociales Twitter e Instagram las han probado y cada día piden más. Editorial Planeta lo ha hecho realidad: las recetas de @SaschaFitness llegan en formato libro para el público general. Si la disciplina de comer saludablemente llegara a desgastar las ideas y la creatividad, Sascha Barboza entrenadora personal de fitness ganadora del National Physique Committe 2013 ofrece soluciones saludables, prácticas y deliciosas. Este libro recopila las opciones más exitosas que circulan en las redes y algunas nuevas propuestas. El lector no solo encontrará recetas para desayunos, meriendas, platos fuertes y postres, sino también información sobre las propiedades de los alimentos y el funcionamiento de nuestro cuerpo. ¿Somos lo que comemos? Entonces no lo dejemos a la improvisación. Toma lápiz y papel, y diseña tu menú.

6. Nada, de Janne Teller

nada-janne-teller

SINOPSIS: Pierre Anthon deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa. Tanto desmoraliza a sus compañeros, que deciden reunir objetos esenciales con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quienes somos. En su reto arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde.

7. Reality Boy, de A. S. King

reality-boy-portada

SINOPSIS: Gerald tuvo una infancia muy peculiar. Cuando apenas tenía cinco años, su madre permitió que una televisora hiciera de su vida familiar un reality show. Con su turbulenta vida expuesta en la pantalla, Gerald crece con el estigma de estar loco, de ser violento, peligroso. Un tipo antisocial que debe reprimir cualquier deseo. Porque los deseos generan frustración, y la frustración desata lo peor de él. A nadie le importa que Gerald haya aprendido a controlarse; solo esperan que pierda la cabeza. Y él empieza a creer que está a punto de perderla. Todo cambia cuando encuentra a una chica que está justo en su misma frecuencia. Se conocen y se atraen, pero Gerald teme por todo. Paulatinamente, repara en la gran paradoja de su vida: el mundo lo conoció a través de un reality, pero el chico que vieron no es él en realidad. Gerald no es quien sus padres, sus hermanas, sus compañeros, ni su coach creen que es. Y francamente, él tampoco sabe quién es, pero eso mismo le brinda una gran oportunidad.

8. Prohibido entrar sin pantalones, de Juan Bonilla

prohibido entrar sin pantalones portada 2

SINOPSIS: Nueva York, Berlín, París, Moscú, San Petersburgo y México son algunos de los escenarios de esta apasionante novela que se adentra en la vida del poeta vanguardista ruso Vladimir Maiakovski. Un hombre extremo, arrogante, un narcisista que no soportaba que no lo quisieran, un soñador que creía en el futuro y que vivió con una intensidad desbordante su relación amorosa con Lily Brik, permitida y alentada por su marido Osip, en uno de los triángulos más famosos de la literatura mundial. Contagiado por la personalidad de su protagonista, éste es un libro provocador, radical, regido por la invención y la libertad, en el que Juan Bonilla desafía las normas establecidas y juega con las metáforas incendiarias, las ganas de juerga y de bronca a través de una prosa nítida y enérgica. Una arrolladora fuerza narrativa de la que surge poderoso el enorme carisma de ese genio de la vanguardia rusa.

9. Los que habitan el abismo, de Diego Petersen

los que habitan el abismo portada

SINOPSIS: Manuel Reza, subdirector del periódico El Matutino, tiene en las manos la primicia de una nota escandalosa que puede dar para un rato de notoriedad frente a la competencia: durante una investigación por fraude a una aseguradora se descubre que el ataúd de Camelia Padilla, viuda de Lacroix, sólo contiene piedras, palos y una chamarra (propiedad de su hijo Mike, amigo de Manuel).  Ayudado por Beto Zaragoza, uno de los reporteros de policía más memorables de la novela negra contemporánea, y con los certeros contrapuntos de Eduardo, psicoanalista marginal y agudo crítico de los medios, Manuel perseguirá la verdad sobre la viuda. Entre los incontables secretos que esconde a plena luz la vida cotidiana, se topará con una red de complicidades entre autoridades policiacas y militares con el narcotráfico, sin percatarse de que el pasado es un perseguidor implacable y que siempre encuentra la forma de cobrar sus cuentas.

10. El Don, de Mai Jia

el-don portada

SINOPSIS: Rong Jinzhen es un chico fuera de lo común: educado por un extranjero en la China de los años veinte, vive una infancia solitaria, sumergido en su propio mundo. Pero pronto desarrolla un don que lo hace extraordinario. Rong puede ver lo que nadie más ve, sus conocimientos van más allá de lo que una persona corriente puede entender. Convertido en un genio de las matemáticas conocido en todo el país, Rong es obligado a abandonar su carrera académica cuando es reclutado por el departamento de criptografía del servicio secreto chino. Atrapado en las grietas de un sistema terrorífico, se convertirá en el mayor descifrador de códigos del país, pero deberá enfrentarse a un reto que nadie ha podido superar hasta el momento, poniendo a prueba los límites de la razón y la cordura. ¿Dónde acaba la genialidad y empieza la locura?

¿Cuántos de estos libros has leído?

6 libros de menos de 200 páginas que no te puedes perder

Las razones para leer un libro de 200 páginas o menos son muchas y no tienen nada que ver con que no podamos leer volúmenes más extensos. En muchas ocasiones, esto tiene que ver con que no tenemos tanto tiempo para leer y lo hacemos en el transporte público, durante un descanso en nuestro trabajo, en algún parque o en cualquier otro lugar que implique estar fuera de nuestra casa y tener que transportar un libro con nosotros. ¿Y a quién le gusta cargar un libro de un kilo o más en su bolsa o mochila durante todo el día?

Por eso, a continuación te compartimos 6 libros de menos de 200 páginas que te asegurarán una muy interesante lectura en donde quiera que estés.

1. Desde mi muro, de Benito Taibo

Desde mi muro portada

SINOPSIS: Un perro aficionado a comerse la tarea de matemáticas, el accidental asesinato de un hada, un niño a quien hay que sacarle el chamuco, la imposibilidad de evitar la depresión dominical vespertina, un aventurero antropólogo que cruza el Atlántico en una balsa de papiro, escritores y libros que son capaces de iluminar el universo entero; todo ello y más, reunido en Desde mi muro, la recopilación de algunos de los mejores “cuentitos” y anécdotas publicados por Benito Taibo en su muro, donde lo cotidiano puede resultar, sin duda, extraordinario.

2. Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez

cronica de una muerte anunciada portada

SINOPSIS: Basada en un suceso real, la reconstrucción literaria, laberíntica y polifónica del ineluctable y brutal asesinato de un hombre en una remota población fluvial caribeña significa la apuesta más arriesgada de Gabriel García Márquez hacia una novela total. Microcosmos trágico, explora el ancestral atavismo de la virgen en la cultura hispánica, donde se entretejen las ideas de la moral pública, el honor familiar y la conciencia de clase, al tiempo que elabora una magistral vuelta de tuerca sobre el indisoluble vínculo entre el amor y la muerte, lo que, junto con el resto de su obra, le valdría a “Gabo” recibir el Premio Nobel al año siguiente de su publicación.

3. 16 retratos excéntricos, de Felipe Restrepo Pombo

16 retratos excentricos

SINOPSIS: Directores de cine, políticos, actores, músicos, editores, periodistas, escritores, artistas plásticos, fotógrafos y chefs. Todos de diferentes nacionalidades, con trayectorias distintas pero con características en común: son excéntricos, famosos y muy difíciles de alcanzar. Con notable oficio periodístico, Felipe Restrepo Pombo cruza la frontera de lo privado y se adentra en la vida de 16 personajes clave para entender la gastronomía, la literatura, el cine, la política, el arte y, en pocas palabras, la cultura contemporánea. Gael García y Diego Luna, Tim Burton, Carla Bruni, Michel Houellebecq, Ferran Adriá, Spencer Tunick, Clint Eastwood y Alejandro González Iñárritu son algunos de sus entrevistados.

4. Los que habitan el abismo, de Diego Petersen Farah

los que habitan el abismo

SINOPSIS: Manuel Reza, subdirector del periódico El Matutino, tiene en las manos la primicia de una nota escandalosa que puede dar para un rato de notoriedad frente a la competencia: durante una investigación por fraude a una aseguradora se descubre que el ataúd de Camelia Padilla, viuda de Lacroix, sólo contiene piedras, palos y una chamarra propiedad de su hijo Mike, amigo de Manuel. Ayudado por Beto Zaragoza, uno de los reporteros de policía más memorables de la novela negra contemporánea, y con los certeros contrapuntos de Eduardo, psicoanalista marginal y agudo crítico de los medios, Manuel perseguirá la verdad sobre la viuda y, entre los incontables secretos que esconde a plena luz la vida cotidiana, se topará con una red de complicidades entre autoridades policíacas y militares son el narcotráfico, sin percatarse de que el pasado también nos persigue, implacable, y siempre encuentra la manera de cobrarnos.

5. Los conspiradores y las vergüenzas de México (Eugenio Aguirre, Francisco Martín Moreno, Benito Taibo y Alejandro Rosas)

los conspiradores portada

SINOPSIS: La historia de México está llena de grandes momentos épicos y héroes memorables, pero desafortunadamente también de episodios vergonzosos plagados de traición, ambición desmedida y deshonor, como los que se narran en esta primera entrega de los divulgadores de la historia más populares de la televisión.

6. El libro Troll, de El Rubius

el libro troll portada

SINOPSIS: Tu vida es un libro a medio construir, una aventura espontánea, un juego a veces provocador, pero siempre extraordinario. El Rubius, un auténtico fenómeno de YouTube, está dispuesto a acompañarte en una experiencia que recoge tus momentos más gloriosos. Se llama El Libro Troll y es su última locura: un cuaderno de actividades, un libro interactivo y un album de recuerdos.

Presentación de ‘Los que habitan el abismo’ en Guadalajara

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah que está basada en una experiencia real de este autor. Los protagonistas son Manuel Reza, subdirector del periódico El Matutino, que tiene en las manos la primicia de una nota escandalosa que puede dar para un rato de notoriedad frente a la competencia: durante una investigación por fraude a una aseguradora se descubre que el ataúd de Camelia Padilla, viuda de Lacroix, sólo contiene piedras, palos y una chamarra propiedad de su hijo Mike, amigo de Manuel. Ayudado por Beto Zaragoza, uno de los reporteros de policía más memorables de la novela negra contemporánea, y con los certeros contrapuntos de Eduardo, psicoanalista marginal y agudo crítico de los medios, Manuel perseguirá la verdad sobre la viuda y, entre los incontables secretos que esconde a plena luz la vida cotidiana, se topará con una red de complicidades entre autoridades policíacas y militares son el narcotráfico, sin percatarse de que el pasado también nos persigue, implacable, y siempre encuentra la manera de cobrarnos.

El próximo 21 de agosto, Diego Petersen Farah presentará Los que habitan el abismo en el Museo de las Artes de Guadalajara (Av. Juárez 975, Col. Centro), en punto de las 19:30 horas.

Junto con el autor, presentarán este libro Antonio Ortuño y Alejandra Xanic.

los que habitan el abismo

Los que habitan el abismo está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.

En este panteón inicia ‘Los que habitan el abismo’, de Diego Petersen Farah

Los que habitan el abismo es una novela de Diego Petersen Farah que está basada en una experiencia real de este autor, y que tiene que ver con una investigación por fraude que comienza cuando el ataúd de una conocida viuda es abierto y se descubre que su cadáver no está allí.

De hecho, en la foto que te compartimos aquí abajo puedes ver el lugar exacto en que comienza la novela: un panteón ubicado en la comunidad de Chapala, al que uno de los protagonistas llega para realizar un macabro descubrimiento.

CEMENTERIO vertical

Si quieres saber qué es lo que ocurre exactamente en este lugar, te invitamos a que leas el siguiente extracto.

***

1

Beto Zaragoza se encontraba ahí, parado junto a la tumba; él siempre estaba donde tenía que estar. Desde niño aprendió que lo más importante en el oficio de reportero de rota roja es hallarse en el lugar adecuado a la hora precisa: no importa si es temprano o tarde, si llueve o hace un sol que quema, hay que estar ahí. “Los cadáveres no se mueven, es uno el que tiene que ir a ellos, donde sea”, le decía su padre, el viejo don Eulalio.

Adalberto tenía ocho años cuando su padre lo llevó por primera vez a cubrir una nota. Era domingo en la madrugada, había llovido por la noche y el ambiente estaba fresco. El viejo lo despertó de un empellón, le dio una cámara Kodak Instamatic 125 y le dijo: “Vístete y acompáñame, es hora de que te metas al oficio”. Don Eulalio llevaba su cámara Pentax al hombro y un radio que hacía un ruido endemoniado en el cinturón; lo que se escuchaba eran sólo claves, números y palabras extrañas que Beto entonces no alcanzaba a comprender. Subieron al Ford Falcon azul metálico del padre y enfilaron rumbo a San Isidro. El viaje le pareció eterno, el radio no dejaba de sonar. Ya cerca del Periférico le dieron alcance a la ambulancia de la Cruz Verde, esas que levantaban a los muertos. Llegaron al bosque del Centinela con las primeras luces de la mañana. Mientras los “zopilotes” (como llamaban entre los reporteros de nota roja a los levantamuertosn de la Cruz Verde) bajaban la camilla, don Eulalio preguntó dónde se encontraba el cadáver. “Aquí abajo, pegado a la presa”, le dijeron. Apresuraron el paso para llegar antes que nadie. Contrario a la canción, en la nota roja es más importante llegar primero que saber llegar. De pronto Beto se topó con el cuerpo de una mujer colgada de un árbol. Se quedó petrificado: era la primera vez en su vida que veía un muerto de verdad. Había visto muchos, en las fotos de su papá, degollados, quemados, martirizados, balaceados, apedreados, pero nunca “un muerto en vivo”, como los llamaba irónicamente don Eulalio. No podía apartar la mirada de los ojos de aquella mujer: eran unos ojos tristes, vacíos, un poco desorbitados, sin vida pero expresivos. Don Eulalio tomó la foto cuidando el foco, ajustando la luz con la velocidad de disparo y el encuadre; su hijo, con su camarita entre las manos a la altura de la cintura, viendo fijamente el rostro de aquella mujer vestida de rosa con medias negras, el pelo castaño bien peinado, los ojos maquillados y, como fondo, el amanecer entre los eucaliptos. Una imagen hermosa que Beto aún conserva, mitad como ejemplo de una buena foto de nota roja, mitad como diploma de graduación: ese día, con ocho años de edad, entró al oficio de reportero de policía. Ahora, cada vez qu puede, porque hoy el peligro es mayor, Adalberto lleva a su hija Juana, de diez años, a que tome fotos de cadáveres.

CEMENTERIO horizontal

Beto Zaragoza estaba ahí, en el Cementerio de Chapala,  bajo un sol inclemente de mayo mientras a pico y pala destruían la tumba de la viuda de Lacroix para exhumar el cadáver. A su lado estaba el comandante Peláez, policía judicial a quien conocía de muchos años atrás, cuando él mismo era ayudante de su padre y Peláez “madrina” del exprocurador Godínez, hoy huido por sus nexos con el narcotráfico. Rosendo Juárez, ministerio público de Chapala, coordinaba los trabajos y llevaba el papeleo; Luis Ramírez, abogado de Seguros Monterrey y quien solicitó la exhumación del cadáver, fue invitado como testigo; Pedro Corola, secretario del juzgado de Chapala que había concedido la orden de exhumación, juró no perderse detalle, y Juana Zaragoza, cansada y distraída, harta después de dos horas de escuchar ese sonido repetitivo y agudo del pico sobre la tumba.

panteón de chapala maps

Finalmente se escuchó un ruido sordo y grave entre aquel concierto de agudos; el pico había golpeado el cajón. Destruyeron completamente la losa que lo tapaba y liberaron el paso. Pusieron un malacate encima de la tumba, amarraron la caja que ya daba muestras de destrucción por la humedad a pesar de que aún no había comenzado la temporada de lluvias, y empezaron a tirar rítmicamente, muy despacio, como si se tratara de algo muy valioso o al menos digno de respeto. El ruido agudo de los picos había dado paso a un rechinar de cadenas no menos molesto para los oídos de Juana. Beto sacó de su morral dos pañuelos, los roció con agua de colonia (“la de Sanborns para esto sí sirve”, le decía su padre), le dio uno a Juana y le indicó cómo amarrarlo cubriendo nariz y boca. Preparó la cámara, una EOS con una lente 50-200 mm, f 2.8, que le costó mucho más de lo que ganaba en el periódico en un mes pero era su orgullo y su pasión, y fue documentando lo que pasaba.

Cuando el cajón estuvo arriba lo pusieron con cuidado sobre la tumba de al lado y le quitaron el exceso de tierra con una escoba vieja. los enterradores voltearon a ver al secretario, esperando instrucciones.

los que habitan el abismo

Los que habitan el abismo, de Diego Petersen Farah, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.