Archivo de la etiqueta: Jorge Ibargüengoitia

9 bookets para acercarnos a la historia de México

Para amar a México también hay que aventurarse a conocer su historia y desmitificar el pasado, pero no todo es como una lección de historia, también podemos acercarnos a los personajes históricos del país con otros ojos: desde una memoria, una crónica, una novela o incluso como un recordatorio de lo que ha salido mal en el país. He aquí 9 BOOKETS para acercanos más a la historia de México.

1. ‘Hidalgo e Iturbide: la gloria y el olvido’ de Armando Fuentes Aguirre

Abarcando a Hidalgo, Morelos, Iturbide, Guerrero, Nicolás Bravo y los demás que quedaron en el olvido sin nombre, personajes de la Independencia de México que serán recordados por sus actos heroicos.

2. ‘Juárez y Maximiliano: la roca y el ensueño’ de Armando Fuentes Aguirre

La visión que se tiene del pasado mexicano cambia al terminar estas hojas, pero aun así, llevan el propósito de amar a la patria con esa verdad; entendiendo a los villanos que trascendieron y a los héroes que no son totalmente buenos o desinteresados.

CATÓN

3. ‘Pobre Patria mía’ de Pedro Ángel Palou

Dándole voz a Porfirio Díaz desde sus memorias cuando se embarca en el Ypiranga hacia Europa y desde allá ve al país desangrarse. Un México al que le llevó la modernidad, el petróleo, el ferrocarril, el orden y la calma, un México que le da la espalda.

4. ‘Cuauhtémoc: la defensa del Quinto Sol’ de Pedro Ángel Palou

Cuauhtémoc fue incapaz de aceptar su destino de prisionero y buscando evitar la tragedia de su gente, intentó librar la última batalla. Ocuillin, sirviente cercano al emperador azteca Cuauhtémoc, narra los días de la conquista de Tenochtitlán, cuando la caída del Quinto Sol se apagó.

PALOU

5. ‘El México que nos duele: crónica de un país sin rumbo’ de Alejandro Rosas y Ricardo Cayuela Gally

Para conocer la realidad de nuestro país, primero hay que enfrentar episodios lamentables que nos dolerán; desde la fundación de la república hasta la crisis electoral del 2006. Si no sabemos de dónde venimos probablemente no sabremos a dónde vamos. Con estas hojas surgirá tu enojo y tu pregunta ¿en qué momento se jodió México?

6. ‘Arrebatos carnales’ de Francisco Martín Moreno

Maximiliano y Carlota, José Vasconcelos, Porfirio Díaz, Morelos y demás personajes de la historia de México que se dejaron consumir por el impulso pasional.

AGUILAS

7. ‘Los pasos de López’ de Jorge Ibargüengoitia

Narrando la Independencia de México con sátira y humor vista desde los ojos de Matías Chandón desmitificando la heroica insurgente.

8. ‘Polvo’ de Benito Taibo

1927, en Espinazo, Nuevo León. El país se encuentra en una guerra santa y en un rincón no sólo alberga a los dolientes, también se encuentran en él diversos personajes que están teniendo su propia guerra mientras trazan su camino al infierno.

POLVO

9. ‘Pendejadas célebres en la historia de México’ de Antonio Garci

México tiene todo un historial de errores y como su título nos dice, este libro reúne con histrionismo esos deslices en la historia del país.

GARCI2

‘Los pasos de López de Jorge Ibargüengoitia’

Periñón contaba que de joven había pasado una temporada en Europa y aludía con tanta frecuencia a su viaje que sus amigos llegamos a conocer de memoria los episodios más notables, como el de la vaca que lo corneó en Pamplona, la trucha deliciosa que comió a orillas del Ebro, la muchacha que conoció en Cádiz llamada Paquita, etcétera. El viaje había comenzado bajo buenos auspicios. Cuando estaba en el seminario de Huetámaro, Periñón, que era alumno excelente, ganó una beca para estudiar en Salamanca. Como era pobre, varios de sus compañeros y algunas personas que lo apreciaban juntaron dinero y se lo dieron para que pagara el pasaje y se mantuviera en España mientras empezaba a correr la beca. Periñón decía que en el barco conoció a unos hombres de Nueva Granada y que durante una calma chicha pasó siete días con sus noches jugando con ellos a la baraja. Al final de este tiempo había ganado una suma considerable. Comprendió que las circunstancias habían cambiado y le pareció que ir a meterse en una universidad era perder el tiempo. Ni siquiera se presentó. Durante meses estuvo viajando, visitando lugares notables y viviendo como rico. “Hasta que se me acabó el último real”, decía. Después pasó hambre.

Cuando yo le preguntaba cómo le había hecho para regresar a América, nomás movía la cabeza, como quien quiere borrar un recuerdo amargo.

-Bástete saber que llegué a Veracruz con la sotana muy revolcada –agregaba.

De allí el relato brincaba y la siguiente imagen era Periñón en Huetámaro, aguantando las reclamaciones de los que lo habían patrocinado. Querían que les devolviera e dinero que le habían dado, cosa que Periñón nunca hizo.

La sombra del viaje oscureció su carrera eclesiástica, que había comenzado tan bien. Cuando alguna oportunidad se le presentaba –un puesto de secretario en la mitra, una cátedra, una parroquia importante –no faltaba quien se le echara a perder recordando que era jugador, que empezaba una cosa y terminaba haciendo otra, que no pagaba deudas, etcétera. El tiempo pasó y compañeros suyos bastante brutos llegaron a obispos o directores de seminario mientras Periñón seguía en el curato de Ajetreo, pueblo al que siempre defendió:

-Dicen que es feo los que no lo conocen. Los atardeceres son muy bonitos. Te subes al campanario y miras para un lado: ves al llano, volteas para el otro: ves la sierra. ¿Qué más quieres? En cuanto a estar apartado no me parece defecto: nunca se ha presentado el obispo a visitarme. Eso es ventaja.

Extracto de Los pasos de López de Jorge Ibargüengoitia

LOPEZ

SINOPSIS Narrando la Independencia de México con sátira y humor vista desde los ojos de Matías Chandón desmitificando la heroica insurgente.

los-pasos-de-lopez_9789682702549.jpg

El escritor imprescindible para entender el México contemporáneo

‘Los pasos de Jorge de Vicente Leñero’

En 1953, al terminar el tercer año de Teoría y Composición Dramática, Jorge Ibargüengoitia entregó a Rodolfo Usigli, a manera de examen final, una comedia titulada ‘Susana y los jóvenes’.

Dentro de los cánones de un naturalismo al uso de la dramaturgia nacional, que Usigli hacia derivar de ‘La mujer no hace milagros’ como comedia madre, pero que envocaba a Chéjov en los mejores casos, o al teatro español de Casona, de Linares Rivas o de Carlos Llopis en los peores, la comedia de Ibargüengoitia anunciaba ya las características que serían constantes en su literatura posterior, no sólo dramatúrgica sino narrativa también: una dominante ironía, una aparente simpleza de conflicto y una soterrada amargura en sus personajes derivada de sentimientos de frustración que lo mismo podían ser sexuales que económicos o artísticos. A partir de ‘Susana y los jóvenes’, Ibargüengoitia aporta al teatro y a la narrativa mexicana una galería de seres frustrados, casi siempre en lo sexual, que él describe con inaudita sencillez.

Joven veinteañera de clase media, hija de padres muy conservadores, desparpajada, alegre, atractívisima. Susana se ve en dilema de elegir entre dos prospectos de novios: Alfredo, un joven pasante de ingeniería, bueno pero tímido, soso pero decente, y Tacubaya, estudiante también de ingeniería, flojo pero simpático, alegre pero supuestamente irresponsable. Al fin de la obra, cuyo único tema verdadero es el flirteo constante y siempre decentísimo de Susana con sus dos pretendientes, la joven decidirá romper con los dos para quedar libre. Eso la hace sentirse a un mismo tiempo una mujer <<en el día más feliz de mi vida>> y una chica terriblemente desdichada que entre lloros pregunta a su mamá <<¿Por qué son tan idiotas los hombres?>>

[…]

Rastreada psicológicamente, ‘Susana y los jóvenes’ no pueden disimular algunos rasgos de lo que fue, desde la óptica de Ibargüengoitia, su conflictiva relación con Luisa josefina Hernández sobre quien luego habría de escribir cuentos documentales y cuya imagen poblaría casi todas sus comedias siguientes. En ‘Susana y los jóvenes’, la mujer es apenas un viento de primavera, inmaculado, puro, que no obstante provocará la frustración de los dos estudiantes de ingeniería en quienes parece desdoblarse el propio Ibargüengoitia: el Alfredo que dice <<No estoy enojado. Estoy aburrido, que es muy distinto>> (Acto 1), y el Tacubaya que termina confesando: <<Todavía tengo mucho miedo (…) de la vida, de todo lo que está por hacer. Yo no sé hacer nada, Susana. Digo que soy artista soy (…) Es horrible ser inútil.>> (Acto 3)

En detalles autobiográficos más nimios, la comedia está plagada de referencias al mundo de la escuela de ingeniería que aún resonaba en los oídos de Ibargüengoitia.

Extracto de ‘Los pasos de Jorge‘ de Vicente Leñero

PasosJorge

SINOPSIS Recordando y celebrando la vida de Jorge Ibargüengoitia bajo la escritura de Vicente Leñero quien retrata el mundo de Ibargüengoitia, mezclando en las hojas la crónica periodística, la biografía y a las memorias poco conocidas del escritor.

portada_los-pasos-de-jorge_vicente-lenero-otero_201502181813.jpg
Vicente Leñero

Vicente Leñero celebra en esta obra la vida y el carácter de un talento perdido prematuramente, un personaje de excepción que fustigó con humor ácido las falsas seriedades de su época.

Biblioteca Vicente Leñero: Los pasos de Jorge

Celebrando la obra del gran periodista Vicente Leñero, hemos seleccionado en Seix Barral algunas de sus más importantes obras. Como parte de esta colección, Benito Taibo presenta con prólogo lleno de humor y serendipias, el texto “Los pasos de Jorge“.

Quien creyó que todo lo que dije fue en serio, es un cándido, y quien creyó que todo fue en broma, es un imbécil.

Jorge Ibargüengoitia

Vicente Leñero

Se trata de un retrato cálido y esencial de ese enfant terrible de las letras mexicanas que fue Jorge Ibargüengoitia (1928- 1983). Este texto es también un amplio vistazo al mundillo de la literatura y el teatro nacionales de mediados del siglo XX.

Ibargüengoitia, indispensable en nuestro tiempo para abordar el ser nacional, en su momento fue un incomprendido y un rebelde que supo sobreponerse a las adversidades y encontrar su lugar como uno de los escritores más universales que ha dado México, aun cuando su tema fue la idiosincracia de su propio país.

Los pasos de Jorge

Vicente Leñero celebra en esta obra la vida y el carácter de un talento perdido prematuramente, un personaje de excepción que fustigó con humor ácido las falsas seriedades de su época.

Te regalamos un póster de tu autor favorito en la FIL de Guadalajara

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara se acerca, Grupo Planeta tiene algunas sorpresas. Ésta por ejemplo. Cada día regalaremos dos carteles con retratos de tus autores favoritos. Búscalos en los stands de Planeta, Paidós, Tusquets y Planeta Infantil.

29NOV

30NOV

1DIC

2DIC

3DIC

4DIC

5DIC

6DIC

7DIC

Las ilustraciones corrieron a cargo de la joven artista Fernanda Galván.

3 libros esenciales para leer este 20 de noviembre, Día de la Revolución Mexicana

El 20 de noviembre es probablemente la segunda fecha oficial más importante de México después del día de la independencia. Además de la historia que conocemos por el lenguaje oral y libros de en la escuela, la Revolución fue un periodo lleno de hechos y personajes históricos con una compleja relación entre sí.

La confusión (y otros factores, como el nacionalismo) han llevado a la creación de héroes y villanos que no necesariamente deben ser juzgados con una perspectiva blanca y negra  más bien deben ser repensados como actores que tomaron decisiones por diferentes motivos y que a la larga forjaron la época moderna de México.

La única manera de entender la historia de la Revolución Mexicana es por medio de la lectura de diversos libros que nos presenten una variedad de perspectivas sobre los hechos y personajes que formaron parte de este accidentado periodo. Aquí les presentamos 3 libros esenciales para leer y entender a la Revolución Méxicana. Tres títulos imperdibles para este 20 de noviembre:

1- No me dejen morir así: Recuerdos póstumos de Pancho Villa- Pedro Ángel Palou

“Desde la brumosa certeza de que está a punto de traspasar la frontera de la vida y la muerte, Pancho Villa viaja al corazón de sus recuerdos y salda cuentas con la vida. En No me dejen morir así escuchamos una sola voz: la de la memoria de Villa, la del fantasma sin descanso que rastrea sus pasos por el norte de México, entre el desierto y la montaña, entre un amor y el siguiente, en una constante fuga de sus perseguidores y del destino último que habría de alcanzarlo en Parral.

El héroe de los desposeídos, los marginados de la tierra; el genio militar que no pudo ser, el hombre que encabezó la mayor fuerza revolucionaria de América Latina como si fuera una familia, rememora las traiciones y las venganzas, los anhelos y el quehacer diario de quien hizo la guerra como una manera de alcanzar la paz.”

NoMeDejenMorirAsi-Portada

Adquiere el libro bajo el sello Planeta en su versión impresa y digital.

2- La sangre al río: La pugna ignorada entre Maclovio Herrera y Francisco Villa- Raúl Herrera Márquez

“Mucho se ha escrito sobre Francisco Villa y la Revolución mexicana, pero poca justicia se ha hecho a las familias que vivieron en carne propia las secuelas de esta época. La sangre al río rescata la memoria de la familia Herrera, mediante un enfoque que fusiona la microhistoria y una suerte de ficción real, en lo que el propio autor ha denominado novela verdadera. En esta obra se entremezclan ficción, entrevistas con los sobrevivientes, testimonios, descripción de fotografías, fragmentos en los que el autor nos relata su relación personal con estos hechos, ensayo histórico y documentos extraídos de diversos archivos. De esta manera, el lector sigue las pequeñas y grandes historias de unos personajes, antepasados del autor, que nos revelan sucesos inéditos de la Revolución: la confrontación entre Maclovio Herrera y Villa, y lo que esta pugna costó a una familia que terminó compuesta por viudas y huérfanos. Con el rigor de las investigaciones históricas y la fluidez de las novelas, este libro nos entrega un retrato del México revolucionario y una imagen desmitificada de Villa, más allá de la figura que ha pasado al imaginario nacional. Además, nos desvela un dato que contradice radicalmente la versión oficial de la historiografía: ¿quién asesinó en realidad al líder revolucionario?”

la sangre al rio portada

Adquiere el libro bajo el sello Tusquets en su versión impresa y digital.

3- Los relámpagos de agosto- Jorge Ibargüengoitia

“Los relámpagos de agosto es el reverso humorístico de la novela de la revolución basada en hechos reales y conocidos, aunque los protagonistas son imaginarios la trama se va por el lado chusco de la vida y obra de un militar caído en desgracia. Sin pena ni gloria recluido en su cuarto con lápiz en mano el general Arroyo escribe, escribe y escribe sus memorias.

El autor hace gala de su estilo chispeante y en forma satírica mordaz igual que una parodia ensambla los personajes y los sucesos de manera que las desventuras del viejo militar resultan hilarantes y con una carga de proyectiles para el disfrute de todos sus lectores Jorge Ibarguengoitia es ya un clásico de las letras mexicanas.”

20130802032114!Los_relampagos_de_agosto

Adquiere el libro bajo el sello Joaquín Mortiz en su versión impresa.