Archivo de la etiqueta: j. a. redmerski

6 libros con portadas románticas que no te puedes perder

Aunque existe un dicho que dice: nunca juzgues a un libro por su portada, hoy vamos a hacerlo.

Y es que, aunque sea imposible resumir la esencia de un libro en un espacio tan reducido y sin palabras, algo tienen las portadas (como los géneros cinematográficos) que en muchas ocasiones nos sirven de guía para saber si tal o cual libro es del tipo que nos gusta.

Por eso, hoy te compartimos 6 libros con portadas románticas que no te puedes perder.

1. Tú, simplemente tú; de Federico Moccia.

Tu simplemente tu portada

SINOPSIS: Ese instante de felicidad continúa… ¿Encontrará Nicco a María? ¡Por fin, una novela de Moccia ambientada en España! María desaparece al final de Ese instante de felicidad, dejando a Nicco con el corazón roto. Se ha dejado la piedra en forma de corazón que él le regaló… Triste, solo y abatido, Nicco decide que no es momento de perder la esperanza y que tiene que ir en busca de sus sueños, así que convence a Gio para que le acompañe a España, en busca de María. Juntos, recorrerán el país en busca de aquella que le ha cambiado para siempre. ¿Podrá Nicco encontrar a la chica de sus sueños? ¿En qué ciudad estará? No te pierdas el desenlace de la historia de Nicco y María y descubre qué ciudad española sellará el amor de nuestros protagonistas.

2. Melocotón loco, de Megan Maxwell.

melocoton loco portada

SINOPSIS: Ana y Nekane regentan un estudio de fotografía en el casco antiguo de Madrid. Un día se declara un incendio en su edificio y, aunque están acostumbradas a trabajar con modelos de lo más glamurosos, no pueden dejar de sorprenderse ante aquellos valerosos «machomanes» vestidos de azul que no se preocupan porque su pelo se encrespe ni sus manos se ensucien. Cuando el objetivo de la cámara de Ana se centra en Rodrigo, su corazón le indica que ya nada volverá a ser igual. Él se da cuenta de la forma embobada en que lo está mirando y, a pesar de que no le gusta, inician una extraña amistad. Todo se complica cuando Ana descubre que está embarazada y Nekane la anima a que cumpla su fantasía sexual con el bombero antes de que la barriga, las estrías y los vómitos matinales se manifiesten y lo espanten. Pero una mentira de Ana a sus padres ocasionará un sinfín de enredos y situaciones alucinantes que a Rodrigo lo dejarán sin habla.

3. No hay verano sin ti, de Jenny Han.

No hay verano sin ti portada

SINOPSIS: Año tras año, Belly espera con impaciencia la llegada de las vacaciones para reencontrarse con Conrad y Jeremiah en la casa de la playa. Pero este verano no podrá ir. No después de que la madre de los chicos volviera a enfermar y de que Conrad cambiara. Todo lo que el verano significaba se ha esfumado y Belly está deseando que acabe. Hasta que recibe una llamada inesperada que la convence de que aún podría volver a ser como antes. Y eso solo puede ocurrir en un lugar…

4. Me hago bolas con el amor, de Bárbara Alpuente.

Me hago bolas con el amor portada

SINOPSIS: A las mujeres nos han enseñado (y por supuesto que también a los hombres) que una de las misiones en la vida es encontrar una pareja de la cual enamorarse, para después casarse, tener hijos, envejecer y morir, feliz o infeliz, pero eso sí, con la encomienda cumplida. Lo que nunca nos enseñan es cómo encontrarnos con nosotras, cómo perseguir nuestros objetivos ni cómo explorar nuevos caminos, sobre todo cuando las cosas no han resultado como planeábamos. Me hago bolas con el amor no es un discurso a la soledad, sino a la libertad, sea lo que esto signifique, porque quizá es momento de comenzar a pensar que, para ser una mujer completa, sólo necesitamos dejar de sentir que somos una mujer a medias.

5. Nadie como tú, de J. A. Redmerski.

nadie como tu portada

SINOPSIS: Camryn tiene veinte años. Ahora que ha acabado sus estudios, está a punto de entrar en una nueva etapa. Le espera un trabajo, la ciudad y compartir piso con su mejor amiga Natalie. A veces duda de que esto sea lo que realmente quiere hacer, a ella le gustaría vivir una aventura, embarcarse en algo diferente, sobre todo tras la trágica muerte de Ian, su gran amor. Pero todo cambia justo antes de su primer lunes de mujer adulta. La vida se le pone del revés. Natalie ya no es su amiga, ya no tiene donde vivir, tendrá que volver a ser dependiente de su madre… Todo esto no es lo que había imaginado, así que toma una drástica decisión: irse. A la mañana siguiente toma un bus y allí conocerá a un misterioso chico, Andrew, con el que poco a poco irá congeniando. ¿Será él su media naranja?

6. ¡Buenos días, princesa!, de Blue Jeans.

buenos dias princesa blue jeans portada

SINOPSIS: Hace dos años se conocieron cuando más se necesitaban y formaron El Club de los Incomprendidos. Sin embargo, algo ha cambiado y ahora ya no saben si pueden contar los unos con los otros. Valeria no sabe si al dejarse llevar por lo que siente puede traicionar a su mejor amiga, Bruno escribe cartas de amor que no dan resultado, María es el patito feo que busca su sitio, Elísabet no está acostumbrada a que le digan que no, Raúl no quiere equivocarse esta vez, y a Ester le gustaría gritar su amor a los cuatro vientos. Amores desbordantes, dudas existenciales, secretos inconfesables y mucha, mucha diversión.

¿Qué te parecieron? ¿Recuerdas otros libros con portadas tan románticas como éstas?

‘Nadie como tú’, una novela de J. A. Redmerski

Natalie lleva los últimos diez minutos retorciéndose el mismo mechón de pelo y está empezando a sacarme de quicio. Meneo la cabeza y me acerco el caffé latte con hielo, situando estratégicamente los labios en el popote. Natalie está sentada enfrente de mí con los codos apoyados en la mesita redonda, la barbilla en una mano.

-Es atractivo -asegura mientras clava la vista en el chico que acaba de ponerse a la cola-. En serio, Cam, míralo, vamos.

Revuelvo los ojos y bebo otro sorbo.

-Nat -respondo dejando el café sobre la mesa-, tienes novio, ¿cuántas veces tengo que recordártelo?

Y ella me dice, bromeando:

-¿Qué eres? ¿Mi madre?

Pero es incapaz de prestarme atención por mucho tiempo, no mientras ese monumento andante está en la caja pidiendo café y scones.

-Además, a Damon no le importa que mire: siempre que me baje a los chescos todas las noches, no dice nada.

Suelta una carcajada y me ruborizo.

-¡Ajá! ¿Lo ves? -dice con una sonrisa de oreja a oreja-. Te hice reír- -Mete la mano en la bolsita color púrpura, saca su celular y abre las notas-. Esto lo tengo que apuntar: sábado, 15 de junio. -Desliza el dedo por la pantalla-. 13:54 horas, Camryn Bennet se ha reído con una de mis bromas cochinas. -Después guarda de nuevo el teléfono en la bolsa y me echa una de esas miradas pensativas que me dirige siempre que hace de psicóloga-. Solo una vez -me pide, ya en serio.

Solo para que me deje en paz, ladeo la cabeza con disimulo para echarle una ojeada al chico, que se aleja de la caja y se dirige al otro extremo del mostrador, donde retira su bebida. Alto, pómulos perfectos, ojos verdes de modelo, hipnóticos, y pelo castaño de punta.

-Sí -admito, centrándome de nuevo en Natalie-, es muy atractivo, ¿y?

Ella no puede evitar seguirlo con la mirada cuando sale por la puerta de cristal de doble hoja y pasa por delante de las ventanas antes de hacerme caso y contestarme:

-Por-fa-vor -dice, los ojos como platos y sin dar crédito.

-Sólo es un chico, Nat. -Mis labios vuelven al popote-. Es como si llevaras en la frente un letrero que dijera «obsesa». Eres una obsesa en toda regla, solo te falta babear.

-¿Es broma? -Su expresión pasa a ser de horror absoluto-. Camryn, tienes un problema grave. Lo sabes, ¿no? -Apoya la espalda en el respaldo de la silla-. Tienes que subir la dosis de la medicación. En serio. 

-Dejé de tomarla en abril.

-¿Qué? ¿Por qué?

-Porque es absurdo. -Lo digo como si nada-. No soy una suicida, así que no tengo por qué tomarla.

Extracto de Nadie como tú, de J. A. Redmerski.

nadie como tu portada

Nadie como tú, de J. A. Redmerski, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Planeta.