Archivo de la etiqueta: historia de méxico

“Patria” de Paco Ignacio Taibo II: Gira nacional

«—Benditos seamos los mexicanos, de derrota en derrota hemos abierto las puertas de la victoria definitiva. Se inicia la era de la razón, nuestro Siglo de las Luces.
—¿Y por cuánto tiempo? —preguntó Guillermo Prieto, el airecillo ramplón de la tarde le sacudía la cabellera leonada.
Ignacio Ramírez, llamado por sus amigos y enemigos El Nigromante, dudó; durante un instante se mesó la dispareja barba de chivo. Prieto no lo dejó seguir pensando:
—Perdón por mi ataque de pesimismo. ¿Acaso importa? Un segundo de fulgor, diez minutos, dos años… Y luego a volver a empezar. ¿No es ese el destino de un pueblo sabio?, ¿pelear eternamente?»

En tan sólo 15 años México se vio sacudido por la Revolución de Ayutla, que acabaría con la dictadura de Santa Anna; la batalla por la Constitución de 1857, el golpe militar y la Guerra de Reforma; la intervención anglo-franco-española, la agresión militar francesa y la guerra de guerrillas contra el imperio de Maximiliano.

Los protagonistas de la resistencia, de la república armada, fueron una generación de ciudadanos endiabladamente inteligentes, agudos, esforzados, laboriosos; personajes terriblemente celosos de su independencia y espíritu crítico, honestos hasta la absoluta pobreza. Los liberales puros, los llamados rojos.

Una década de exhaustiva investigación culmina en esta obra de tres tomos en la que Paco Ignacio Taibo II consigue retratar las simpatías y enemistades, los errores y las genialidades de uno de los periodos más decisivos y fundacionales de nuestra historia nacional: los años que van de 1854 a 1867.

Tienes 50 días para leer Patria, vol. I, y acompañar al autor en su gira nacional por 15 ciudades del país. 

Da click aquí para agrandar la imagen. Disponible en librerías y tiendas en línea. Creemos en los libros.

portada_patria-1_paco-ignacio-taibo-ii_201704042308.jpg

Un pasado que ilumina el presente.

¿Historia de México? Pregúntale a Enrique Krauze

Aprovecha la oportunidad de dialogar con uno de los más atentos analistas de los hechos que crearon el país en el que hoy vivimos 

En un hecho sin precedentes, el historiador y ensayista Enrique Krauze entablará un diálogo con universitarios de diversas regiones del país, en el que los jóvenes podrán preguntar de viva voz las dudas que tienen sobre la historia de México, los momentos que lo  han construido y hasta las oportunidades perdidas.

La gira “Pregúntale a Enrique Krauze” enmarca en la celebración de la Biblioteca Enrique Krauze y el lanzamiento de su más reciente volumen El nacimiento de las instituciones, en el que el autor recupera uno de los episodios más apasionantes del México contemporáneo: los turbulentos años posteriores a la Revolución.

Krauze iniciará la gira el miércoles 4 de noviembre a las 17:00 horas en el auditorio Manuel Cepeda Peraza del Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Enrique Krauze

Posteriormente, el martes 17 de noviembre a las 11:00 horas, el historiador se reunirá con estudiantes del Campus Puebla del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM),  y el miércoles 2 de diciembre a las 17:30 horas estará en el auditorio Juan Rulfo de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La gira continuará en 2016.

La mecánica de la reunión entre universitarios y Enrique Krauze incluye una modalidad: al ingresar al auditorio cada uno de los participantes recibirá un papel para que escriba la pregunta que, después, leerá frente al micrófono.

Krauze responderá a la mayor cantidad posible de preguntas durante el tiempo que dure la presentación.

54481Krauze

Enrique Krauze (Ciudad de México, 1947) Ingeniero industrial por la UNAM y Doctor en Historia por El Colegio de México. En 1977 ingresó a la revista Vuelta como secretario de redacción y en 1981 se convirtió en el subdirector, En 1991 fundó la Editorial Clío y, en 1999, fundó la revista Letras Libres. Ingresó a la Academia Mexicana de la Historia en 1990. En el 2003, el Gobierno español lo condecoró con la “Gran Cruz de la Orden de Alfonso X, el Sabio”. Desde abril de 2005 es miembro de El Colegio Nacional. En Tusqutes ha publicado la parte central de su obra, entre ella Siglo de Caudillos, De héroes y mitos, Daniel Cosío Villegas, Caudillos culturales en la Revolución mexicana, La presencia del pasado y La presidencia imperial, entre otros.

Al parecer, Porfirio Díaz no fue un presidente tan jodido como nos dijeron

Pocos dictadores en la historia de América Latina son tan conocidos como Porfirio Díaz. La historiografía (la escritura de la historia) sobre la época porfiriana siempre ha sido un tema de controversia, y uno que ha inspirado un sinfín de mitologías, no solo por las inevitables asociaciones políticas negativas con un régimen derrocado por una revolución, sino por el simple hecho -supremamente irónico, por cierto- de que es en esta época cuando se establece por primera vez en la historia de México la consolidación de una narrativa nacional coherente y la versión de una historia patria liberal que fue evolucionando con los textos clásicos de finales de siglo XIX: Vicente Riva Palacio, Justo Sierra, Emilio Rabasa, por mencionar solamente los textos más conocidos. La gran ironía consiste en que a la poderosa visión posrevolucionaria de la historia patria se han incorporado partes de la versión liberal decimonónica -sobre todo de la Insurgencia (personalizada, como siempre, en las figuras de Hidalgo y Morelos) y de la Reforma (en la figura de Juárez)- pero que excluyó tajantemente por tanto tiempo a su progenitor, Porfirio Díaz, y al régimen porfiriano que dio luz a la historia patria oficial en México, y también a los mismos cultos a Hidalgo, Morelos y, sobre todo, a Juárez, el culto más perdurable hoy en día. En ese sentido, tenemos que entender que la época que conocemos como el “porfiriato” (una etiqueta que se pondrá adelante en tela de juicio) es, al mismo tiempo, creadora y víctima de poderosas mitologías históricas.

También es muy cierto que las versiones más satanizadas se han ido desmoronando y revisando en los últimos treinta años. Compárense, por  ejemplo, los dos comentarios de Octavio Paz sobre el régimen de Díaz (uno de 1950, el otro de 1986), que sirven de epígrafe de este capítulo. Pero el compás del revisionismo historiográfico ha seguido distintos ritmos en sus distintos ámbitos -el historiográfico y el político-. Ahora en la historiografía profesional se puede afirmar que la renuencia a estudiar temas porfirianos murió hace tiempo. Como indicaron Mauricio Tenorio Trillo y Aurora Gómez Galvarriato en un análisis de la historiografía porfiriana, publicado en 2006, el porfiriato (etiqueta que no cuestionan) “ha dejado de ser un no tema”. Este cambio profundo en la historiografía profesional se refleja en la nueva versión de los libros de texto que ahora presentan una imagen más positiva de un porfiriato modernizador, una versión que por cierto ha influido mucho en la percepción de la nueva generación de jóvenes escolares mexicanos sobre esta época. En cambio, en la esfera pública y política, los cambios en la satanización de la figura de Díaz y su régimen han sido más lentos, y más difíciles de erradicar.

Extracto de Porfirio Díaz: entre el mito y la historia, de Paul Garner.

porfirio diaz portada

Porfirio Díaz: entre el mito y la historia, de Paul Garner, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Crítica.

portada_porfirio-diaz_paul-garner_201504302345.jpg
Paul Garner

Porfirio Díaz es una de las figuras más controvertidas de la historia de México, tanto, que a cien años de su muerte en París, sus restos todavía reposan en el exilio.

‘La presidencia imperial’, una biografía del poder escrita por Enrique Krauze

La recuperación histórica más profunda se dio en la estructura interna del nuevo Estado revolucionario que, con mayor fidelidad que el propio don Porfirio, había adoptado el diseño estático del siglo XVII español, la forma –típica de la dinastía de los Habsurbo- de una arquitectura jerarquizada y corporativa “hecha para durar”; no de una plaza pública, dinámica y abierta, donde los individuos discuten y votan para resolver sus diferencias.

Más acusadas que los virreyes (que tenían contrapesos de poder y límites de tiempo) y tanto como don Porfirio, los presidentes de México seguirían la costumbre de atender lo nimio y lo trascendental, fungiendo a la vez como jefes de Estado y de gobierno. El monarca no sólo ejercía el poder absoluto: el reino era una extensión de su patrimonio personal. Al igual que sus remotos antecesores, los presidentes de México pudieron disponer de los bienes públicos como bienes privados: repartían dinero, privilegios, favores, puestos, recomendaciones, prebendas, tierras, concesiones, contratos.

Extracto de La presidencia imperial, de Enrique Krauze.

presidencia-imperial-portada

SINOPSIS: La intención del libro es comprender a los presidentes Ávila Camacho, Alemán, Ruiz Cortines, López Mateos, Días Ordaz, Echeverría, López Portillo, De la Madrid y Salinas quienes constituyen la biografía de poder de país.

Los personajes que forjaron a México explicados en dos libros de Enrique Krauze

La historia de México está llena de héroes y antihéroes, dependiendo del bando que escriba la historia. Enrique Krauze, uno de los historiadores más famosos de la actualidad, hace una revisión de los personajes que forman parte esencial en la construcción de México como país, algunos liberales, otros conservadores, otros presidentes o llamados dictadores.

Gracias a la nueva colección de Tusquets Editores, Biblioteca Histórica, llega a nosotros una reimpresión de dos títulos de Krauze que dividen el acontecer mexicano en dos siglos fundamentales para comprender nuestro momento nacional actual; el siglo XIX y el siglo XX. Los libros son Siglo de Caudillos y Biografía del Poder.

Siglo de Caudillos

Siglos de Caudillos es una biografía política del siglo XIX mexicano. Su tema de fondo es la tensión entre dos impulsos históricos fundamentales: la conservación del pasado y el llamado ineludible del futuro. Están aquí Hidalgo, arrojado a su frenética revolución. Morelos, encarnación de los sentimientos de la futura nación. Las imposibilidades paralelas (una imperial, otra republicana) de Iturbide y Guerrero. El seductor y contradictorio general Santa Anna. Y la sutil convergencia de dos proyectos de integración liberal; Juarez y Diaz.

Biografía del Poder

Biografía del Poder se propone comprender la vida de siete personajes de la Revolución mexicana a través de ciertas claves existencialistas. Madero, el devoto espiritista, es un <<Místico de la libertad>>. << El amor a la tierra>> fue el motivo de Zapata, Villa vivió desgarrado entre sus dos posibilidades, <<El ángel y el fierro>>. Carranza tuvo la difícil encomienda de tender un <<Puente entre siglos>>. En Obregón se advierte un coqueteo con la muerte, un <<Vértigo de la victoria>>. En Calles, que pretendió <<Reformar desde el origen>>, la clave está en el drama de su propia genealogía, y Cárdenas es visto como un espíritu de piedada dentro de la Revolución, un <<General misionero>>.

Libros de Enrique Krauze

Adquiere ambos títulos bajo el sello Tusquest en librerías y tiendas en linea.

Érase una vez México 2: Del Grito a la Revolución

Un cura al que se le ocurrió tocar una campana la madrugada de un domingo; despertó a la gente, levantó en armas a todo un pueblo que estaba algo cansado de trescientos años de opresión; que quería libertad e igualdad y que gritó “¡Viva la Virgen de Guadalupe!” y “¡Muera el mal gobierno!”. Se fueron a la guerra, se sumaron otros sacerdotes, varios militares y algunos curiosos; a unos los fusilaron, a otros no, y durante once años se mantuvieron un pie de guerra.

Los que sobrevivieron lograron la independencia y decidieron jugar a la monarquía, pero fue un desastre; luego dijeron: “¿Y por qué no mejor una república?”. Y también fue un desastre, pero comoquiera lograron sostenerla. Muchos presidentes, unos malos y otros peores; dos proyectos de nación enfrentados; varias constituciones; un caudillo apostador que iba y venía; muchas rebeliones y golpes de Estado; guerras con el exterior; pérdida de territorio; más rebeliones; más pérdida de territorio.

Luego llegaron unos hombres para poner orden, a quienes les decían liberales, pastoreados por otro caudillo, un indio que llegó a ser presidente y que nunca tocó una flauta de carrizo. Se les ocurrió que era buena idea (y lo era) separar el Estado y la Iglesia; pero para otros, los conservadores, no era buena idea y de nuevo la guerra; otra intervención extranjera; un nuevo imperio con su emperador incluido, güerito y de ojos claros, pero que tenía la sangre tan roja como todos y al final ganó la república.

Llegó la hora de la paz, el orden y el progreso, que sonaban muy bien, y comenzó un largo periodo de estabilidad con otro caudillo en el poder. La gente al fin se tomó un respiro. Eso sí, mucho orden y progreso, pero también mucha dictadura. Ferrocarriles, obras públicas, inversiones, luz eléctrica, banca, casas comerciales, de todo como en botica. Pero el dictador que construyó un país, se encargó también de destruirlo porque no supo decir “basta”. Y como el perro que se persiguió la cola regresamos al principio: de nuevo una guerra con cara de revolución, un grito: “Sufragio efectivo, no reelección”, y un pueblo que quería libertad, igualdad y justicia, y que comenzó el siglo XX gritando también: “¡Muera el mal gobierno!”.

De todo eso trata la segunda entrega de Érase una vez México. Es un recorrido por el convulsionado siglo XIX; es la historia de una sociedad que luchó por su independencia y luego se las ingenió para tratar de construir un país independiente. Una historia que comenzó con un grito de guerra (el de la Independencia) y que terminó con otro grito de guerra (el de la Revolución).

Extracto de Érase una vez México 2, de Sandra Molina y Alejandro Rosas.

erase una vez mexico 2

Érase una vez México 2, de Sandra Molina y Alejandro Rosas, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello MR Ediciones.