Archivo de la etiqueta: En el buró

En el buró de… Daniela Tarazona

Daniela Tarazona es la autora de Incluso los labios, uno de los siete relatos eróticos que componen la antología Pide un deseo, editada por la colección La sonrisa vertical, de Tusquets.

Luego de leer su cuento, nos hicimos una pregunta: ¿Qué libros tendrá esta escritora en su buró? ¿Cuáles serán sus influencias? ¿Qué títulos la han hecho llorar y, por el contrario, cuáles la han decepcionado?

Si te pasó igual que a nosotros, o simplemente eres un lector curioso, compartimos contigo En el buró de… Daniela Tarazona.

Daniela-Tarazona baja

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año (2014)?
Secretos a voces, de Alice Munro.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?
No lo sé.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?
En las que hay espacio para conjeturar e interpretar. Historias con espacios vacíos.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?
En leer de otro modo la existencia.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?
El que no sé cómo llegó hasta allí.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?
Muchos, y siempre aparece uno que desmarca al anterior.

Su lugar favorito para leer es…
Mi estudio.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?
Uno de Mafalda.

¿Había libros en su casa cuando era niño?
Sí.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?
No es, precisamente, de la literatura infantil, pero Mafalda es mi personaje favorito.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?
El Diccionario de símbolos, de Jean Chevalier y Alain Gheerbrant.

¿Qué libros están en su buró en este momento?
Es un secreto.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?
Ninguno.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?
Uno que estoy escribiendo.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?
Planilandia. Una novela de muchas dimensiones, de Edwin A. Abbot.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?
Son muchos.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?
Es un secreto.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?
A Elfriede Jelinek, pero no sé qué le preguntaría.

Su siguiente lectura será…
La que me llame.

Pide-un-deseo-portada

Pide un deseo, una antología publicada por Tusquets en su colección La sonrisa vertical, está disponible en librerías.

pide-un-deseo_9786074215977.jpg
Varios Autores

 Pide un deseo…porque con cada año que pasa, llegan nuevas y mejores experiencias.

En el buró de Carolina del Olmo

carolina-del-olmo (1)

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

¿No pueden ser tres? ¡Es que ha sido un año muy bueno!

Owen Jones, Chavs. La demonización de la clase obrera en Inglaterra, un interesantísimo y ameno análisis de cómo el auge del neoliberalismo ha supuesto un ataque sin precedentes a la clase obrera, sus instituciones, su cultura y su orgullo.

Rose George, La mayor necesidad: un paseo por las cloacas del mundo. El libro tiene ya cinco o seis años, pero yo lo he descubierto ahora. Es un recorrido apasionante por un mundo en principio tan poco atractivo como el del saneamiento. Es fascinante lo que se puede aprender del mundo en el que vivimos repasando un tema más o menos marginal.

César Rendueles, Sociofobia, un texto imprescindible para comprender el momento político y social en el que nos encontramos y una herramienta valiosísima para pensar nuestro futuro con lucidez, sin miedo y con cierta esperanza.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

Si me lo hubierais preguntado hace 20 años habría dicho que Heinrich Böll. Sobre todo su novela Historias de un payaso, me apasionaba. Ahora mismo, en cambio, me veo incapaz de dar un solo nombre, ni siquiera un género: desde James Ellroy hasta Dostoyevski, pasando por Mercé Rodoreda, Ursula K. Le Guin, T. C. Boyle o Chimananda Ngozi Adiche… Me temo que tengo un panteón ecléctico y bastante caprichoso en el que es imposible imponer jerarquías.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Iba a decir que me gustan las historias más o menos aterrizadas, no en exceso fantasiosas, pero entonces he recordado que soy bastante fan de cierta ciencia ficción. Me temo que, una vez más, no tengo respuesta: creo que me puede atrapar cualquier tipo de historia que esté bien contada. Y siento un gran aprecio por el humor en la narrativa.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Me gustaría poder decir que muchos de los libros que leo me hacen reflexionar sobre nuestro presente y las posibilidades de un cambio político profundo. Pero en estos momentos me temo que la influencia más clara de los libros es que me roban espacio en casa y hasta tiempo de estar con mis hijos…

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Creo que con lo de la ciencia ficción y James Ellroy ya lo he confesado prácticamente todo… Lo que me sorprendería a mí sería encontrar algún clásico de la filosofía moderna como Kant o Hegel: dudo muchísimo que vaya a apetecerme nunca más acercarme a esos textos.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Buf, eso debería decírmelo alguien a mí: me temo que no me conozco tan bien. Pero si pienso en libros que se me hayan grabado fuerte en la memoria, me acuerdo siempre mucho de Cuando Hitler robó el conejo rosa, de Judith Kerr y de El aula voladora, de Erich Kästner. Esos de cuando era niña. Y de mi vida adulta, no sé, son tantos los que me han hecho cambiar de idea (una y otra vez) que no sé ni por donde empezar.

Su lugar favorito para leer es…

Antes, cuando había silencio, era el sofá de mi casa. Hoy casi diría que un vagón de metro (cuando me toca ir sentada).

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Recuerdo con mucho cariño algún cuento ilustrado, como Los tres bandidos. Pero si pienso en libros-libros, mis primeros recuerdos son de los libros de Celia, de Elena Fortún, o la estupenda serie de aventuras de Óscar, de Carmen Kurz. O también el Bandido Saltodemata, de Ottfried Preussler.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Muchos. Y muy variados. Tuve esa inmensa suerte.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Por supuesto que sí: Pippi Calzaslargas, la niña revolucionaria y simpatiquísima creada por Astrid Lindgren. Me apasiona tanto en libro como en la serie de televisión.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Pues la verdad es que no me regalan muchos libros. Supongo que piensan que tengo ya demasiados… Pero uno que recuerdo especialmente fue Historias de almanaque, de Bertolt Brecht. Me lo regalaron mis padres cuando cumplí diecisiete o dieciocho años y, ahora que lo pienso, bien lo podía haber mencionado en la pregunta sobre los libros que me han marcado.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

La editorial Clave Intelectual acaba de enviarme Madres en red. Del lavadero a la blogosfera, una reflexión sobre el papel de Internet y las redes sociales en la maternidad y la crianza que tiene muy buena pinta. Y tengo también a la espera Viviendo mi vida, de Emma Goldman, que acaba de sacar la editorial Capitán Swing.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Últimamente La oruguita glotona, Donde viven los monstruos o Los tres bandidos. Los libros de mayores procuro no arriesgarme a dejarlos sobre la mesa…

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

No creo que haya sido el último, porque lo leí hace ya seis años o así, pero hay un relato en Los girasoles ciegos, de Alberto Méndez, que me basta con traerlo a la memoria para volver a llorar una y otra vez.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

Soy de risa fácil, así que más que el último prefiero decir el que más me ha hecho reír últimamente: Música acuática, de T. C. Boyle. No podía leerlo en el metro porque me daba vergüenza los ataques de risa que me daban.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Por tu propio bien. 150 años de consejos expertos a las mujeres de Barbara Ehrenreich y Deirdre English. Es tan interesante, tan bien escrito, tan ameno y bien planteado y se acerca tanto a lo que yo planeaba que a punto estuvo de hacerme abandonar la escritura de ¿Dónde está mi tribu?

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Últimamente leo muy poco así que no me suele pasar lo de abandonar un libro a la mitad: selecciono mucho, me asesoro con gente de la que me fío, y mis elecciones no suelen fallar. Abandonos sonados, para mí, han sido La isla inaudita, de Eduardo Mendoza, un autor que ha escrito otros libros que me han gustado muchísimo. Y algunos supuestos nuevos talentos de la literatura española cuyos nombres prefiero no mencionar, que no se trata aquí de hacer daño…¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

Pues creo que a John Kennedy Toole, el autor de la Conjura de los necios. O quizá a Pasolini. A cualquiera de los dos les preguntaría lo mismo: ¿están las cosas ahora aún peor que cuando ellos escribieron o solo me lo parece a mí?

 Su siguiente lectura será…

Espero que sea La piedra de moler, de Margaret Drabble. Me lo recomendó muchísimo un amigo hace ya más de un año y por un motivo o por otro voy posponiendo su lectura…

En el buró de Álvaro Uribe (II)

Álvaro Uribe es el autor del libro de ensayos Leo a Biorges, de las novelas Morir más de una vez, Expediente del atentado, La lotería de San Jorge, El taller del tiempo, Por su nombre; y de la biografía Recordatorio de Federico Gamboa.

Es uno de los autores más reconocidos de Tusquets, y por eso hoy te compartimos esta entrevista actualizada con él, en la que descubrirás qué libros está leyendo en este momento, y cuáles lo han marcado por diferentes razones.

Alvaro-Uribe-BAJA

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Dudo entre la Trilogía transilvana de Miklós Bánffy y All that is (Todo lo que es) de James Salter, pero al final me quedo con Canadá de Richard Ford.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

De otros idiomas (que no por fuerza conozco): Guerra y paz de Lev Tolstói. En español: La guerra del fin del mundo de Mario Vargas Llosa.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las buenas.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

De mil maneras. Me entretienen, me instruyen, me ponen a pensar, me dan ejemplos positivos o negativos de cómo escribir, me proporcionan temas de conversación, me alivian de la tristeza y me acompañan en la alegría.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

A mí me sorprendería encontrar un libro de cocina. Soy tan ignorante del arte culinario que se me queman las ensaladas.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Las Obras completas de Jorge Luis Borges.

Su lugar favorito para leer es…

La cama.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

El tercer ojo de Lobsang Rampa.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Sí. Unos diez.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Mis héroes infantiles son Supermán, Batman, Spiderman, Ironman y el Capitán América.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

El Diccionario de construcción y régimen de la lengua española, en ocho tomos, de R. J. Cuervo.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

Sleepwalkers (Sonámbulos) de Christopher Clark, sobre los orígenes de la Primera Guerra Mundial, y la novela histórica Augustus de John Williams.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

No uso los libros como adorno. En la mesa de mi sala se apilan números recientes de varias revistas culturales en español y en inglés.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Uno mío, aún en estado manuscrito, que decidí no publicar.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

Dos antologías, de narrativa y de ensayo, de Augusto Monterroso.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Canadá de Richard Ford.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Uno de un amigo cuyo nombre, por razones obvias, prefiero no mentar.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Jorge Luis Borges y no le preguntaría nada; simplemente, lo dejaría hablar.

Su siguiente lectura será…

Probablemente El adversario de Emmanuel Carrère.

En el buró de Raúl Herrera Márquez, autor de ‘La sangre al río’

Raúl Herrera Márquez es el autor de La sangre al río, una “novela verdadera” sobre la pugna ignorada entre Maclovio Herrera y Francisco Villa que entremezcla ficción, entrevistas con los sobrevivientes, testimonios, descripción de fotografías y fragmentos en los que el autor nos relata su relación personal con estos hechos; con algo de ensayo histórico y documentos extraídos de diversos archivos.

Si quieres conocer más sobre este autor, qué libros le gustan, cuáles detesta, y hasta cuáles lo han hecho llorar, lee la entrevista que te compartimos a continuación.

buró-raul-herrera-interior

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

El metal y la escoria, de Gonzalo Celorio —en manuscrito—; El ángel de Nicolás, de Verónica Murguía.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

No podría escoger. Mi novelista favorito ha sido el que me ha absorbido por completo durante su lectura. Así ha sido con Cervantes, Rolland, Tolstoi, Hugo, Hesse, Dostoievski, García Márquez, Vargas Llosa, Collette, Mauwer, Eco, Kundera, Alain-Fournier, Celorio, Padura…

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que se parecen más a la vida real.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Depende del momento de mi vida en que un libro llega a mis manos. Mi lectura sólo en ocasiones es sistemática; normalmente paso de un libro de cuentos a un texto sobre interpretación pianística, de una novela a un libro de ensayos o uno de historia o de pedagogía. A veces un libro influye en mí por lo mucho que me afecta emocionalmente; otras, por lo que me hace pensar y me enseña; otras más, por lo que me hace dudar; otras, finalmente, por lo mucho que me entretiene y me divierte.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Uno sobre cocina, automóviles, deportes o jardinería.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Tampoco podría elegir uno; si acaso, puedo dar ejemplos. A los 8 años fue La vuelta al mundo de dos pilletes. En los años siguientes, los de Verne, Kipling, Twain, Dickens… En la preparatoria, el Quijote, los cuentos de Micrós y Wilde, la Breve historia de la música de Dufourq, una antología de cuentos de la literatura universal en compilación de Gonzalo Menéndez Pidal y, por supuesto, El principito y Demian. En mis años de estudios profesionales, La isla de los pingüinos, la Física de Sears y Zemansky, Cien años de soledad, El país de las sombras largas, Babbit, El mono blanco, Cálculo (matemático) de Tom M. Apostol, Juan Cristóbal de Romain Rolland, Guerra y Paz, The Classical Style y The Romantic Generation de Rosen, Los miserables, las cartas de Mozart, Los hermanos Karamazov…. Y así ha seguido ocurriéndome: The Sibling Society, de Robert Bly junto a La casa verde o La fiesta del chivo; Los bárbaros, de Baricco al lado de Beethoven al piano, de Chiantore; Ladrones de tinta, de Mateo-Sagasta; Liszt, de Alan Walker….

Su lugar favorito para leer es…

El escritorio, la terraza y la cama.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Rosita y Juanito, en el primer año de primaria: ese libro, de enseñanza de la lectura, concluía con un cuento titulado Eolo y los vientos que debo haber leído unas quince veces. Un par de años después, mi primera novela: La vuelta al mundo de dos pilletes, el nombre de cuyo autor, Henry Le Vaulx, aprendí muchos años después.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Por todas partes: había libreros incluso arriba de los marcos de las puertas; libros guardados en cajas y petaquillas… Mis padres siempre leían; había que hacer depuraciones periódicas porque no cabíamos con tantos libros en un departamento.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Mowgli, Tom Sawyer.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Son muchos los que podría calificar como “el mejor libro”, pero por diferentes razones. La vuelta al mundo de dos pilletes, que en la infancia me enseñó a leer novelas, fue regalo de primera comunión. Al terminar la primaria, mi maestra de sexto año me regaló un maravilloso El libro de la naturaleza de Fritz Kahn, de Editorial Aguilar. Historia de la técnica pianistica, de Luca Chiantore, fue un obsequio. Una vez más, puesto en situación de elegir, señalaría la edición del IV centenario del Quijote, de la Asociación de Academias, que también fue un regalo.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

Tout Ubu, de Alfred Jarry; la nueva Ortografía de la lengua española, de la Asociación de Academias; Álvaro Obregón, fuego y cenizas de la Revolución, de Pedro Castro; Paños menores de Gerardo Deniz; El espíritu de Córdoba, de Ikram Antaki.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Irma González, soprano de México, de Francisco Méndez Padilla; México, memoria desde el aire 1932-1969; México 200 años, la patria en construcción; Joaquín Claussell, de Xavier Moyssén; Panorama de la Danse Contemporanée, de Rosita Boisseau.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

La sangre al río.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

Maten al León, de Ibargüengoitia.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Ides of March, de Thornton Wilder.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Rehúso responder esto.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Cervantes. Le preguntaría si no se le antojan unas tapas acompañadas de una botella de vino.

Su siguiente lectura será…

Bandoleros y rebeldes, de Reidezel Mendoza, un libro sobre los bandidos que pululaban por el norte antes de la Revolución, algunos de los cuales entraron al movimiento armado.

la sangre al rio portadaLa sangre al río, de Raúl Herrera Márquez, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets.

En el buró de Carla Faesler, autora de ‘Formol’

Carla Fesler es la autora de Formol, una novela publicada por Tusquets Editores que cuenta la historia de la familia de Larca, cuyos integrantes descubren que hay un corazón humano en los estantes de su biblioteca. Este corazón perteneció al joven guerrero que fue sacrificado en el último ritual que se llevó a cabo en el Templo Mayor. ¿Cómo llegó a la casa de Larca?

A continuación te compartimos una entrevista que le hicimos a Carla, en la que nos cuenta cuáles son sus libros favoritos, los que odia, los que la han hecho llorar y, lo más importante, cuáles están en su buró.

Buró Carla Faesler baja

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Red Doc de Anne Carson, El mal de orígen, de Sergio González Rodríguez.

Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

He tenido varios autores favorios a lo largo de mi vida. Un tiempo fue el poeta Antonio Gamoneda, el más reciente es Daniel Sada.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que no explican demasiado al lector, que mantienen un misterio. Me gustan las historias que sorprenden, descolocan y me hacen desvariar. El mal de la taiga de Cristina Rivera Garza es uno de los libros que recientemente agregué a mi lista de favoritos. Me atrapó.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

En mi escritura.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Un libro de geometría con figuras en suaje para despegar y armar.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Muchos me han marcado. La doncella sangrienta de Penrose, El búho ciego, de Sadegh Hedayat, Elizabeth Costello de Coetze, Casi nunca de Sada, entre muchos otros.

Su lugar favorito para leer es…

La cama.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

En casa teníamos El tesoro de la juventud. Me entretenía horas en sus diferentes secciones.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Si, muchos libreros, no necesariamente con libros de ficción. Aunque había literatura, los libros de arte y ciencias sociales predominaban. Lo que sí, había libros de terror, y eso me encantaba.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Las migajas de Hansel y Gretel y el zapato de la Cenicienta.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Explicación de los sueños y pesadillas, un libro rústico, pequeño, de los años cincuenta del siglo pasado. Es muy útil y el dibujo de portada me fascina.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

El fuego secreto de los filósofos, de Patrick Harpur, Le Cabinet de curiosités medicales, de Éric Bouhier.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

No necesariamente adornan, creo. Ahí se van apilando los que me traen de regalo, los que voy poniendo en la mesa al llegar a casa, los que aparecen de repente no sé bien cómo. El escenario cambia, a veces los libros forman pilas, otras sólo hay uno que otro ejemplar. Libros de arte, mecánica, bordado, ciencias ocultas, medicina. Ahora está Los jugos más saludables.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Diario de John Roberton, de Blanca Strepponi.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reir?

Lentas, opulentas, de André Hardellet.

¿Cuál fue el último libro que le haber deseado ser usted quien lo escribió?

La dama zorro (Lady into Fox) de David Garnett.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Uy, varios. Leo muchas cosas en simultáneo, de manera no lineal, desordenada. Uno que me encuentro por ahí seguido y retomo, pero que vuelvo a dejar es El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, de Oliver Sacks. Me gusta entrar y salir de sus páginas de manera azarosa, caprichosa.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

La verdad no estoy segura de querer conocer a los escritores que me gustan. Pero si tuviera a Gombrovicz, a Szymborska, a Dávila o a Lispector enfrente de mí, tal vez les preguntaría cuál es su juego favorito.

Su siguiente lectura será…

Las tres mitades de Ino Moxo, de César Calvo.

En el buró de Luis Felipe Lomelí, autor de ‘Indio borrado’

Luis Felipe Lomelí es el autor de Indio borrado, una novela que cuenta la historia de el Güero, uno más de los nuevos olvidados en un mundo inmerso en la violencia. El caos reina en todo lo que le rodea, incluso en su propio nucleo familiar: ya no soporta el llanto del Cabrito, el hijo de su hermana, las ojeras de su madre, el olor de su padre. Entre los recuerdos de su niñez, cuando vendía serpientes de madera con su hermana la Leidi, los consejos de su tío Absalón y las voces de unos fantasmas que le hablan del pasado de su ciudad y de sus ancestros, el Güero debe lidiar con el paso a la adultez y los sentimiendos dominados por la ira. Profundamente marcado por su rol en la pandilla de los Rats y su primer trabajo como albañil, e hipnotizado por los ojos de gata de Lina, el Güero tendrá que descubrir cuál es su lugar en el mundo pero, sobre todo, nos hará saber cuál es su más profundo deseo. Aún no llega su padre a casa, pero sí el momento de acabar con esa sombra que lo ha sumido en la furia y el rencor desde hace años.

Si quieres saber más sobre Luis Felipe Lomelí, autor de Indio Borrado, aquí te contamos cuáles son los libros que están en su buró, además de algunos otros de sus secretos literarios.

LUIS-FELIPE-LOMELÍ-baja

 ¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Si una noche de invierno un viajero…, de Italo Calvino.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

 Nadine Gordimer.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que tienen más corazón que cerebro, sin ser unas descerebradas.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

De muchas. Hay libros que te hacen pensar y soñar, reír o llorar, que te invitan a ver el mundo con otros ojos (como los de historia) o a ver otros mundos (como los de ciencia), libros que te ayudan a predecir el futuro y otros que te ayudan a ponerte en los zapatos de tus semejantes, incluso de tus enemigos. Estos últimos son indispensables.

 ¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Una Historia de los estilos en jardinería, de Francisco Páez de la Cadena, y El capital en el siglo XXI, de Thomas Piketty.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

El Quijote.

Su lugar favorito para leer es…

La tina, las pocas veces que he vivido en un lugar con tina. Si no, el café.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Uno sobre arrecifes intermareales (sí, soy ñoño desde chiquito).

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Sí. Un par de libreros de mi madre. Pero lo mejor era la biblioteca de mi abuelo Agustín, ingeniero forestal.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Como era muy ñoño, mis héroes, todos, eran científicos.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Life Times, de Nadine Gordimer.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

Aparte de los mencionados, Perorata del apestado, de Gesualdo Bufalino, y Parábola de la cizaña, de Federico Vite.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Los libros de mi hija de un año y cuatro meses.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

El Quijote.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

La soledad de los animales, de Daniel Rodríguez Barrón.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Los peces no cierran los ojos, de Erri De Luca.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Árboles tropicales de México, de Terence Pennington y José Sarukhán.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

Vivo, a Ngugi wa Thiong’o; muerto, a Rulfo. Me encantaría caminar con ellos por un parque y que me contaran lo que ven.

Su siguiente lectura será….

Omeros, de Derek Walcott; o La Eneida, de Virgilio.

En el buró de A.S. King

as king

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

¡Es muy difícil responder a esto! Me encantó Going Over, de Beth Kephart, y dos libros que saldrán en septiembre de este año: Poisoned Apples, de Christine Hepperman’s y 100 Sideways Miles, deAndrew Smith.

Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

Mi escritor favorite es Kurt Vonnegut Jr. Si tuviera que recomendar un libro de él a alquien que nunca lo haya leído antes sería Matadero 5.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que dicen la verdad.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Los libros influyen en todo lo que hago. Leí mucho desde muy pequeña y creo que fue leer sobre tantos personajes tan distintos lo que me ayudo a ser una persona empática y solidaria, no prejuiciosa. Y tampoco pasar por alto que fueron los libros los que me hicieron una escritora.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Un manual de pilotos de helicóptero.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Yo creo que Dios le bendiga, de Kurt Vonnegut Jr. También Mr. Rosewater me marcó profundamente como escritora y ser humano.

Su lugar favorito para leer es…

Cualquiera. En cualquier momento. Pero tiene que ser silencioso.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Un atlas del mundo que había en mi casa. Era un libro enorme y no lo podía yo sola al principio. Lo leía todo el tiempo, desde que puedo acordarme.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Sí. Teníamos un librero en la sala en donde había enciclopedias y otros libros de referencia. Y en otro cuarto teníamos un librero con libros para niños y jóvenes, y también clásicos.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Mi héroe de literatura juvenil es un autor —Paul Zindel—y adoro a muchos de sus personajes. Eran mis héroes cuando fui adolescente.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Jitterbug Perfume de Tom Robbins o La Isla del Tesoro, de Robert Louis Stevenson.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

Tengo una pila como de 20 libros en mi buró. ¡Imposible acordarme de todos! La mayoría no serán leídos ahí. Cuando me voy a la cama solo duermo. Cuando un libro se muda a mi sala, entonces está listo para ser leído.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Tengo cientos de libros en la sala. Todo: desde mis clásicos favoritos, muchas novelas juveniles, libros de foto también. De Mark Twain a Vonnegut, de Hemingway hasta poesía y libros de arte. Tengo demasiados libros.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Two Boys Kissing de David Levithan.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reir?

Cualquier libro con Elephant y Piggie, de Mo Willams. Los leo cada noche con mi hijo más pequeño y me matan de risa cada vez.

¿Cuál fue el último libro que le haber deseado ser usted quien lo escribió?

Grasshopper Jungle, deAndrew Smith.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

No puedo hacer eso. Tengo que terminar cada libro que comienzo, incluso si no me gusta. Me imagino que aprenderé algo, aunque esté horrendo.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

Me encantaría conocer a Lope de Vega. Le preuntaría cómo hizo para escritor tanto. ¿Saben que escribió algo así como 1800 obras de teatro? Y eso sin contar los sonetos, las novelas y nouvelles. También le pediría que me contará cómo era Cervantes.

 Su siguiente lectura será…

Estoy por comenzar a escribir un libro nuevo para 2016, así que el próximo libro es de investigación. Pero tengo We Were Liars, de E. Lockhart’s en mi mesa de café, así que esa será el siguiente libro de ficción que leeré.

En el buró de…Susana Iglesias

susana-iglesias

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

En el lejero, de Evelio Rosero

Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

Son muchos mis novelistas favoritos, escogería a tres: Bukowski, Miller y Dostoievski.

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las historias de héroes marginales, las historias de derrota, muerte, lucha.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Ninguna, cierro el libro y olvido. Cuando escribo no pienso en los libros ni en los autores que he leído, pienso en todo aquello que sucede en las calles.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar en su buró?

No tengo buró. No sé si sorprendería pero cerca de la cama tengo un libro sobre uno de mis héroes: Ricardo Flores Magón

¿Lee alguna vez autoayuda? ¿Qué puede recomendar?

Sí. Roberto Bolaño y Los detectives salvajes.

Si pudiera conocer a un personaje literario, ¿a quién elegiría?

Es difícil, quisiera conocer a varios. Arturo Bandinni [Fante] también quisiera conocer a Alekséi Ivánovich [El jugador, Dosto]

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Son muchos, mencionaré cuatro: Las noches blancas, Hambre, Los ejércitos, Trópico de Capricornio.

Su lugar favorito para leer es…

La cama.

Si tuviera que recomendarle un libro a los políticos mexicanos, ¿cuál sería?

Los ejércitos y La carroza de Bolívar [de Evelio Rosero].

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Crimen y Castigo, Las noches blancas, y un libro de Blavatsky que estaba en casa de mi tío.

 ¿Había libros en su casa cuando era niña?

Muchos, empastados en cuero rojo y negro, también enciclopedias sobre animales.

 ¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Colmillo Blanco, era mi héroe.

 ¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

No ha llegado, las personas no me regalan libros, me regalan botellas de vodka, altoids, pastillas de violeta, anforitas y libretas.

 ¿Qué libros están en su buró en este momento?

No tengo buró, pero al lado de la cama tengo El mal de la Taiga, de la brillante Cristina Rivera Garza.

 ¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

No tengo sala, en casa los libros están por todas partes, hasta en el baño, no adornan nada, he visto casas con libreros atestados de libros que son eso: adornos, cada libro que está en mi casa lo he leído y me gusta, si no me gusta: lo saco de aquí o lo uso para prender el boiler.

 ¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

The brotherhood of the grape.

 ¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Tristessa de Kerouac, era una edición mexicana con unos dibujos horribles: mi gato lo agarró de rascador y después lo mordió hasta matarlo, ni el señor de la basura lo quiso.

 ¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Bukowski, le preguntaría sobre su gato bizco, intentaría sacarle algunos secretos de esos bares angelinos

 Su siguiente lectura será…

Trancapalanca, de Élmer Mendoza

En el buró de Leonardo Padura

leonardo-padura

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Sunset Boulevard, de Paul Auster.

 Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

Mario Vargas Llosa. Hasta Historia de Maita. Después ya no ha sido igual.

 ¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que cuentan cosas, y las cuentan bien.

 ¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

En muchas. Tanto, incluso, que leyendo un libro puedo tener la idea para escrbir uno de los míos.

 ¿Qué libro nos sorprendería encontrar en su buró?

Uno de Paulo Coelho.

 ¿Lee alguna vez autoayuda? ¿Qué puede recomendar?

No, nunca leo este tipo de literatura. Hay tantas cosas buenas que leer…

 Si pudiera conocer a un personaje literario, ¿a quién elegiría?

A Holden Caulfield. Pero tendría mucho cuidado con él. Últimamente leí que podía ser un asesino en serie.

 ¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

El Conde de Montecristo. Me enseñó el placer de la lectura cuando yo lo desconocía.

Su lugar favorito para leer es…

Mi cama. No la cama, sino mi cama. Tengo la luz perfecta.

 Si tuviera que recomendarle un libro a los políticos mexicanos, ¿cuál sería?

La Biblia. Por razones obvias…

 ¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Si no fue El Conde de Montecristo, debe haber sido El corsario negro.

 ¿Había libros en su casa cuando era niño?

Muy pocos, no pasaban de diez, casi todos Selecciones de Reader Digests.

 ¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Creo, creo, que Robin Hood, si es literatura infantil.

 ¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Conversación en La Catedral. Me lo leo cada vez que voy a empezar a escribir una novela.

 ¿Qué libros están en su buró en este momento?

Tengo mi ereader con 898 títulos.

 ¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

La mesa de la sala no es para poner libros ni los libros deben considerarse adornos. Los libros, al librero.

 ¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Vida y destino de Vassili Grossman.

 ¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Me da pena confesarlo, heriría a un colega, si es que mi juicio le interesara, claro.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Shakespare. Le preguntaría si él es él…

Su siguiente lectura será…

Nunca le pregunten algo así a un cubano. Todos, todos, leemos lo que aparece más que lo que deseamos. (Lo mismo que nos pasa con la comida: comemos lo que podemos, no lo que queremos)… Aunque ahora con mi ereader tengo de donde escoger… Quizás Las correcciones, de Franzen, a ver si no es tan bueno nada, como

En el buró de Trino

trino

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Este año no he tenido respiro, hice el libro de Viva la Familia, el de Los Ovnis y ahora uno sobre Futbol…¡necesito tiempo para sentarme a leer!

 Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

¡Uf! Stephen King, Vila Matas, Paul Auster…

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que me ayuden a despegar mi imaginación…los libros de Carl Sagan por ejemplo.

 ¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Según en el estado de ánimo en el que me encuentre…me encantan las Biografías, me encanta la de Billy Wilder, el cineasta.

 ¿Qué libro nos sorprendería encontrar en su buró?

Los 11 de la tribu, de Juan Villoro, estoy trabajando un libro sobre futbol y este tiene miles de anécdotas no sólo sobre el futbol sino de los Narradores, como Angel Fernández, el más grande de todos.

 ¿Lee alguna vez autoayuda? ¿Qué puede recomendar?

Voy a Terapia…mejor me autoayudo con alguien que me pueda ver de frente y no un libro con “piensos trascendentales”…

Si pudiera conocer a un personaje literario, ¿a quién elegiría?

Al Capitán Nemo…quiero subirme a su submarino y comer todos los días calamar rebosado…

 ¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Corazón, diario de un niño, de Edmundo de Amicis

Su lugar favorito para leer es…

El retrete…(Se oye más elegante que W.C. ¿no?)…Ups, ahora veo que en mi primera respuesta puse que necesitaba más tiempo para sentarme a leer, creo que lo correcto sería, necesito ir al baño más seguido.

 Si tuviera que recomendarle un libro a los políticos mexicanos, ¿cuál sería?

La Biblia, el Antiguo Testamento, específicamente el Séptimo Mandamiento: “No Robarás”

 ¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Fue un cuento de Mauricio Magdaleno, “Pasos a mi espalda” el profesor “Toñito” de 5to de primaria me lo hizo leer…me encantó.

 ¿Había libros en su casa cuando era niño?

Libros y Enciclopedias…me encantaba una enciclopedia que se llamaba: “Lo sé Todo”…con ese título no había dudas.

 ¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

La peor señora del Mundo, de Pancho Hinojosa e ilustrado por Rafael Barajas “El Fisgón”, un dueto impecable.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Magy, mi esposa, me regaló una versión mini-mini de El Principito. ¡Chingón!

 ¿Qué libros están en su buró en este momento?

¿En este momento? Ninguno…están en mi baño.

 ¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Libros de Arte, de monos (Pero no los míos) De Sergio Aragonés, de Art Spiegelman, de Saul Steimberg, uno de fotos de Linda McCartney…

 ¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Uno de Alex Grijelmo…¡me hizo llorar de impotencia, por mis faltas de ortografía en mis cartones!

 ¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Uno de Carlos Fuentes…me aburrió cañón…perdón.

 ¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Stephen King…le preguntaría: Oye, Stephen…¿Te puedo llamar Stephen? O Gordo…¿Te puedo decir gordo? O Chato…¿Qué tal chato?…oyes…¿cómo le haces para sacar tanta mamada de historias y todas tan chidas?…¿Hola?…¿Chato?…(creo que me colgó el teléfono)

 Su siguiente lectura será…

El Libro de Guillermo del Toro, Gabinete de curiosidades…me llegó en Amazón, sobre todo porque conocí en vivo ese lugar…¡me encantó!