Archivo de la etiqueta: Charles Dickens

3 BOOKETS para la imaginación y los sueños

¿Sientes que el mundo te está asfixiando y que necesitas un lugar a dónde escapar? Un lugar sólo para ti, donde puedas descansar y estar en armonía. Te tengo una buena noticia, pues con los libros podemos vivir cientos de vidas y si dejas respirar a tu imaginación te podrás transportar a lugares mágicos; he aquí 3 BOOKETS para estimular tu imaginación y tus sueños.

1. ‘Mr. Vértigo’ de Paul Auster

Un relato donde la imaginación se desborda de las páginas, una fábula y un aprendizaje que comienza a principios del siglo XX cuando el maestro Yehudi le propone al huérfano Walt un trato: si se va con él, le enseñará a volar, si no lo consigue, el niño podrá vengarse cortándole la cabeza.  Este viaje mágico con Walter, Mr. Vértigo, es una historia personal y la de Estados Unidos.

2. ‘El pequeño ladrón de sombras’ de Marc Levy

¿Dónde ha quedado nuestra infancia? Esa época en la que soñar era tan fácil y divertido como jugar. Esta novela nos habla sobre un hombre que volverá a despertar nuestra niñez y nuestra imaginación.  Una novela para vivir nuestros sueños.

3. ‘Cuentos de Navidad’ de Charles Dickens

10 historias navideñas que Charles Dickens nos dejó, relatos para dejar volar la imaginación en el Londres victoriano, entre cementerios lúgubres y colegios pobres; letras que contagian la fantasía y la felicidad del hogar.

SUEÑOS

‘Cuentos de Navidad’, de Charles Dickens: un libro ideal para la temporada

Poco antes de anochecer, una víspera de Navidad, Gabriel se echó al hombro su pala, encendió su farol y se encaminó hacia el viejo cementerio, porque tenía que acabar de abrir una fosa para la mañana siguiente, y sintiéndose muy abatido, pensó que tal vez se animaría sise ponía a trabajar cuanto antes. Mientras iba caminando, al pasar por una antigua calle, vio brillar a las alegres candelas a través de las viejas contraventanas, y oyó las risas bulliciosas y el divertido griterío de los que estaban reunidos en sus casas; advirtió los atareados preparativos para la fiesta del siguiente día y husmeó los abundantes olores derivados de dichas circunstancias, que se escapan en vaporosas nubes por las ventanas de las cocinas. Todo esto era hiel y aloe para el corazón de Gabriel Grub, y cuando los grupos de niños salían de sus casa, correteaban por la calle y se encontraban, antes de llamar a otra puerta, con otra media docena de rapazuelos de rizadas cabelleras con los que se reunían, subiendo en tropel las escaleras para pasar la tarde en sus juegos de Nochebuena, Gabriel Grub sonreía lúgubremente y oprimía con firme crispación el mástil de su pala, al tiempo que pensaba en el sarampión, la escarlatina, la difteria y la tosferina, así como en muchas otras fuentes de placer.

En este feliz estado de ánimo Gabriel Grub siguió su camino, contestando con bruscos gruñidos a los risueños saludos de los vecinos con los que se cruzaba, hasta que se adentró en la oscura callejuela que conducía al cementerio. Gabriel había estado deseando llegar al oscuro callejón, porque era, en términos generales, un lugar agradable, sombrío y lóbrego por el que los vecinos no tenían mucho interés en pasar, como no fuera en pleno día y cuando brillaba el sol. En consecuencia, no le resultó poco desagradable oír a un pequeño golfillo cantar a voz en grito una alegra canción sobre la feliz Navidad en aquel santuario personal, conocido como Coffin Lane desde los tiempos de la antigua abadía y de los monjes tonsurados.

Extracto de Cuentos de Navidad, de Charles Dickens.

cuentos-de-navidad-portada

SINOPSIS: Dickens nos trae un recopilado de diez historias navideñas ambientadas en escenarios de cementerios lúgubres, mares donde piratas pasan aventuras, calles del Londres victoriano; esto mezclado con el humor y la ironía.

6 escritores famosos que tenían mascotas muy extrañas

Hay de escritores a escritores, y de excéntricos a excéntricos. De lo que hablaremos hoy, sin embargo, es de grandes escritores que también fueron grandes excéntricos.

¿O no le llamarían excentricidad a tener a una mosca como mascota?

Si te gustaría saber cuáles han sido las mascotas más raras que han tenido algunos escritores famosos, te invitamos a que leas la siguiente lista.

1. La mascota de Virgilio era una mosca

mosca

Virgilio es la mente maestra detrás de una de las obras literarias más importantes de todos los tiempos: la Eneida. Y aunque no es secreto, no todos saben que su mascota era una mosca. Sí, leyeron bien: una mosca. Su amor por esta criatura fue tal que, cuando murió, se gastó el equivalente a un millón de dólares en su funeral. Le construyó un mausoleo, hizo que un grupo de músicos tocara en su velorio y numerosos escritores leyeron poemas en su honor. ¿Les parece una locura? A los contemporáneos de Virgilio, también.

2. Lord Byron tenía un oso

oso

Cuando Lord Byron vivía en el Trinity College y estudiaba en Cambridge, las reglas de las casas de estudiantes prohibían tener perros como mascotas. Así que, luego de estudiar detenidamente el reglamento, Byron determinó que no podrían prohibirle que tuviera un oso en su cuarto. Así lo hizo y, efectivamente, nadie pudo prohibírselo.

3. Gérard de Nerval tenía una langosta como mascota

gerard nerval langosta

Este poeta francés de corte romántico no tuvo una vida ordinaria: fue protagonista de enfermizas pasiones, se volvió loco y, finalmente, se suicidó colgándose de una farola en París. Visto de esta manera, no resulta extraño que su mascota fuera una langosta, misma que con frecuencia salía a dar paseos por las calles. Sobre estos seres, Nerval decía: “Son criaturas serias y pacíficas que conocen los secretos del mar”.

4. Charles Baudelaire tenía una tarántula

tarantula

Aunque no es lo más común, la tarántula que Charles Baudelaire tenía dentro de un frasco parece ser la menos exótica de las mascotas de esta lista, ¿no creen?

5. La mascota de Charles Dickens era un cuervo

cuervo dickens

El cuervo parlanchín que aparece en la novela Barnaby Rudge, de Charles Dickens, está inspirado en la mascota que este escritor tenía en la vida real. El animal se llamaba Grip the Knowing, y además de aparecer en la citada novela, fue la inspiración de Edgar Allan Poe para escribir su célebre poema El Cuervo. Lo más interesante es que el cuervo de Dickens todavía existe, porque fue disecado y guardado en una universidad de Estados Unidos.

cuervo vitrina

6. Dorothy Parker tenía cocodrilos

cocodrilo

Dorothy Parker fue una escritora norteamericana reconocida por su negro humor. Además de cuentista y poeta, fue guionista de importantes películas como Ha nacido una estrella (George Cukor, 1954) y Sabotaje (Alfred Hitchcock, 1942). Tan negro era su humor que, durante un tiempo, tuvo cocodrilos como mascotas. El colmo de esta situación ocurrió cuando su ama de llaves renunció, argumentando que no podía estar en el mismo lugar que semejantes criaturas. “Debí decírselo antes, pero nunca pensé que tendría que hacerlo”, decía Parker al respecto.

¿Conoces más casos de escritores con mascotas excéntricas?

Bancas con forma de libro causan sensación en Londres

Con el objetivo de promover la lectura, las autoridades de Londres han desarrollado una curiosa campaña que, literal, lleva libros gigantes a las calles.

Y es que desde hace algunos días comenzó la campaña Books about Town, en la que 50 bancas con forma de libro fueron colocadas en las calles de la ciudad, para que los lectores tengan un lugar más adecuado en dónde leer.

Banca basada en The Gruffalo, de Axel Scheffler y Julia Donaldson.
Banca basada en The Gruffalo, de Axel Scheffler y Julia Donaldson.

Los libros elegidos para convertirse en bancas fueron escogidos por su relación con la ciudad de Londres, y los habitants y visitantes de ese lugar podrán sentarse en ellos hasta mediados de septiembre.

Banca de Paddington Bear, basada en el cuento de Michael Bond.
Banca de Paddington Bear, basada en el cuento de Michael Bond.

Books about Town es un proyecto que realizaron en colaboración las organizaciones National Literacy Trust y Wild in Art.

Banca de The Lion, the Witch and the Wardrobe, de C.S. Lewis
Banca de The Lion, the Witch and the Wardrobe, de C.S. Lewis
Banca de Alicia a través del espejo, de Lewis Carroll.
Banca de Alicia a través del espejo, de Lewis Carroll.
Banca de The Hitchhiker’s Guide To The Galaxy, de Douglas Adams.
Banca de The Hitchhiker’s Guide To The Galaxy, de Douglas Adams.
Banca de 1984, de George Orwell.
Banca de 1984, de George Orwell.
Banca de La vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne.
Banca de La vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne.
Banca de Grandes Esperanzas e Historia de Dos Ciudades, de Charles Dickens.
Banca de Historia de dos ciudades, de Charles Dickens.
Banca con los personajes de los cuentos del Dr. Seuss.
Banca con los personajes de los cuentos del Dr. Seuss.
Banca basada en James Bond, de Ian Fleming.
Banca basada en James Bond, de Ian Fleming.

Si quieres ver las 50 bancas y saber exactamente en qué punto de Londres están localizadas, entra a la página oficial de Books about Town.

¿Te gustaría que hubiera una campaña así en México y América Latina?

Las mejores 15 primeras frases de novelas

La frase más importante de cualquier libro es la primera. Con ella, los escritores enganchan o pierden para siempre a sus lectores. De verdad. Hay personas que, si no se sienten atrapadas en la primera página de un libro, cierran sus páginas y buscan otro. ¿Les ha pasado?

Hace poco, la American Book Review publicó una lista de las 100 mejores primeras frases de novelas, y nosotros nos dimos a la tarea de escoger las 15 mejores de esa lista. Chécalas.

1. “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.”
Miguel de Cervantes Saavedra, Don Quijote de la Mancha (1605) 

2.”Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas.”
Vladimir Nabokov, Lolita (1955)

cien_anos2

3. “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.”
Gabriel García Márquez, Cien años de soledad (1967)

el-arco-iris-de-la-gravedad

4. “Un grito viene a través del cielo.”
Thomas Pynchon, El arcoiris de la gravedad (1973)

5. “Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.”
Jane Austen, Orgullo y prejuicio (1813)

moby dick

6. “Llámenme Ismael.”
Herman Melville, Moby Dick (1851)

7.  “Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada.”
Leon Tolstoi, Anna Karenina (1877)

8. “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría y, también, de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.”
Charles Dickens, Cuento de dos ciudades (1859) 

el hombre invisible

9. “Soy un hombre invisible.”
Ralph Ellison, El hombre invisible (1952)

10. “Mamá murió hoy.”
Albert Camus, El extranjero (1942)

11. “Soy un enfermo… soy un hombre desagradable.”
Fiodor Dostoyevski, Memorias del subsuelo (1864)

fahrenheit-451_9788445071168

12. “Era estupendo quemar.”
Ray Bradbury, Fahrenheit 451 (1953)

13. “Era un día luminoso y frío de abril y los relojes daban las trece horas.”
George Orwell, 1984 (1949)

14. “Si soy yo el héroe de mi propia vida o si otro cualquiera me reemplazará, lo dirán estas páginas.”
Charles Dickens, David Copperfield (1850)

el-proceso-franz-kafka-13362-MLC38408557_5108-F

15. “Alguien tenía que haber calumniado a Josef K, pues fue detenido una mañana sin haber hecho algo malo.”
Franz Kafka, El proceso (1925)

¿Qué les pareció? ¿Están todas sus frases favoritas? ¿Cuál faltó? Para leer la lista completa de las 100 mejores primeras frases de novelas (en inglés), puedes dar click aquí.

Coldplay en la biblioteca Vasconcelos

Hace algunos días, el 28 de abril, un joven visitaba la Biblioteca Vasconcelos. Mientras hojeaba un ejemplar de Cuento de Navidad de Charles Dickens, encontró dos papeles que parecían no pertenecer al libro. El primero era una hoja con anotaciones hechas a mano, el segundo, una carta de felicitaciones de la banda Coldplay por haber encontrado una de las letras de su nuevo disco, junto a un pase doble para una de sus presentaciones en Londres.

Se trata de una promoción especial que hicieron para el lanzamiento de su nuevo disco Ghost stories. La banda repartió en nueve bibliotecas, de nueve distintos países, las letras de sus canciones escritas a mano y pases para alguna de sus presentaciones en Londres.

ganador

La letra encontrada en la Biblioteca Vasconcelos fue descubierta por el usuario de twitter @ernestodavii, con lo que viajará el próximo 1 de julio para ver a la banda en vivo en el Royal Albert Hall.

La búsqueda sigue en las redes sociales con el hashtag  #lyricshunt.