Archivo de la etiqueta: Carmen Aristegui

Vicente Leñero, celebramos su obra en el aniversario de su nacimiento

Vicente Leñero, uno de los escritores, periodistas y dramaturgos más importantes de nuestro país, nació el 9 de junio de 1933. Como parte del homenaje que Grupo Planeta le rinde a su obra y a su vida, este año se volvió a editar la mayor parte de su obra, bajo el sello Seix Barral.

Les presentamos la Biblioteca Vicente Leñero.

1. El garabato
portada_el-garabato_vicente-lenero-otero_201501300030Con prólogo de Pedro Ángel Palou.

Una carta ficticia para agradecer a un amigo su ayuda en la publicación de una novela de ficción en que se reseña una novela, esta última una trama de suspenso cuya resolución puede explicarlo todo… Juego intelectual, colección de cajas chinas, muñeca rusa literaria, misterio policiaco, El garabato, de 1967, es un experimento artístico arriesgado, producto de una época rica en intentos por cuestionar la realidad en todas sus dimensiones. En busca de una «literatura pura», Leñero hace creadores a sus propias creaciones en un juego de espejos donde el propio escritor se pierde en el resultado final, a la vez que plantea al lector un encuentro directo con sus verdaderas intenciones detrás del relato.

portada_el-garabato_vicente-lenero-otero_201501300030.jpg
Vicente Leñero

En busca de una «literatura pura», Leñero hace creadores a sus propias creaciones en un juego de espejos donde el propio escritor se pierde en el resultado final, a la vez que plantea al lector un encuentro directo con sus verdaderas intenciones detrás del relato.

 

2. Los pasos de Jorge
portada_los-pasos-de-jorge_vicente-lenero_201503252106Con prólogo de Benito Taibo.

Retrato cálido y esencial de ese enfant terrible de las letras mexicanas que fue Jorge Ibargüengoitia (1928-1983). Los pasos de Jorge es también un amplio vistazo al mundillo de la literatura y el teatro nacionales de mediados del siglo XX. Ibargüengoitia, indispensable en nuestro tiempo para abordar el ser nacional, fue en su momento un incomprendido y un rebelde que supo sobreponerse a las adversidades y encontrar su lugar como uno de los escritores más universales que ha dado México aun cuando su tema fue la idiosincracia de su propio país. Vicente Leñero celebra en esta obra la vida y el carácter de un talento perdido prematuramente, un personaje de excepción que fustigó con humor ácido las falsas seriedades de su época.

portada_los-pasos-de-jorge_vicente-lenero_201503252106.jpg
Vicente Leñero

Vicente Leñero celebra en esta obra la vida y el carácter de un talento perdido prematuramente, un personaje de excepción que fustigó con humor ácido las falsas seriedades de su época.

 

3. Estudio Q

portada_estudio-q_vicente-lenero_201503252121Con prólogo de Vicente Quirarte.

«Viví preocupado durante mucho tiempo a causa de Estudio Q», contó Vicente Leñero al cumplir ochenta años. A cincuenta de la aparición de esta novela, junto con El garabato, permanece como una de sus obras más audaces por su voluntad exploratoria de las posibilidades de la literatura, entre ellas como parodia o crítica de la realidad y de sí misma. Un personaje de telenovela se rebela, se opone a verse constreñido a las limitaciones del texto que le da existencia y de la producción que lo visibiliza, y Leñero, el futuro dramaturgo y guionista excepcional, sigue sus peripecias en una indagación premonitoria acerca del libre albedrío y la creciente importancia de los medios.

Escrita poco antes del surgimiento del boom de las letras latinoamericanas, más próxima a la nouveau roman europea, Estudio Q anuncia algunas de las temáticas clave del autor —la libertad individual frente al destino dentro de una vertiente teológica, las historias colectivas, las filtraciones entre la ficción y la vida— mientras se erige como una rara avis en el panorama literario mexicano.

portada_estudio-q_vicente-lenero_201503252121.jpg
Vicente Leñero

Escrita poco antes del surgimiento del boom de las letras latinoamericanas, más próxima a la nouveau roman europea, Estudio Q anuncia algunas de las temáticas clave del autor —la libertad individual frente al destino dentro de una vertiente teológica, las historias colectivas, las filtraciones entre la ficción y la vida— mientras se erige como una rara avis en el panorama literario mexicano.

 

4. Los periodistas

portada_los-periodistas_vicente-lenero_201503252110Con prólogo de Carmen Aristegui.

A partes iguales novela, testimonio y crónica, Los periodistas es el relato apasionado de los sucesos que darían origen a una nueva era del periodismo en México: el golpe del gobierno de Luis Echeverría en 1976 al periódico Excélsior, en ese momento el más importante del país.

Vicente Leñero, testigo vital de estos acontecimientos la expulsión de Julio Scherer García, director del diario, y la salida de los principales colaboradores, entre ellos las mejores plumas del siglo XX mexicano—, recurrió a sus dotes de literato para bordar de manera brillante un informe que refleja muchas de las contradicciones y vicios del sistema político mexicano, entre ellos, sus constantes embates contra dos grandes valores universales: la libertad de expresión y la justicia.

Obra indispensable para entender una época álgida de la historia política del país, Los periodistas permanece también como un ejercicio de la novela sin ficción, a la manera de Capote o Mailer, y como una argumentación sobre las libertades ciudadanas frente al Estado contemporáneo.

portada_los-periodistas_vicente-lenero_201503252110.jpg
Vicente Leñero

Obra indispensable para entender una época álgida de la historia política del país

 

5. Los albañiles

portada_los-albaniles_vicente-lenero_201503252114Con prólogo de Elena Poniatowska.

Novela polifónica, verdadera construcción literaria —Vicente Leñero era ingeniero civil de profesión—, Los albañiles, piedra angular de la producción de uno de los grandes autores mexicanos del siglo XX, le valió el Premio Biblioteca Breve en 1963 y con ello el reconocimiento que necesitaba para decidirse a hacer una carrera en las letras.

El asesinato de un viejo velador de una obra en desarrollo desata una pesquisa que revelará mucho más que al culpable, en una narración que captura comportamientos, modos de hablar y rasgos sociales de una época que aún no ha sido del todo superada.

Metáfora monumental llevada al cine y al teatro, Los albañiles es ya un clásico de la literatura nacional; puerta de cierta modernidad en la narrativa, destacan en ella los temas del poder, la desigualdad social y la naturaleza humana ante la alienación de las grandes ciudades, en un México que creía ascender materialmente antes de cuestionar sus propios fundamentos estructurales.

portada_los-albaniles_vicente-lenero_201503252114.jpg
Vicente Leñero

Metáfora monumental llevada al cine y al teatro, Los albañiles es ya un clásico de la literatura nacional

 

6. Redil de ovejas

portada_redil-de-ovejas_vicente-lenero_201506050203Con prólogo de Rafael Pérez Gay.

Esta novela es muchas historias con un solo origen, el catolicismo y el fervor religioso; las autoridades laicas, acusadas de jacobinismo, se ven repudiadas por hombres y mujeres gobernados por el temor al infierno, a Dios y a la vida. Al anticomunismo eclesiástico se opone una vocación sacerdotal en los años sesenta, la opción de un cristianismo en favor de los desheredados. Redil de ovejas sintetiza sin duda la historia reciente de la fe en México, las transformaciones que la Iglesia se ha visto forzada a vivir y los efectos que ello ha tenido sobre los dogmáticos. En su narrativa Vicente Leñero mezcla con maestría lo picaresco y lo testimonial.

portada_redil-de-ovejas_vicente-lenero_201506050203.jpg
Vicente Leñero

Redil de ovejas sintetiza sin duda la historia reciente de la fe en México.

 

Todos los títulos están disponibles en librerías, en formato físico y digital.

Asiste a la presentación de ‘Narcoamérica, con Carmen Aristegui

Si quieres entender cómo funciona el tráfico de drogas en el continente americano, y cuáles son sus consecuencias sociales, económicas y culturales, entonces no te puedes perder Narcoamérica, un libro escrito por el colectivo de periodistas Dromómanos, publicado por el sello Tusquets.

El próximo 19 de mayo, a las 19:00 horas, en la librería Gandhi Mauricio Achar (Miguel Ángel de Quevedo 121), la periodista Carmen Aristegui presentará Narcoamérica en compañía de sus autores.

Se trata de una cita única que no te puedes perder.

invitacion_narcoamerica

‘Los periodistas’ de Vicente Leñero: prólogo de Carmen Aristegui

Como parte de la reedición de la obra de Vicente Leñero que emprendió Grupo Planeta el año pasado en su sello Seix Barral, llegará a librerías el volumen de Los periodistas.  Un texto imprescindible para entender este momento histórico en términos de periodismo y comunicación en nuestro país, que incluye además, a modo de prólogo, el texto que Carmen Aristegui preparó en 2006 para la edición de aniversario del golpe a Excélsior.

Vicente Leñero
Vicente Leñero

Los periodistas: treinta años después [1]

Carmen Aristegui F.

Los periodistas, de Vicente Leñero, es un libro emblema. De quienes luchan por la libertad de expresión y de quienes la detestan. La novela testimonial que narra uno de los capítulos más importantes y significativos en la historia de nuestro país: el golpe del gobierno de Luis Echeverría al periódico Excélsior dirigido por Julio Scherer García, el 8 de julio de 1976. Se cuenta aquí, aquello que marcó un antes y un largo después en el periodismo mexicano. El punto de partida para la epopeya de la prensa libre. Compendio de miserias y lealtades. Mirador privilegiado de entrecruces entre poderosos e informadores. La historia de quienes resisten, embisten y se salvan.

Han pasado tres décadas de lo ocurrido aquella tarde de julio en el llamado «Periódico de la vida nacional», el diario que llegó a ser el más influyente e importante de América Latina, habitado por exclusivas y por las plumas más notables de la época. Por ese motivo y en este corte de la historia, se presenta la nueva edición de este libro inevitable. Obligado para estudiantes, periodistas y ciudadanos que no dejan de asombrarse ante los intríngulis de la prensa y los sótanos del poder. Una nueva visita a treinta años de distancia. Tan lejos y tan cerca. Páginas inmunes al paso del tiempo, leídas y releídas por generaciones enteras que no han estado dispuestas a perder este tramo de memoria y que han encontrado ahí las claves de entendimiento de lo que vino después.

Están aquí los puntos de referencia de lo que serían los nuevos caminos para la prensa nacional. Se delinean los pasos posteriores al atropello de quienes fueron expulsados y los que salieron por su propio pie. Las raíces de lo que hoy perdura y de lo que después se trastocó: Proceso, unomásuno, Vuelta.

El libro de Leñero, novela testimonial, crónica o cómo se le quiera llamar, ha sido todo este tiempo el abrevadero, por excelencia, sobre las luces y sombras de la prensa nacional. El retrato escrito de quienes, por un lado, hicieron valer su derecho a pensar, informar y publicar, y por el otro quienes optaron por la traición y la ignominia. Estas páginas ofrecen en alto contraste todo aquello que genera repudio o admiración. Son, en el fondo, guía e inspiración para quienes abrazan el periodismo como tarea vital. La estampa más acabada sobre la resolución ética de quienes se convirtieron en ejemplo y directriz de la prensa mexicana. Es, para decirlo claro, la referencia casi mítica que ha alimentado por años los sueños y aspiraciones del deber ser del periodismo nacional. Vicente Leñero, ingeniero, escritor y periodista es, sin duda, una de las plumas más vigorosas y prolíficas de las letras mexicanas. Dentro de su amplia obra, Los periodistas ocupa un lugar principal, desde ahí se da cuenta de los acontecimientos que trajeron la afirmación ética y profesional de quienes decidían el momento y sus respectivas vidas, Leñero, Granados Chapa, Maza, Scherer y todos los periodistas que —sin saberlo a ciencia cierta esa tarde— se perfilaban como lo que hoy son, treinta años después: una parte sustantiva de la conciencia crítica del país. También desde ahí se contemplan los hechos que condujeron a la cruda ruptura de este diario, sus directivos y el cuerpo editorial, con la parte más poderosa del régimen de entonces. La fractura insalvable con el Presidente de la República, paradójicamente, trajo una condición liberadora y los aires fundacionales necesarios que dieron pie a una nueva era del periodismo mexicano. Después del golpe a Excélsior, pasaron apenas algunos meses para que el desconcierto, la amargura, o lo que haya pasado por la existencia de quienes sufrieron el golpe, se tradujera en iniciativas que empezaron a cambiar sustancialmente el rostro de la prensa mexicana. Apenas cuatro meses después se organizó la salida de Proceso, sobradamente el semanario político de mayor influencia y circulación del país. Es difícil entender lo que ha venido ocurriendo, desde entonces y a la fecha, con los medios de comunicación en nuestro país, sin tomar como referencia de una y de mil maneras, lo ocurrido en aquellas fechas de 1976.

Pasarían muchos años de ignomia en las planas de Excélsior para que, finalmente, se viera la expulsión bochornosa de quien, a la mala, llegó a la dirección de este periódico.

Observar las imágenes descompuestas de Regino Díaz Redondo con la mirada perdida, balbuceante, y zarandeado por quienes en su momento lo acompañaron en el despojo, resultó, a su salida, un espectáculo que mezclaba, al parejo, el morbo con una extraña reivindicación. Sin embargo, en el fondo era tarde ya hasta para la revancha histórica. El patetismo de la escena final de aquel Excélsior, hacía recordar —por contraste— las palabras pronunciadas por Granados Chapa lustros atrás como respuesta al atropello de julio del 76: «Yo pienso que debemos salir ahora dignamente, pero esa es una decisión y una responsabilidad personales. Yo asumo la mía y me voy.» Vino después el coro: «Vámonos.» Y la frase repetida: «Yo asumo la mía y me voy vámonos. Yo asumo la mía.»

Mucho tiempo antes de la caída de Díaz Redondo cada quien estaba ya en su sitio. Julio Scherer García, «protagonista, corazón de esta historia» y Vicente Leñero, narrador sin par. Están aquí. Enteros, combativos y absolutamente vigentes. Treinta años después, Los periodistas.

[1] Texto elaborado en 2006 para la edición de aniversario del golpe a Excélsior.

El libro Los periodistas de Vicente Leñero estará disponible en librerías a partir del 30 de marzo de 2015.

Juan Villoro presenta su libro ‘Balón dividido’, con Carmen Aristegui

“Brasil nos está dando una buena lección de que se puede jugar al futbol y se puede querer al futbol y al mismo tiempo se pueden criticar los abusos del Mundial”, además no hay que descuidar los temas políticos que acontecen durante la Copa del Mundo, indicó el escritor.

El día de ayer, el escritor Juan Villoro se presentó con Carmen Aristegui en CNN para hablar del universo mediático que rodea al futbol y presentar su libro Balón dividido.

9786070721212

Reformas políticas, manifestaciones sociales, corrupción, abusos y millones de fanáticos reunidos por el gran juego del mundial.

“Ningún gobierno se sostiene con goles, lo sabemos, esto nada más contribuye a nuestro estado de ánimo de un fin de semana, no es como el puente Guadalupe Reyes, de ahí no pasa”, afirmó el escritor y autor de Balón dividido, Juan Villoro acerca del Mundial de Futbol. Destacó que “si México le gana a Brasil, al día siguiente nos van a parecer las tortillas más sabrosas, todo nos va a parecer más barato… esto es una ilusión y dura poquito”.

Puedes ver el siguiente video con la entrevista o leerla dando click aquí.