Archivo de la etiqueta: bridget jones

2 bookets de Bridget Jones

Helen Fielding nos ha regalado uno de los personajes más entrañables y divertidos; Bridget Jones es una treintañera que sin importar qué tan mal día pensemos que estamos teniendo ella siempre nos hace reír. Aquí 2 BOOKETS de Bridget Jones.

1. ‘El diario de Bridget Jones’

Treintañera, soltera, inoportuna, distraída y con hábitos poco saludables, Bridget Jones empieza un diario personal para cambiar y convertirse en una adulta responsable y encontrar por fin al esperado príncipe azul; pero aunque se empeñe en cambiar Bridget siempre será esa chica sensible y entrañable pero sobre todo muy, muy divertida.

2. ‘Bridget Jones: Sobreviviré’

Después de varios graciosos incidentes y a pesar de que Bridget Jones ha encontrado al príncipe azul: Mark Darcy, el hombre perfecto: guapo, educado y rico. Pero tal parece que el príncipe ha saltado a ser rana. Para suerte de Bridget, tiene la compañía de sus amigos para darle consejos sabios y también está Daniel… sí, el Daniel del pasado de Bridget Jones.

BJ

“Bridget Jones: Sobreviviré” el libro perfecto para San Valentín

Helen Fielding es la escritora inglesa cuya pluma nos dio la saga de Bridget Jones. Después de un tremendo éxito, tanto en libros como en películas, Planeta Joven decidió re imprimir en Booket la segunda entrega de la saga, “Bridget Jones: Sobreviviré”. Te contamos de que trata:

¡Hurra! Por fin, nuestra Bridget Jones ha encontrado a su chico ideal. Mark Darcy parece el hombre perfecto: guapo, educado, rico y, lo mejor, ¡ella le gusta! A pesar de que Bridget no sabe esquiar, ni caminar con tacones, ni cerrar el pico ante sus inteligentísimos compañeros de trabajo, la relación va de maravilla. Hasta que un día el príncipe se vuelve rana…

Por suerte, Bridget tiene la inestimable compañía de sus amigos, quienes la llevarán a cenar y tratarán de darle sabios consejos para que pueda superar el mal trago. Y también está su familia, que (cree que) la apoya. Y también está Daniel, el Daniel del pasado…

También les dejamos un extracto del libro:

lunes 27 de enero

58,6 kg (cuerpo todo grasa), 1 novio (¡hurra!), 3 acostones (¡hurra!), 2.100 calorías, 600 calorías quemadas por los acostones, así que, calorías totales: 1.500 (ejemplar).

7.15 a.m. ¡Hurra! Los años de soledad han acabado. Ya llevo cuatro semanas y cinco días manteniendo una relación funcional con un hombre adulto, lo que demuestra que no soy una paria del amor como temía, Me siento de maravilla, como Jemima Goldsmith u otra recién casada parecida inaugurando con el velo puesto un hospital contra el cáncer mientras todo el mundo se la imagina en la cama con Imran Khan. ¡Oh! Mark Darcy se acaba de mover. Quizá despierte y hable conmigo de mis opiniones.

7.30 a.m. Mark Darcy no se ha despertado. Ya sé, voy a levantarme y a prepararle un fantástico desayuno con salchichas fritas, huevos revueltos y champiñones, o quiza huevos benedict o florentine…

7.35a.m. Todavía no se ha despertado. ¡Mmm! Es encantador. Me encanta mirarlo cuando duerme. Sus hombros anchos y su pecho peludo son muy sexys. No es que sea un objeto sexual ni nada de eso. Me interesa el cerebro. ¡Mmm!

7.37 a.m. Todavía no se ha despertado. No debo hacer ruido, lo sé, pero quizá podría despertarlo delicadamente con mi energía mental.

7.50 a.m. Ahí estaba Mark Darcy incorporándose de golpe y gritando:

–Bridget, ¿quieres parar? Maldita sea. Mirándome cuando estoy durmiendo. Busca algo que hacer.

bridget jones

el-diario-de-bridget-jones_9786070723933.jpg

El diario de la entrañable, divertida, icónica e inoportuna Bridget Jones.

‘El diario de Bridget Jones’, la bitácora ficticia que se volvió un éxito mundial

Domingo 1 de enero. Londres. 11:45 p.m.

Ugh. El primer día del año ha sido horrible. Todavía no puedo creer que empiezo otra vez el año en una cama individual en casa de mis padres. Es demasiado humillante a mi edad. Me pregunto si olerán el humo si enciendo un cigarro asomada a la ventana. Tras pasar todo el día en casa, esperando que se me pase la resaca, al final claudiqué y salí demasiado tarde, en dirección al Bufé de Pavo al Curry. Cuando llegué a casa de los Alconbury y apreté el timbre-que-emitía-una-cancioncilla-estilo-reloj-del-ayuntamiento, todavía me encontraba en un extraño mundo interior: nauseabundo, horrible, ácido. También sufría de un resto de furia-de-carretera, tras haber tomado sin darme cuenta la M6 en lugar de la M1, y haber tenido que recorrer la mitad del camino hacia Birmingham hasta encontrar un sitio donde poder dar la vuelta. Estaba tan furiosa que seguí golpeando el suelo con el pie encima del acelerador para dar rienda suelta a mis sentimientos, lo cual es muy peligroso.

Martes 3 de enero. 9 a.m.

Uf. No puedo ni pensar en ir al trabajo. Lo único que lo hace tolerable es pensar que voy a volver a ver a Daniel, pero incluso eso es poco aconsejable, porque estoy gorda, tengo un grano en la barbilla, y sólo me apetece sentarme en los cojines y comer chocolate mientras veo en televisión los especiales de Navidad. No está bien y es injusto que se nos fuerce contra nuestra voluntad al ajetreo de la Navidad, con sus retos financieros y emocionales estresantes y difíciles de controlar, y que después, cuando estamos empezando a meternos en el rollo, nos la quiten de las manos. Estaba empezando a disfrutar realmente de la sensación de que todo quedaba en suspenso y de que estaba bien holgazanear en la cama todo el tiempo que quisiese, meterme todo lo queme apeteciese en la boca y beber alcohol cuando me viniese en gana, incluso por las mañanas. Ahora, de repente, se supone que todos debemos volver a la autodisciplina, como perritos amaestrados.

Fragmentos de El diario de Bridget Jones, de Helen Fielding.

El diario de Bridget Jones portada

El diario de Bridget Jones, de Helen Fielding, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Booket.