Archivo de la etiqueta: “Barrio de Catedral”

Monterrey, una historia fundacional como jamás se había contado

Poesía y relato se funden para recrear el origen de una de las ciudades más importantes y representativas de México

Comprender la historia de Monterrey es entender las razones que han llevado a sus habitantes a ser etiquetados como hombres y mujeres de espíritu indomable, que no se arredran ni ante las condiciones naturales -orográficas y climatológicas extremas-, ni ante los retos que les impone ser considerados luchadores incansables, siempre a la vanguardia, siempre productivos, siempre aportando riqueza al país.

En esta obra, Felipe Montes se concentra en el hoy famoso “Barrio Antiguo”, gracias a su sorprendente remodelación y a su paseo turístico que deja atónitos a propios y extraños, pero que antes era conocido como Barrio de Catedral, cuna y origen de la que quizá es la ciudad mexicana más industriosa o, por lo menos, la más emblemática.

“Barrio de Catedral”, publicada por Tusquets Editores, es una novela redactada de manera sorprendente, en una mezcla de poema-relato o relato-poema, que en cinco capítulos abarca desde la fundación de Monterrey, por Diego de Montemayor, hasta una etapa cercana afectada por una devastación de origen natural.

El escenario de todas las acciones es justamente el Barrio de Catedral, protagonista del pasado indígena, de la llegada de las famosas 40 familias fundadoras y de la expansión de una ciudad que sorprende por la majestuosidad de la cadena montañosa que la rodea y que recuerda que, pese a los avances propios de la modernidad, el espíritu de lucha y supervivencia de los regiomontanos permanece inalterable.

De ahí la importancia de preservar el corazón fundacional de La Sultana del Norte, porque su famoso Barrio de Catedral es la piedra angular en la que se sostiene la esencia de su sociedad y, si este fuera afectado, dañado, demolido, cambiaría para siempre la vida de los regiomontanos, y la de los propios mexicanos; ya que -cual moderno Coliseo Romano-, si este cae, terminará la humanidad como hasta ahora es conocida.

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952.jpg

Barrio de Catedral nos muestra a un autor capaz de mezclar relato y poesía a fin de  mejor preguntarse por los seres que habitan esa gran urbe.

“Leer es regio”: literatura de Monterrey para el mundo

“Barrio de Catedral”, “El asesinato de Paulina Lee”, “Balacera” y “Lo que guarda el río” son los libros que conforman “Leer es regio”, movimiento literario estructurado por Grupo Planeta para impulsar las letras regiomontanas así como el diverso estilo de sus autores; Felipe MontesHugo ValdésArmando Alanís Pulido y María de Alva.

A continuación, te compartimos una introducción de cada uno de éstos títulos norteños:

1.- “Barrio de Catedral” / Autor: Felipe Montes.

<<“Barrio de Catedral” nos muestra a un autor capaz de mezclar relato y poesía a fin de mejor preguntarse por los seres que habitan esa gran urbe>>

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952.jpg

Barrio de Catedral nos muestra a un autor capaz de mezclar relato y poesía a fin de  mejor preguntarse por los seres que habitan esa gran urbe.

 

2.- “El asesinato de Paulina Lee” / Autor: Hugo Valdés.

<<Un crimen legendario que conmocionó a la ciudad de Monterrey>>

portada_el-asesinato-de-paulina-lee_hugo-valdes_201603161900

portada_el-asesinato-de-paulina-lee_hugo-valdes_201603161900.jpg

Un crimen legendario que conmocionó a la ciudad de Monterrey.

 

3.- “Balacera” / Autor: Armando Alanís Pulido.

<<Una reflexión de los tiempos violentos>>

portada_balacera_armando-alanis-pulido_201602041618

portada_balacera_armando-alanis-pulido_201602041618.jpg

Una reflexión de los tiempos violentos.

 

4.- “Lo que guarda el río” / Autor: María de Alva.

<<Impactante, ambiciosa y llena de suspenso>>

portada_lo-que-guarda-el-rio_maria-de-alva_201603172053

portada_lo-que-guarda-el-rio_maria-de-alva_201603172053.jpg
María de Alva

Impactante, ambiciosa y llena de suspenso.

Relato y poesía en el origen del antiguo Monterrey: “Barrio de Catedral”, de Felipe Montes

Tomando como centro del mundo el barrio antiguo de Monterrey, Felipe Montes cuenta en su libro “Barrio de Catedral” la fundación de una ciudad mexicana edificada entre montañas, enfrentada a las inclemencias del tiempo y al asedio de guerreros indios o sanguinarios criminales, y le da un giro inusual: incluye el papel que ángeles y demonios han tenido en algunos momentos clave de la historia de esta región, haciendo uso de una prosa inconfundible en la que mezcla magistralmente el relato y la poesía, abordando lo terrestre y majestuoso a la vez.

Aquí te dejamos un extracto de su primer capítulo:

“Diego

Aquellas Nubes arrastran sus panzas contra Las Mandíbulas
De Roca. Sus láminas de hueso se intrincan, se cortan, Les
rellenan con Su Agua a Estos Cañones Las Gargantas.

Se vierte Su Llovizna sobre ese techo de cenizas del Saltillo.

Metidos entre estos muros claros, don Diego, su hija Estefanía, y los hijos de ella, Miguel y Diego, miran al suelo.

Diego se mesa las barbas. Una mosca.

Estefanía cabecea.

Se miran.

Y, desde las vigas de encino, dos demonios los contemplan;
se sujetan con sus garras, cuelgan sus ojos de piedra.

Y Aquella Agua Se espesa entre Las Montañas, y Su Goteo Se cuela por las fisuras de este techo, por el marco de esta ventana.

Los Montemayor duermen.

Bajos las camas se abrazan dos ángeles; se acarician sus
cabellos de hielo.

Los zancudos acumulan sus pedregales sobre las sábanas;
acarician narices y orejas de saltillenses bajo las goteras. Afuera,
unas piedras se golpean sobre tiernos arroyos que brotan entre
otras piedras.

Las Nubes Se quiebran.

Los Charcos elevan Sus Plumas que Se pegan en las saltillenses pieles. Encima, condensan sus esquirlas entre las cabezas.

Plateados bajo el macizo torrente de luz, don Diego, Estefanía, Miguel y Diego, se miran.

Se levanta don Diego; seis moscas despegan del terso pus de
sus muñones. Se rasca.

Sale.

Estefanía lo mira. Baja la cabeza.

Don Diego camina entre aquellos nogales.

Ahí va Diego, solo, sobre Esas Piedras.

Ante la Piedra del Diablo, Diego pone su mano en la empuñadura de su espada.

Y avanza.

Avanza.

Ahí están Manuel de Mederos, Juan Pérez de los Ríos y Diego
Díaz de Berlanga, con otros.

¿A dónde vas, Diego?

Y los hombres lo siguen.

Y llegan al maizal, y caminan entre las altas mazorcas que azotan sus granos contra El Aire.

Miguel sale; anda entre las casas; trepa bardas de piedra, brinca. Mira al suelo.

Miguel: diluyen tus ojos de miel las Nubes arriba de ti.

Niño solo, don Miguel, Pardos Cabellos Que El Viento Levanta; ¿dónde está Tu Padre? ¿Yace en esos prados del Saltillo
con Tu Abuela?

Tu piel de cuarzo, niño cristalino, se vierte, bajo la Oscuridad, sobre la hierba.

Miguel corre sobre el pasto; un tronco hueco, con hongos
en su corteza, se le atraviesa.

Miguel brinca.

Sube al árbol, le sopla a una telaraña. Patas que se abren,
rocío que se suelta.

Esas Nubes que Se Fugan te acarician la nuca, Miguel”.

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952

portada_barrio-de-catedral_felipe-montes_201604221952.jpg

Barrio de Catedral nos muestra a un autor capaz de mezclar relato y poesía a fin de  mejor preguntarse por los seres que habitan esa gran urbe.