Archivo de la etiqueta: alejandro hernández

‘Nos imputaron la muerte del perro de enfrente’, de Alejandro Hernández

Todo empezó cuando llegaron unos hombres con chamarras de cuero y pistolas en el cinto y a puntapiés nos despertaron. “¡Ya les llegó su hora hijos de la tristeza!”, nos gritaron, y luego nos dijeron que nosotros habíamos sido. Cuando nos llevaron a Tres Piedras, los curiosos se amontonaban alborotados con tal de tener la satisfacción de vernos, amarrados de pies y manos, de manera que apenas si podíamos andar. Las señoras nos gritaban quién sabe qué tanta cosa y los hombres se nos quedaban viendo como si cada uno tuviera aun motivo para odiarnos. Algunos niños se arrimaban para mirarnos de cerca con unos ojos de insoportable y acusadora inocencia. Pero lo que se me hizo más triste, lo que me dolió hasta el fondo del alma, fue cuando más allá de todo el gentío descubrí la figurita de miel de Victoria de San Lucero. Tenía los ojos parecidos a los ojos del llanto y su cara toda estaba sombreada por la melancolía de los ángeles. Eso sí me abrió las venas y me exprimió el pensamiento. ¡Cómo hubiera querido correr hacia ella y de rodillas decirle yo no fui, te juro que nosotros no fuimos! Se lo grité en silencio, se lo dije con los ojos, pero ella estaba tan lejos, tan sola, tan llena de recuerdos nuestros… La gente empezó a cubrirla y yo me alcé en las puntas de los pies para seguirla viendo, pero ya la había perdido, la había perdido sin haber tocado nunca sus manos de mujer. Y entonces, como si con eso pudiera remediar algo, atisbé mis dedos, que alguna vez habían acariciado sus manos de niña. Me reproché haber buscado tantas veces y con tanta terquedad la muerte, cuando pude haber dedicado el mismo tiempo a buscar la vida a su lado.

Extracto de Nos imputaron la muerte del perro de enfrente, de Alejandro Hernández.

nos-imputaron-la-muerte-del-perro-de-enfrente-portada

SINOPSIS: Esteban y Efraín Olmedo son acusados de matar al perro de enfrente, por lo que deben de ser castigados al cometer crimen tan atroz. Pero, ¿los huesos son de perro o de humano? Un hombre es enviado a Tres Piedras, un pueblo olvidado, a investigar un homicidio que lleva cinco años oculto. El lector, junto al investigador irán encontrando las claves para resolver el misterio.

Reseña: Amarás a Dios sobre todas las cosas, de Alejandro Hernández

¿Cuáles son las razones que llevan a un migrante a abandonar su patria, su hogar, su familia y sus amigos? ¿En qué piensan los indocumentados que atraviesan un país a pesar de la violencia, las vejaciones y la corrupción que enfrentan a su paso?

migrantes1

Esas son algunas de las preguntas que serán resueltas con la lectura de Amarás a Dios sobre todas las cosas, novela del escritor y periodista Alejandro Hernández, quien durante cinco años recorrió las rutas migratorias en México, Centroamérica y Estados Unidos; dialogó con cientos de centroamericanos y mexicanos indocumentados y formó parte del equipo que investigó y redactó el primer informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre secuestro de migrantes.

migrantes 2

El libro cuenta la historia de Walter y sus hermanos Wilbert, Waldo y Wilberto, cuatro hondureños acostumbrados a vivir en un entorno de pobreza, talleres, fábricas, y en una casa en la que sobran personas pero falta alimento. Ellos son parte de la familia Milla Funes, con la que perseguirán el sueño americano y habrán de pagar el precio de ser indocumentados en México: robo, vejaciones, hambre, persecución, tortura, secuestro y asesinato. Sus primeros intentos de llegar al norte terminarán con el abuso de las autoridades y en una serie de desgracias: el primo Valente desaparece a mitad de uno de los viajes, Waldo se cae del emblemático tren conocido como La Bestia y Elena, de quien Walter se enamora en el camino, vivirá lo indecible y optará por retraerse y enmudecer.

Amarás a Dios sobre todas las cosas es resultado de una conmoción. No se puede salir ileso de un acercamiento a la experiencia migratoria de los centroamericanos indocumentados en su paso por México, dijo el propio Hernández en un texto escrito para promover su libro. Si bien el libro trata de una ficción, un altísimo porcentaje de los episodios narrados fueron presenciados por mí o me fueron relatados por los migrantes, en muchos casos apenas a unas horas de haber sucedido. Son reales los abusos, los homicidios, los secuestros masivos, la violencia extrema que se ejerce sobre las víctimas.

migrantes 4

El título de la novela, según su autor, se refiere al mantra que los migrantes repiten una y otra vez hasta llegar al Norte, un destino que cuesta dinero, dignidades y hasta vidas. El título es el gran paraguas de esta historia. Es una sentencia bíblica de gran alcance, cuyo recuerdo en los migrantes es el sostén de su fe y al mismo tiempo una gran paradoja, pues quien padece tantas injusticias se preguntará dónde está Dios en medio del vacío inmenso en el que hasta el aire falta. 

Si te gustaría experimentar el duro trayecto de un migrante, no en carne propia, sino a través de las anécdotas de sus protagonistas, Amarás a Dios sobre todas las cosas es una excelente oportunidad para hacerlo.

amaras a dios sobre todas las cosas alejandro hernandez

Amarás a Dios sobre todas las cosas ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets.