Mercurio, el dios de los vendedores

El dios por autonomasia del comercio fue Mercurio, el dios romano de los ladrones, los magos y los comerciantes, y es que, de alguna manera, en el arquetipo de todo vendedor se esconde el miedo a ser engañado y el deseo de ser fascinado. En consecuencia, el vendedor siempre vive en equilibrio, en parte porque su oficio, vender, requiere un beneficio, algo material, y una fantasía, algo intangible; y en parte porque viaja, o sus productos están expuestos a la incertidumbre del viaje. Mercurio también es el dios de los viajeros, y por eso uno de sus símbolos consiste en unas sandalias aladas, o alas en los pies, en parte porque se relaciona con personas, y éstas son caprichosas, mudables, volubles, y en parte porque sus argumentos de venta siempre son subjetivos: ¿Calidad? ¿Mejor? ¿Único? ¿El mejor precio?

Fragmento de Historia del mundo con los trozos más codiciados, de Fernando Garcés Blázquez.

Historia del mundo con los trozos más codiciados

Historia del mundo con los trozos más codiciados, de Fernando Garcés Blázquez, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Ariel de Paidós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *