“Magisterium: La Prueba de Hierro”, comienza las saga Holly Black y Cassandra Clare

No escoges la magia, la magia te escoge a ti.

“Capítulo Uno

Callum Hunt era toda una leyenda en su pequeño pueblo de Carolina del Norte, pero no es el buen sentido. Era famoso por ahuyentar a profesores sustitutos con comentarios sarcásticos, y también se especializaba en poner nerviosos a directores, monitores de sala y supervisores de comedor. Los orientadores educativos, que siempre comenzaban queriendo ayudarlo (después de todo, al pobre chico se le había muerto la madre) acababan esperando que nunca más volviera a cruzar el umbral de sus despachos. No había nada que avergonzara más que no saber ponerle un hasta aquí a un niño de doce años enojado con el mundo.

El ceño perpetuo de Call, su alborotado cabello negro y los suspicaces ojos grises eran bien conocidos por los vecinos. Le gustaba ir en patineta, aunque le había costado un poco dominarla, varios coches aún mostraban las abolladuras fruto de sus primeros intentos. A menudo se le veía rondando ante el exhibidor de la tienda de cómics, por el salón recreativo o por la tienda de videojuegos. Hasta el alcalde lo conocía. Le habría costado mucho olvidarlo después de que Call, durante el desfile del Primero de Mayo, se le hubiera colado al dependiente de la tienda de animales para quedarse con un topo lampiño destinado a alimentar a una boa constrictor. Le dio pena la pobre criatura, ciega y arrugada, que parecía incapaz de valerse por sí misma; y para ser justo, también liberó a todos los ratones blancos que deberían haber sido el segundo plato de la serpiente.

No se había esperado que los ratones se pusieran a correr como locos entre los pies de los que desfilaban, pero los ratones no eran muy listos. Tampoco se había esperado que los espectadores salieran corriendo al ver a los ratones, pero la gente tampoco era muy lista, como el padre de Call le explicó una vez que acabó todo. No había sido culpa de Call que el desfile terminara siendo un desastre, pero todo el mundo, sobre todo el alcalde, se comportaron como si lo fuera. Y encima, su padre lo obligó a devolver el topo.

El padre de Call consideraba que robar estaba mal.

Para él era casi tan malo como la magia.” 

PruebadeHierro

portada_la-prueba-de-hierro-magisterium-1_cassandra-clare_201502180159.jpg
Cassandra Clare | Holly Black

Si eres capaz de leer estas palabras, eres capaz de entrar en Magisterium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *