‘La estrella vacía de Luis Spota’

Olga había cerrado los ojos. El cansancio la paralizaba y las piernas comenzaban a dolerle después de caminar, caminar, azotando calles, todo el día; de aburrirse en las antesalas de de los productores que luego de sonreírle repetían el disco: “Déjeme su teléfono. En cuanto tenga algo le llamaré. ¿Por qué no cenamos juntos una de estas noches?” Así, con un día igual al otro, habían transcurrido cinco semanas. En todo ese tiempo vio una sola vez a Manuel Jiménez. Tan gentil y amable como siempre, pero frío en su reserva, arregló que le pagaron los mil pesos que la productora le adeudaba al liquidar el contrato. Luego de interesarse vagamente en sus planes para el futuro, le había besado la mano deseándole la mejor suerte del mundo. Vio Olga que al entregarle el dinero, se libraba el director de una molesta carga.

Cuando Teresa anunció que se mudaba, Olga tuvo miedo. Estaba cesante y sin esperanza inmediata de conseguir empleo en el cine. En estos días amargos, en que todo lo que le rodeaba parecíale odioso e insoportable, llegó a pensar en entregarse a quien pudiera darle un papel. La impulsaba a ello no tanto el temor a la cesantía, sino el deseo de demostrarle a Manuel Jiménez que no necesitaba de su ayuda para continuar trabajando. Pero el teléfono siguió mudo cinco semanas.

“Estoy peor que al principio”, pensó. Luis y Teresa continuaban conversando. El eco de sus voces sonaba, sin forma ni sentido, dentro de su cráneo resquebrajado por la jaqueca. La amiga se iba esa tarde y Olga tendría que sufrir la soledad de aquellas paredes cubiertas de mohoso papel tapiz. La aterraba pensar siquiera que Luis insistiría en casarse o en que vivieran juntos. Eso era imposible ahora o mientras Olga Lang no creyera agotado su esfuerzo por conseguir el triunfo. ¿Valía la pena insistir? Si una puerta se cierra, decíase, otras se abren. Pero ¿cuándo, dónde?

Extracto de “La estrella vacía” de Luis Spota.

ESTRELLA

SINOPSIS

Olga Lang es una pueblerina con aspiraciones de estrella, su sueño es ser una actriz, para conseguirlo, está dispuesta a cualquier obstáculo para llegar a  lograr lo que quiere. Pero la fama tiene un precio y Olga lo va a tener que pagar. Su lugar en el éxito la deja en la compañía de la soledad. Narrada en el escenario de la Ciudad de México en los años cincuenta, la historia mezcla figuras del cine mexicano con personajes de ficción caminando por los lugares más famosos del momento; restaurantes, bares y cabarets.

portada_la-estrella-vacia_luis-spota_201501200008.jpg
Luis Spota

Novela entrañable en la que se entremezclan personajes de ficción con figuras del cine mexicano de los años cincuenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *