En el buró de Raúl Herrera Márquez, autor de ‘La sangre al río’

Raúl Herrera Márquez es el autor de La sangre al río, una «novela verdadera» sobre la pugna ignorada entre Maclovio Herrera y Francisco Villa que entremezcla ficción, entrevistas con los sobrevivientes, testimonios, descripción de fotografías y fragmentos en los que el autor nos relata su relación personal con estos hechos; con algo de ensayo histórico y documentos extraídos de diversos archivos.

Si quieres conocer más sobre este autor, qué libros le gustan, cuáles detesta, y hasta cuáles lo han hecho llorar, lee la entrevista que te compartimos a continuación.

buró-raul-herrera-interior

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

El metal y la escoria, de Gonzalo Celorio —en manuscrito—; El ángel de Nicolás, de Verónica Murguía.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

No podría escoger. Mi novelista favorito ha sido el que me ha absorbido por completo durante su lectura. Así ha sido con Cervantes, Rolland, Tolstoi, Hugo, Hesse, Dostoievski, García Márquez, Vargas Llosa, Collette, Mauwer, Eco, Kundera, Alain-Fournier, Celorio, Padura…

¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que se parecen más a la vida real.

¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Depende del momento de mi vida en que un libro llega a mis manos. Mi lectura sólo en ocasiones es sistemática; normalmente paso de un libro de cuentos a un texto sobre interpretación pianística, de una novela a un libro de ensayos o uno de historia o de pedagogía. A veces un libro influye en mí por lo mucho que me afecta emocionalmente; otras, por lo que me hace pensar y me enseña; otras más, por lo que me hace dudar; otras, finalmente, por lo mucho que me entretiene y me divierte.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Uno sobre cocina, automóviles, deportes o jardinería.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Tampoco podría elegir uno; si acaso, puedo dar ejemplos. A los 8 años fue La vuelta al mundo de dos pilletes. En los años siguientes, los de Verne, Kipling, Twain, Dickens… En la preparatoria, el Quijote, los cuentos de Micrós y Wilde, la Breve historia de la música de Dufourq, una antología de cuentos de la literatura universal en compilación de Gonzalo Menéndez Pidal y, por supuesto, El principito y Demian. En mis años de estudios profesionales, La isla de los pingüinos, la Física de Sears y Zemansky, Cien años de soledad, El país de las sombras largas, Babbit, El mono blanco, Cálculo (matemático) de Tom M. Apostol, Juan Cristóbal de Romain Rolland, Guerra y Paz, The Classical Style y The Romantic Generation de Rosen, Los miserables, las cartas de Mozart, Los hermanos Karamazov…. Y así ha seguido ocurriéndome: The Sibling Society, de Robert Bly junto a La casa verde o La fiesta del chivo; Los bárbaros, de Baricco al lado de Beethoven al piano, de Chiantore; Ladrones de tinta, de Mateo-Sagasta; Liszt, de Alan Walker….

Su lugar favorito para leer es…

El escritorio, la terraza y la cama.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Rosita y Juanito, en el primer año de primaria: ese libro, de enseñanza de la lectura, concluía con un cuento titulado Eolo y los vientos que debo haber leído unas quince veces. Un par de años después, mi primera novela: La vuelta al mundo de dos pilletes, el nombre de cuyo autor, Henry Le Vaulx, aprendí muchos años después.

¿Había libros en su casa cuando era niño?

Por todas partes: había libreros incluso arriba de los marcos de las puertas; libros guardados en cajas y petaquillas… Mis padres siempre leían; había que hacer depuraciones periódicas porque no cabíamos con tantos libros en un departamento.

¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Mowgli, Tom Sawyer.

¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Son muchos los que podría calificar como “el mejor libro”, pero por diferentes razones. La vuelta al mundo de dos pilletes, que en la infancia me enseñó a leer novelas, fue regalo de primera comunión. Al terminar la primaria, mi maestra de sexto año me regaló un maravilloso El libro de la naturaleza de Fritz Kahn, de Editorial Aguilar. Historia de la técnica pianistica, de Luca Chiantore, fue un obsequio. Una vez más, puesto en situación de elegir, señalaría la edición del IV centenario del Quijote, de la Asociación de Academias, que también fue un regalo.

¿Qué libros están en su buró en este momento?

Tout Ubu, de Alfred Jarry; la nueva Ortografía de la lengua española, de la Asociación de Academias; Álvaro Obregón, fuego y cenizas de la Revolución, de Pedro Castro; Paños menores de Gerardo Deniz; El espíritu de Córdoba, de Ikram Antaki.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

Irma González, soprano de México, de Francisco Méndez Padilla; México, memoria desde el aire 1932-1969; México 200 años, la patria en construcción; Joaquín Claussell, de Xavier Moyssén; Panorama de la Danse Contemporanée, de Rosita Boisseau.

¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

La sangre al río.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

Maten al León, de Ibargüengoitia.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Ides of March, de Thornton Wilder.

¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Rehúso responder esto.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Cervantes. Le preguntaría si no se le antojan unas tapas acompañadas de una botella de vino.

Su siguiente lectura será…

Bandoleros y rebeldes, de Reidezel Mendoza, un libro sobre los bandidos que pululaban por el norte antes de la Revolución, algunos de los cuales entraron al movimiento armado.

la sangre al rio portadaLa sangre al río, de Raúl Herrera Márquez, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets.

Un pensamiento sobre “En el buró de Raúl Herrera Márquez, autor de ‘La sangre al río’”

  1. Excelente libro. Lo recomiendo ampliamente sin ser un experto en novelas, historia ni nada que se le parezca. Desde el punto de vista narrativo, es un texto limpio y extraordinariamente detallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *