En el buró de Leonardo Padura

leonardo-padura

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Sunset Boulevard, de Paul Auster.

 Si tuviera que escoger a un o una novelista favorito, ¿cuál sería?

Mario Vargas Llosa. Hasta Historia de Maita. Después ya no ha sido igual.

 ¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que cuentan cosas, y las cuentan bien.

 ¿En qué manera influyen en su vida los libros que lee?

En muchas. Tanto, incluso, que leyendo un libro puedo tener la idea para escrbir uno de los míos.

 ¿Qué libro nos sorprendería encontrar en su buró?

Uno de Paulo Coelho.

 ¿Lee alguna vez autoayuda? ¿Qué puede recomendar?

No, nunca leo este tipo de literatura. Hay tantas cosas buenas que leer…

 Si pudiera conocer a un personaje literario, ¿a quién elegiría?

A Holden Caulfield. Pero tendría mucho cuidado con él. Últimamente leí que podía ser un asesino en serie.

 ¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

El Conde de Montecristo. Me enseñó el placer de la lectura cuando yo lo desconocía.

Su lugar favorito para leer es…

Mi cama. No la cama, sino mi cama. Tengo la luz perfecta.

 Si tuviera que recomendarle un libro a los políticos mexicanos, ¿cuál sería?

La Biblia. Por razones obvias…

 ¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

Si no fue El Conde de Montecristo, debe haber sido El corsario negro.

 ¿Había libros en su casa cuando era niño?

Muy pocos, no pasaban de diez, casi todos Selecciones de Reader Digests.

 ¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Creo, creo, que Robin Hood, si es literatura infantil.

 ¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Conversación en La Catedral. Me lo leo cada vez que voy a empezar a escribir una novela.

 ¿Qué libros están en su buró en este momento?

Tengo mi ereader con 898 títulos.

 ¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

La mesa de la sala no es para poner libros ni los libros deben considerarse adornos. Los libros, al librero.

 ¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Vida y destino de Vassili Grossman.

 ¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Me da pena confesarlo, heriría a un colega, si es que mi juicio le interesara, claro.

¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

A Shakespare. Le preguntaría si él es él…

Su siguiente lectura será…

Nunca le pregunten algo así a un cubano. Todos, todos, leemos lo que aparece más que lo que deseamos. (Lo mismo que nos pasa con la comida: comemos lo que podemos, no lo que queremos)… Aunque ahora con mi ereader tengo de donde escoger… Quizás Las correcciones, de Franzen, a ver si no es tan bueno nada, como

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *