En el buró de Felipe Restrepo Pombo, autor de “16 Retratos Excéntricos”

Felipe Restrepo Pombo es el autor de “16 Retratos Excéntricos”, un libro que se adentra en dieciséis personajes clave para entender la gastronomía, la literatura, el cine, la política, el arte y, en pocas palabras, la cultura contemporánea. Restrepo logra, a través de sus textos, una mirada íntima a los genios creativos de Tim Burton, Clint Eastwood, Peter Greenaway y Susan Sontag; se asoma a las obsesiones de Ferram Adría y Gastón Acurio; indagaen las andanzas de Gael García y Diego Luna; y atestigua la seducción del poder detrás  de las decisiones de Ingrid Betancourt. Un atractivo mosaico de personalidades protagonistas de este siglo.

Si quieres conocer más sobre este autor, qué libros le gustan, cuáles detesta, y hasta cuáles lo han hecho llorar, lee la entrevista que te compartimos a continuación.

FELIPE-RESTREPO

¿Cuál ha sido el mejor libro que ha leído este año?

Este año ha sido de grandes lecturas. Pero tal vez la que más me ha impresionado es la re lectura de uno de mis libros favoritos: El adversario de Emmanuel Carrère.

Si tuviera que escoger a una o un novelista favorito, ¿cuál sería?

No podría escoger uno, es casi imposible. Pero entre mis favoritos están Capote, Kureishi, Auster, Houellebecq, Easton Ellis, García Márquez, Camus, Carrère, por sólo mencionar los que recuerdo en este momento.

 ¿Qué tipo de historias son las que le atrapan?

Las que están bien contadas y son verosímiles.

 ¿De qué manera influyen en su vida los libros que lee?

Creo que, para quienes disfrutamos leer, los libros son una influencia fundamental. Cada lectura influye a su manera en mi vida: algunas me entristecen, otras me aburren, algunas me enfurecen y, las mejores, me hacen dudar.

¿Qué libro nos sorprendería encontrar junto a su cama?

Un libros –de esos que cada día son más comunes– sobre cómo vivir mejor. No creo en ese tipo de textos porque sospecho de las fórmulas mágicas.

¿Cuál ha sido el libro que más le ha marcado?

Esta es otra pregunta imposible de contestar. Muchos libros me han marcado de manera muy diferente a lo largo de mi vida. Me acuerdo en este momento de la impresión que me causó leer Cien años de soledad en la adolescencia.

 Su lugar favorito para leer es…

No tengo uno favorito. Pero debo decir que disfruto mucho la última lectura del día, en mi cama, en total silencio y a punto de dormir.

¿Cuál es el primer libro que recuerda haber leído?

No sé si fue el primero, pero recuerdo muy bien una versión para niños de Robinson Crusoe.

 ¿Había libros en su casa cuando era niño?

Muchísimos. Mi papá es un gran lector y escritor. Su biblioteca debe tener, al menos, unos cinco mil ejemplares.

 ¿Tiene un héroe o personaje favorito de literatura infantil?

Uno de un poeta colombiano llamado Rafael Pombo que se llama “la pobre viejecita”.

 ¿Cuál ha sido el mejor libro que le han regalado?

Una amiga me regalo, hace años, una linda edición de Cartas a un joven poeta de Rainer María Rilke. Me encantó.

 ¿Qué libros están en su buró en este momento?

En este momento hay muchos, porque están todos los de las autoras que voy a presentar en el Hay Festival de Xalapa: Joumana Haddad, Rosa Beltrán, Fernanda Melchor, Brenda Lozano y Samanta Schweblin.

¿Qué libros adornan la mesa de su sala?

En mi casa hay libros por todos lados, no sólo en la mesa de mi sala. Los más llamativos son un catálogo de cuatro tomos con toda la obra de Basquiat y otro con las fotografías de Mario Testino.

 ¿Cuál fue el último libro que le hizo llorar?

Lo que no tiene nombre de Piedad Bonnett: un testimonio del suicidio del hijo de la poeta colombiana que me dejó con la sangre helada.

¿Cuál fue el último libro que le hizo reír?

¿Te veré en el desayuno? de Guillermo Fadanelli: uno de mis escritores mexicanos favoritos que tiene un humor despiadado.

¿Cuál fue el último libro que le hizo haber deseado ser usted quien lo escribió?

Todas las noche tengo que morir de Guillermo Osorno: un reportaje de perfecta factura con una investigación monumental.

 ¿Cuál fue el último libro que abandonó sin terminar de leerlo?

Cuando las palomas cayeron del cielo de Sofi Okansen: una gran novela, pero la abandoné a la mitad.

 ¿A qué escritor, vivo o muerto, le gustaría conocer? ¿Qué le preguntaría?

Sin duda a Truman Capote. Le preguntaría: ¿cómo hiciste para escribir tan condenadamente bien en medio de todas esas fiestas?. También me hubiera encantado conocer a Edgar Allan Poe. Le preguntaría: ¿cómo hiciste para escribir tan condenadamente bien en medio de tanta tristeza?

Su siguiente lectura será…

Quiero dedicarle un buen tiempo a El hambre de Martín Caparrós. Me parece una investigación fuera de serie de uno de los mejores escritores de nuestro continente.

16 retratos excentricos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *