‘El juez y su verdugo’, la primera novela policíaca de Friedrich Dürrenmatt

Clenin no supo muy bien qué hacer. Como policía de pueblo nunca se había enfrentado a un caso tan sangriento. Empezó a pasearse por el borde de la carretera. Cuando el sol naciente atravesó la capa de niebla e iluminó al muerto, el espectáculo le resultó desagradable. Volvió al coche, recogió el sombrero de fieltro gris que yacía a los pies del cadáver y se lo encasquetó tan hondo que ya no pudo ver la herida de la sien; entonces se sintió mejor.

El policía regresó al otro lado de la carretera, el que miraba hacia Twann, y se secó el sudor de la frente. Luego tomó una decisión.

Empujó al muerto al otro asiento delantero, lo sentó cuidadosamente erguido, sujetó el cuerpo inanimado con una correa de cuero que encontró en el interior de auto y se sentó él mismo al volante.

El motor no funcionaba, pero Clenin consiguió, sin mayor esfuerzo, bajar el coche por el empinado camino que llevaba a Twann; hasta el hotel Bären. Allí hizo poner gasolina, sin que nadie reconociera un muerto en aquella figura inmóvil y distinguida. Para Clenin, que odiaba el escándalo, era lo único correcto, y por eso guardó silencio.

Pero cuando avanzó bordeando el lago en dirección a Biel, la niebla se espesó nuevamente y el sol ya no se vio más. La mañana se oscureció como el día del Juicio Final. Clenin recaló en medio de una larga hilera de automóviles, un coche tras otro, que por alguna inexplicable razón avanzaban más despacio de lo que aquella niebla exigía; casi un cortejo fúnebre, pensó involuntariamente el agente. Inmóvil, el muerto iba sentado junto a él y sólo a ratos, en algún desnivel del camino, asentía con la cabeza como un anciano sabio chino, por lo que Clenin se atrevía cada vez menos a adelantar a otros coches.

Extracto de El juez y su verdugo, de Friedrich Dürrenmatt.

JUEZYVERDUGO

 SINOPSIS: En una carretera entre los montes suizos, el teniente de policía Ulrich Schmied es encontrado muerto, el caso pasa a manos del destacado criminalista Bärlach, un viejo que debe de entrar en la mente del criminal. Esta novela policiaca mezcla la sátira y la ironía en una trama que poco a poco va soltando los indicios hasta llevarnos a un inesperado y cruel final.

El juez y su verdugo, de Friedrich Dürrenmatt, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Tusquets.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *