El affair Cassez: la indignante invención de culpables en México

La videograbación donde cuatro zetas son interrogados durante seis minutos y al final uno de ellos -el exmilitar Juan Miguel Vizcarra- es ejecutado de un balazo en la sien, fue la primera de una interminable serie de narcovideos que hoy inundan los sitios de internet. De extrema violencia explícita, la filmación, difundida el 1 de diciembre de 2005 por el diario The Dallas Morning News, ha sido vista por millones desde entonces.

Ese video exhibió a las autoridades corruptas, al grado de que el entonces zar antidrogas mexicano, José Luis Santiago Vasconcelos, se vio obligado a admitir que por lo menos once elementos de la AFI fueron quienes capturaron a los cuatro zetas para entregarlos a sus ejecutores del Cártel de Sinaloa.

Los AFI’s corruptos (“traidores”, los llamó el funcionario) también participaron en la tortura de los zetas y se encargaron de filmar el asesinato “en vivo y a todo color”, al mismo tiempo que cobraban en la nómina del gobierno. Algunos agentes que pisaron la cárcel ya están libres otra vez.

En cualquier democracia que se respete, la evidencia de la complicidad activa de servidores públicos en tal brutal episodio -con nombres y apellidos- habría bastado para cesar al director de la AFI en la época, Genaro García Luna, quien solía presumir de que estaba conformando una policía “de primer mundo”.

Pero México sigue siendo el país en el que no pasa nada, el país de la impunidad transexenal garantizada, mientras la realidad no pruebe lo contrario.

En vez del cese fulminante del responsable último de esos crímenes, solo ocho días después (9 de diciembre) Genaro García Luna (el jefe de esos corruptos agentes que le hacían servicios al narco), junto con sus operadores, Luis Cárdenas Palomino, Francisco Javier Garza Palacios e Israel Zaragoza, entre otros, se convertían en actores estelares y exhibían un éxitp espurio -por falso y prefabricado-, mediante el famoso montaje televisivo en el que se suponía que rescataban “en vivo” a tres rehenes de una terrible banda de secuestradores, Los Zodiaco, y capturaban in fraganti a sus “líderes”, Israel Vallarta Cisneros y su exnovia francesa, Florence Cassez.

Estas páginas intentan desnudar la arquitectura de una invención que toca las fibras más sensibles de la justicia en México. Tratan de los modos pervertidos en que es posible construir delitos desde los niveles más alto de la autoridad, incluido un Presidente de la República. De cómo, quienes levantan ese monumento a la mentira, pueden continuar impunes. De cómo ellos fueron los intocables durante las administraciones del Partido Acción Nacional (PAN).

Extracto de El affair Cassez, de José Reveles.

el affair cassez portada

El affair Cassez, de José Reveles, está a la venta en librerías y tiendas en línea bajo el sello Temas de Hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *