‘Educación emocional en 20 lecciones de Efraín Bartolomé’

Los problemas que un psicoterapeuta atiende en su consulta diaria son originados, en un alto porcentaje, por algo que podríamos denominar genéricamente “quejas de amor”. El problema abarca los tres tiempos: el presente (“Ya no me ama”), el pasado (“Su infidelidad es la prueba de que no me amaba”) y el futuro (“¿Y si dejara de amarme?”). estas quejas producen todos los tipos de emoción perturbada: desde episodios de ansiedad severa, como la sufrida por tantas persona ante la posibilidad de ser rechazadas o abandonas, hasta brotes de depresión con intenciones suicidas precipitados por ruptura, por separación, por divorcio, por muerte… El terapeuta enfrentará también brotes de ira provocados por las sospechas de que la pareja “podría amar a alguien más”. Los niveles de agresión y violencia originados por los celos son abrumadores; para ilustrarse un poco basta echar una ojeada a la nota roja de los periódicos o releer Otelo. En resumen, las quejas de amor generar ansiedad, dolor, insomnio, odios, resentimientos, rencores, deseos de venganza, intentos de suicidio, suicidio, intentos de homicidio y asesinatos… Más los malestares que usted desee agregar como parte de su experiencia personal y que conoce bien porque los ha padecido en distintas etapas de su vida.

El pensamiento neurótico que subyace en estas emociones perturbadas puede resumirse en esta…

Idea enemiga (y por qué es irracional)

El ser humano adulto necesita el amor y la aprobación de todos, en todo lo que hace, para ser feliz.

¿Le suena familiar? No tengo la menor duda de que alguna vez ha escuchado palabras similares. Tampoco dudo de que las haya creído alguna vez. Quizá las crea ahora. Puedo especular que muchas veces ha actuado según esa premisa. ¿Habrá caído en el error de enseñar eso a sus hijos? Si es así, no se preocupe, no se angustie, no es catastrófico, no es el fin del mundo. Aún estamos a tiempo de sacar esa burrada de nuestra cabeza y de ayudar a que no anide tan fácilmente en la de nuestros hijos. Ayúdese y ayúdelos a darse cuenta de que tal creencia es estúpida.

Extracto de ‘Educación emocional en 20 lecciones de Efraín Bartolomé’

20

 

SINOPSIS Es “normal” que culpemos a los otros de nuestra desdicha, a exagerar, a condenar a los otros y a nosotros mismos, sobregeneraliza, es víctima del pensamiento dicotómico… Con este libro te alejarás de eso y encontrarás un beneficio emocional.

Un pensamiento sobre “‘Educación emocional en 20 lecciones de Efraín Bartolomé’”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *