‘Dueños de nuestro destino’: cómo conciliar la vida profesional, familiar y personal

El mundo en que vivimos influye en nosotros porque estamos inmersos en él: somos hijos de nuestra época. El aire que respiramos nos introduce por ósmosis unos mensajes que vienen lanzados por distintos agentes: medios de comunicación, económicos, políticos, publicidad, libros, cine, leyes. La educación, las modas y el pensamiento de hoy también influyen y nos dan unas gafas con las que vemos el mundo. No solemos ser conscientes de que las llevamos puestas, ni de que los cristales pueden empañar nuestra visión. Pueden incluso alterarla hasta que no coincide, en mayor o menor medida, con la realidad. En nuestra vida diaria nos movemos en escenarios diferentes que, a su vez, respiran un aire distinto: la familia, la empresa y la sociedad (comunidad de vecinos, colegios, clubs, iglesias, etc). Cada empresa tiene su cultura particular, lo mismo que cada familia tiene unas tradiciones, una forma de hacer y pensar distinta a las demás. Y lo mismo ocurre en cada club o iglesia. Todos ellos constituyen nuestro entorno y lo que en ellos sucede nos afecta. Al igual que en las grandes ciudades el aire no siempre es sano para nuestros pulmones, a veces hay que usar oxígeno para paliar la contaminación.  Al igual que en la naturaleza las plantas cambian el anhídrido carbónico por oxígeno, deberíamos encontrar esas personas e instituciones que cumplen una función análoga y que con su capacidad de “fotosíntesis” transforman lo que llega contaminado, dañado y enfermo, en limpio, reparado y sano.

La cultura es fruto de la relación dinámica que hay entre el entorno, la sociedad y nosotros: según cómo seamos nosotros, será la sociedad y, al mismo tiempo, ella nos influye. Tomamos decisiones desde que nos levantamos hasta que nos acostamos conforme unos criterios, que son los verdaderos “valores en acción”. Podemos ser, decidir y actuar según la cultura imperante o de modo contrario: es nuestra opción personal.

Extracto de Dueños de nuestro destino, de Nuria Chinchilla y Maruja Moragas.

Dueños de nuestro destino portada

Dueños de nuestro destino, de Nuria Chinchilla y Maruja Moragas, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Ariel.

portada_duenos-de-nuestro-destino_nuria-chinchilla_201501220139.jpg
Nuria Chinchilla | Maruja Moragas

¿Es posible conciliar la vida profesional, familiar y personal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *