‘Desde el corazón de la codependencia’: las consecuencias silenciosas del alcoholismo

México cuenta con 112 millones de habitantes. Alrededor de 9 millones están inválidos debido al alcoholismo, que afecta seriamente a casi la mitad de la población total, en razón de que el promedio de miembros por familia es de cinco personas. A esto habría que agregar a personas ajenas al ámbito familiar, tales como colegas de trabajo, vecinos, víctimas inocentes de accidentes de tráfico, etcétera. Además, el alcoholismo causa daños materiales y al medio ambiente, amén de pérdidas financieras ocasionadas por errores cometidos y por el ausentismo laboral.

Según Luis Berruecos, 70 por ciento de los accidentes son causados por el alcoholismo, y 60 por ciento de los traumatismos se deben a lo mismo; 80 por ciento de los divorcios se asocian a este problema, así como 49 por ciento de los suicidios, y se considera que el 64 por ciento de los homicidios también se relacionan con el alcohol. A estas cifras hay que agregar los problemas de toxicomanía, farmacodependencia, ciberdependencia y los de dependencia afectiva y sexual, entre otros. La dependencia y los problemas asociados afectan a una parte importante de la población mexicana, siendo el alcohol la droga que genera una mayor problemática. Y de acuerdo con las Encuestas Nacionales de Adicciones de 2011, sólo 6.8 por ciento de los enfermos reciben tratamiento. 

Pero el problema de las adicciones no toca nada más a México, sino que se ha globalizado y la mayoría de los países lo sufren. Los titulares dicen: “Rusia muere. La población disminuye a gran velocidad. El alcohol mata a toda una nación”. Sería el factor más importante para explicar la evolución negativa de la esperanza de vida en aquel país y en muchos otros.

Es cierto que en los últimos años ha habido un interés creciente por el tema de las adicciones. Los estudios científicos, médicos, psicológicos, farmacéuticos y sociales revelan la complejidad de la problemática de la adicción. Se han multiplicado libros, congresos y seminarios dedicados a este tema. Sin embargo, las dificultades encontradas en el entorno de los adictos aún no parecen tener derecho de presencia. En muchos programas de formación de profesionales de la salud -sean estudiantes de Medicina, de Psicología o de Enfermería-, puede verse que el problema de la adicción se presenta sin mencionar el entorno del adicto. ¿Se trata de una mayoría silenciosa?

Es evidente que la adicción no afecta solamente a la persona que la sufre, sino a su entorno próximo y lejano. Por eso, cuando tratamos el problema de la adicción, no podemos seguir ignorando lo que sucede a su alrededor.

Extracto de Desde el corazón de la codependencia, de Daniela Danis.

desde el corazon de la codependencia portada

Desde el corazón de la codependencia, de Daniela Danis, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Paidós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *