¿Cuál de estas portadas te parece más sexy?

Con frecuencia, escuchamos la frase: nunca juzgues un libro sólo por su portada. Sin embargo, ¿qué harías si tuvieras que elegir tu nueva adquisición sólo por la imagen de su carátula?

Aunque hay muchos factores que podrían intervenir (como los colores o la tipografía), en esta ocasión queremos pedirte que elijas un ejemplar sólo respondiendo a la siguiente pregunta:

¿Cuál de estas portadas de parece más sexy?

1. Mira lo que tengo, de José María Valtueña

Mira lo que tengo portada

2. Vida de un perfecto seductor, de Mariscal De Richelieu

vida de un perfecto seductor

3. Dorada, de David Miklos

dorada

4. La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero

la última noche que pasé contigo

¿Cuál elegiste?

Estos libros forman parte de La Sonrisa Vertical, una colección de novelas y relatos eróticos que busca dar a este género la atención y admiración que merece.

Y aunque arriba dijimos que debías elegir uno de estos libros sólo por su portada, aquí te dejamos una breve sinopsis de cada uno de ellos, para que, ya en la librería, escojas el que más te guste.

1. Mira lo que tengo, de José María Valtueña: Semanas antes de cumplir 19 años, Alicia, hija única de un matrimonio acomodado y primera bailarina de una compañía de ballet, sufre un pequeño accidente. Obligada a permanecer en casa, siente el irrefrenable impulso  de escribir en su ordenador  sus primeras e inocentes experiencias eróticas.

2. Vida de un perfecto seductor, de Mariscal De Richelieu: Astuto seductor, y sobrino nieto del célebre cardenal de Richelieu, el mariscal de Richelieu cortejó a lo largo de su prolongada vida a innumerables mujeres valiéndose de las estratagemas más rocambolescas. Descarado, inasequible al desaliento, las dificultades espoleaban su búsqueda incansable del placer. Las mujeres, a su vez, se disputaban su corazón y se batían incluso en duelo con pistola por él, por lo que su fama de conquistador traspasó fronteras.

3. Dorada, de David Miklos: En Dorada no hay amor ni ternura entre un hombre y una mujer sino sexo duro y descarnado, con el fin utilitario de fornicar, dar placer y, principalmente, concebir; un motor del caos y de la prosperidad, de la debacle y del renacimiento. Dorada es una mujer preciosa, perfecta. Dorada es un deseo. Dorada es una ciudad inhóspita y moderna dominada por las experiencias sexuales que las mujeres ofrecen sin pudor, en las que el delirio se convierte en un anhelo carnal y terreno.

4. La última noche que pasé contigo, de Mayra Montero: Celia y Fernando deciden emprender un crucero por el Caribe: es el modesto intento de recobrar una intimidad diezmada desde tiempo atrás por la rutina matrimonial. El viaje por las islas del ensueño, que ocultan no obstante extraños misterios, se inicia, como todos los cruceros, al ritmo dulzón de los boleros. Poco a poco, el lector remonta el pasado aparentemente anodino y recatado de la pareja, al filo de sus recuerdos, hasta llegar a esa otra vida, infinitamente más rica y sugerente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *