Archivos de la categoría Extracto

Eddie Chapman, el espía seductor

Un espía alemán se deja caer, desde un avión de reconocimiento Focke-Wulf negro, sobre la llanura del condado de Cambridge. El paracaídas de seda se abre con un suave crujido y el espía desciende en silencio durante doce minutos. Las estrellas brillan en el cielo, pero en la tierra bajo sus pies, envuelta en las tinieblas de la guerra, reina una gran oscuridad. La nariz le sangra abundantemente.

El espía llega muy bien equipado. Lleva casco y botas de paracaidista del ejército británico, y en uno de sus bolsillos, la cartera de un soldado británico, muerto en Dieppe cuatro meses atrás, y que contiene dos tarjetas de identidad falsas y una carta de su novia Betty, ésta, genuina. En su mochila transporta cerillas impregnadas con quinina para escritura invisible, un equipo radiotransmisor, un mapa militar, 990 libras en billetes usados de diversas deniminaciones, un revólver Colt, una pala y unas gafas de cristales neutros para disfrazarse. Tiene cuatro dientes de oro pagados por el Tercer Reich de Hitler, bajo su mono de salvo viste de paisano, un traje que en su tiempo estuvo de moda, pero que ahora se ve algo gastado, y en el dobladillo de la pierna derecha del pantalón lleva cosido un pequeño paquete de celofán que contiene una única píldora de cianuro potásico.

El nombre del espía es Edward Arnold Chapman. La policía británica lo conoce también como Edward Edwards, Edward Simpson y Arnold Thompson. Sus instructores alemanes le han dado el nombre clave de Fritz, o el algo más cariñoso Fritzchen, pequeño Fritz, aunque el servicio secreto británico todavía no tiene ningún nombre para él.

Extracto de El espía seductor, la biografía novelada de Eddie Chapman, el agente más asombroso de la Segunda Guerra Mundial, escrita por Ben Macintyre.

El espía seductor

El espía seductor, de Ben Macintyre, ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Crítica de Paidós.

¿Para qué sirve leer?

Es frecuente que nos pregunten, y a veces que nos preguntemos, para qué sirve leer. No es raro que en la elaboración de las teorías se expongan razones graves, cuando no excesivamente rigurosas.

Otras veces, en cambio, sea figurada o líricamente, nos aseguran que leer no sirve para nada. Y hay razón en ello, pero, por todo lo dicho anteriormente, también debemos entender esta expresión en su calidad metafórica.

Jorge Ibargüengoitia decía que la única razón válida para leer obras literarias es el goce que nos entregan. “Hay que tener en cuenta -explicaba- que los beneficios que produce la lectura de obras literarias son muy tenues. En lo moral, muy dudosos, y en cuanto al conocimiento que dan de la vida, inaplicables. Nunca he oído decir a nadie: Me salvé porque apliqué las enseñanzas contenidas en Fortunata y Jacinta.”

Además, el autor de La ley de Herodes dijo: “La lectura es un acto libre. ebe uno leer el libro que le apetezca a la hora que le convenga. Y si no le apetece a uno ningún libro, no lee, y no se ha perdido gran cosa.”

Fragmento de ¿Qué leen los que no leen? de Juan Domingo Argüelles.

Qué leen los que no leen

¿Qué leen los que no leen? de Juan Domingo Argüelles ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Paidós.

El principio de mediocridad

El principio de mediocridad sostiene simplemente que no es usted especial. El universo no gira en torno a su persona; este planeta no cuenta con ningún privilegio singular; su país no es el resultado perfecto de una secuencia de designios divinos; su existencia no se debe al influjo de un sino orientador e intencional; y ese emparedado de atún que se ha comido en el almuerzo no forma parte de una conjura pensada para producirle una indigestión. La mayoría de las cosas que suceden en el mundo son simples consecuencias de las leyes naturales, leyes de carácter universal puesto que rigen en todas partes y atañen a la totalidad de lo existente, sin que haya excepciones especiales ni amplificaciones que redunden en su beneficio personal. Todo cuanto usted, como ser humano, considera investido de una importancia cósmica es un accidente.

Sin embargo, no tiene por qué sentirse desalentado ante todo esto, dado que no es usted el único.

Fragmento de Este libro le hará más inteligente, de John Brockman.

este libro le hará más inteligente

Este libro le hará más inteligente, de John Brockman, ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Paidós.

¿Qué se esconde en la mente de un asesino?

Psicópatas y asesinos en serie

La psicopatía representa un cuadro clínico clasificado como un trastorno de personalidad, que incluye un conjunto de rasgos de naturaleza interpersonal, afectiva, conductual (estilo de vida) y antisocial. En el ámbito interpersonal, los psicópatas se caracterizan por poseer encanto superficial, narcisismo o grandioso sentido de la autoestima, mentir de manera patológica y emplear con maestría la manipulación y el engaño. Por lo que respecta a la faceta afectiva, destaca la falta se sentimientos de culpa, la ausencia de empatía y las emociones superficiales, junto con la incapacidad de responsabilizarse de los actos cometidos. En la faceta de la conducta o del estilo de vida predomina la irresponsabilidad en el cumplimiento de las obligaciones, la búsqueda de excitación, la impulsividad, la falta de metas realistas y un ánimo de vivir a costa de los demás (vida parásita). Finalmente, en la faceta antisocial, los psicópatas muestran una notable falta de autocontrol, problemas precoces de conducta, delincuencia juvenil, una amplia versatilidad delictiva y el quebrantamiento frecuente de las condicions de la libertad vigilada o condicional.

Si quieres saber más sobre los rasgos de personalidad de asesinos y delincuentes, necesitas leer Perfiles criminales: Un recorrido por el lado oscuro del ser humano, de Vicente Garrido.

Perfiles-criminales vicente garrido portada

Perfiles criminales ya está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Ariel de Paidós.

200 tips sobre “cómo no escribir una novela”

¿Quieres escribir una novela, pero no sabes cómo? ¿Tienes miedo de cometer algún error de principiante que provoque el desprecio de los editores? Entonces, tienes que leer esto.

Gracias a sus largos años de experiencia como editores, críticos literarios, escritores y profesores de escritura creativa, Howard Mittelmark y Sandra Newman identifican los 200 errores más comunes que cometen los escritores noveles, y nos enseñan cómo evitarlos.

como-no-escribir-una-novela copy

Muchos libros ofrecen consejos sobre cómo escribir bien, pero este no es uno de ellos. Al contrario, a través de hilarantes ejemplos y con un humor corrosivo, muestra qué cuestiones pueden hacer que un manuscrito jamás llegue a ser publicado: cómo los personajes muchas veces son versiones aburridas del propio autor, cómo un argumento puede resultar de lo más tedioso, cómo el estilo puede plagarse de lugares comunes…

Todo ello para que consigas, entre carcajadas, escribir esa novela que tienes en mente y pasar del rechazo de las editoriales a la librería.

Cómo no escribir una novela, de Howard Mittelmark y Sandra Newman, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo del sello Paidós.

Descubre quién es quién en “El Contrato” de Lars Kepler

“Un escalofrío recorre la espalda de Penélope Fernández. De repente el corazón le late más de prisa y echa un vistazo rápido por encima del hombro. Quizá en este momento esté teniendo un presentimiento de lo que sucederá más tarde ese mismo día.”

Una mujer es hallada muerta en la embarcación de recreo en el archipiélago de Estocolmo. Su cuerpo está seco, pero la autópsia demuestra que sus pulmones están llenos de agua. Al día siguiente, un alto funcionario del gobierno sueco aparece ahorcado en su casa. Parece flotar en el aire mientras suena una enigmática música de violín por todo el departamento. No tiene familia. Nadie lo frecuentaba fuera de la oficina. Nadie sabe nada. 

el hipnotista

Lars Kepler es el seudónimo de Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho, un matrimonio sueco de escritores que decidieron publicar juntos una serie de novela negra. Éste -El contrato- es su segundo libro ya disponible en Booket.

1298721545scan-110226-0005jpg