¡Adriana Esteva te reta: día 17!

Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar. ¡Ya casi, día 17!

RETOBANNER17

Reto # 17: (acumulativo)

Antes de comer cualquier cosa pregúntate: ¿Es realmente lo que quiero y me gusta en este momento? ¿Se lo daría al amor de mi vida? ¿Merece entrar a mi cuerpo?

COMIDA17

Si contestas que sí, entonces date el tiempo para comerlo con atención: disfruta, saborea, huele; come sentado y crea el ambiente adecuado (agradable y sin distracciones).

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

¡Adriana Esteva te reta: día 16!

Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar. ¡Día 16!

RETOBANNER16

Reto #16

Date el tiempo para poner la mesa bonita y crear el ambiente que acompañará el momento de comer. Tómale una foto y súbela a twitter con el hashtag #ComidayVida copia @adriesteva.

COMIDA

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

“Patria o Muerte” libro ganador del XI Premio Tusquets Editores de Novela 2015

Comunicado de prensa:

El jurado del XI PREMIO TUSQUETS EDITORES DE NOVELA 2015, presidido por Juan Marsé e integrado por Almudena Grandes, Juan Gabriel Vásquez, Juan Trejo, ganador en su anterior convocatoria, y, en representación de la editorial, Juan Cerezo ha acordado por mayoría otorgar el premio a la obra

Patria o muerte

de

Alberto Barrera Tyszka

El jurado ha valorado en la novela ganadora la valentía de contar, desde las vivencias cotidianas de un grupo de personajes, la realidad venezolana de un modo poco complaciente, y la habilidad del autor para hacerlo con un absorbente ritmo narrativo, que refleja las angustias y complicaciones de unas vidas condicionadas por la histeria y las tensiones de un país pendiente de un líder carismático.

Patria o muerte

El insomnio y una persistente inquietud acompañan la jubilación del oncólogo Miguel Sanabria, que siente cómo la situación política ha emponzoñado su país, Venezuela, y también su vida, dirimida entre el extremismo antichavista de su esposa y el radicalismo bolivariano de su hermano. Esos desajustes irán en aumento en cuanto su sobrino Vladimir, recién llegado de La Habana, le pida que esconda un teléfono móvil en el que hay una grabación comprometedora y secreta de Hugo Chávez en un momento avanzado de su enfermedad. Entretanto, un periodista en paro, Fredy Lacuna, que intenta investigar sobre la enfermedad del presidente, se resiste a dejar el apartamento que le reclama la dueña, recién regresada de Miami; una estudiosa estadounidense, Madeleine, obtiene un contacto importante para completar su ensayo sobre el carisma. Y María, una niña de nueve años que vive encerrada en casa con su madre por la violencia que se ha adueñado de la calle, logra encontrar un amigo por internet.

Patria o muerte se publicará en la Colección Andanzas el próximo mes de noviembre. 

Sobre el autor:

Alberto Barrera Tyszka

Nacido en Caracas en 1960, Alberto Barrera Tyszka es autor de las novelas También el corazón es un descuido (2001), La enfermedad (Premio Herralde, 2006) y Rating (2011), y de los libros de cuentos Edición de lujo (1990), Perros (2006) y Crímenes (2009), así como de los poemarios Coyote de ventanas (1993) y Tal vez el frío (2000). En colaboración con la periodista Cristina Marcano publicó la primera biografía documentada del presidente de Venezuela: Hugo Chávez sin uniforme. Una historia personal (2005). Es licenciado por la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela, donde imparte clases en la cátedra de Crónicas. Durante años también ha ejercido de guionista para telenovelas de Venezuela, Argentina, Colombia y México. Colabora habitualmente con medios venezolanos y extranjeros como El País, Letras Libres, Etiqueta Negra y Gatopardo, entre otros. Desde 1996 es columnista dominical del periódico El Nacional.

Ganador

 

¡Adriana Esteva te reta: día 15!

¡Vamos por el día quince! Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar.

RETOBANNER15

Reto # 15 (acumulativo)

¿Qué le darías al amor de tu vida?

Demuéstrate hoy con una o varias acciones que mereces darte lo que de verdad deseas. Decídete a hacer eso que tienes ganas. ¡Hoy nada ni nadie es más importante que TÚ! No te des gratificaciones inmediatas sino satisfacciones plenas.

COMIDA15

Revisa tu lista de logros, repite tus frases positivas y con todo amor y decisión colócate hoy en el lugar en el que quieres estar.

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

“El Juego del Arte”: Qué mecanismos hacen funcionar la imaginación humana

“Critica de la idea de ‘Contemplación estética’

Los libros de filosofía del arte suelen empezar hablando de “contemplación estética”. Contemplar quiere decir”actitud que asumimos al apreciar algo estéticamente”. La horrible palabrita es útil porque se aplica tanto a la música como a la pintura. Pero hay que estirar mucho el concepto para aplicarlo a la novela, el cine, el teatro o la poesía ¿O me vas a decir que “contemplas” Un perro andaluz, Ana Karenina o las rimas de Bécquer? Solo si desencajas el concepto de su uso ordinario y lo conviertes en una especie de termino técnico. Pero ¿para qué forzar las cosas? Casi parecería que apenas comenzamos y ya estamos haciendo trampa.

Pero no es trampa sino esto: nos refugiamos en el concepto cuando somos víctimas de la obsesión por un ejemplo o un caso: el del espectador más o menos pasivo que mira un cuadro o un paisaje, o escucha una pieza de música. Y lo hacemos en la creencia ingenua de que si explicas eso, explicaras todo lo demás. Pero no, en estética conviene desde el principio no perder de vista ni la diversidad de las artes ni las variedades de la experiencia estética.

Una pregunta sencilla es: cuando un ceramista está haciendo una olla, ¿la “contempla” al mismo tiempo? ¿No? ¿Entonces diremos que no la aprecia estéticamente? ¿Y qué diremos al respecto cundo un bailarín da un paso de danza? ¿Qué se “contempla” in mente al darlo?

Por otra parte, no es cierto que para apreciar algo estéticamente sea preciso asumir una actitud peculiar llamada”contemplación” o como quieras. Por ejemplo, calibramos la belleza o la fealdad de una persona, querámoslo o no. Es decir, hay casos en que la apreciación estética ni siquiera es voluntaria. Y así como no puedes ver a una persona sin conjeturarle una edad, no puedes verla sin captar su belleza, fealdad o mediocridad fisonómica. Esa identificación estética se da al percibir, está en el hecho de percibir, y no en la actitud peculiar que asumes. Si no me crees, trata de percibir un rostro sin apreciarlo estéticamente, a ver si puedes.

Si pese a esta oportuna observación tan a la mano se sigue hablando de “contemplación estética” como actitud peculiar, es porque el concepto es cómodo y permite distinciones. Una muy famosa es la que se traza entre actitud práctica y actitud estética. El ejemplo de siempre es este: dos personas ven un árbol, una es maderero y la otra, un artista. El maderero va la posible explotación de la madera y no ve su belleza; el artista, en cambio, lo aprecia estéticamente. Se trata de mostrar que la actitud estética se distingue de la práctica, la científica (un botánico lo vería como ejemplar de cierta especie, pero no estéticamente), la criminal y las que quieras. Pero la distinción es confusa y vacilante. Es obvio que puedo comer con una cuchara y al mismo tiempo captar la belleza de su diseño. Y en muchas cosas el lado practico no solo no se opone sino que aumenta la belleza del objeto, por ejemplo, en un puente o en una barca de pescadores. Por otra parte, los matemáticos insisten en la belleza de las matemáticas y la estética no se oponen y viajan juntas.

En suma, diría que la actitud estética, si la hay, no es un modo peculiar de percibir un objeto estético. Tampoco creo que sea un modo peculiar de atención (ya vimos que la captación estética ocurre a veces en una zona oblicua a la atención), es decir, no es motivacional.”

portada_el-juego-del-arte_hiriart-hugo_201506292105

portada_el-juego-del-arte_hiriart-hugo_201506292105.jpg

Una puerta de entrada al corazón del enigma de la estética

¡Adriana Esteva te reta: día 14!

Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar.

RETOBANNER14

Reto #14

Cuando encontramos que nuestros deseos son genuinos, la energía que surge para conseguirlos es mucho más poderosa.

COMIDA14

Concédete hoy un deseo o acércate con acciones a él.

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

¡Adriana Esteva te reta: día 13!

Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar.

jjAPwr9J

Reto#13

De pronto gastamos mucha energía en perseguir sueños que ni siquiera son nuestros (para ahondar más en este tema puedes leer el capítulo : Aceptación , satisfacción y deseo, de mi libro En la comida como en la vida).

Haz una lista de tus deseos y junto a cada uno escribe si en verdad es tuyo o te lo compraste de alguien más, de una película, de una promesa, etcétera.

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

¡ADRIANA ESTEVA TE RETA: DÍA 12!

Adriana Esteva, autora de En la comida como en la vida, te quiere invitar a hacer un ejercicio de 21 días.  Cada uno de ellos habrá un pequeño reto para hacer cambios en tu forma de pensar, comer y actuar.

iquality

Reto # 12:

Ahora que tienes una visión más amplia de ti,  te voy a pedir que, aún cuando quieras pelearte y deshacerte de los aspectos negativos, los puedas ver como lo que son: ¡Enormes oportunidades de transformación!

Es ahí, en eso que nos cuesta trabajo aceptar,  en dónde habita material precioso para potencializar lo que somos, en conjunto con lo que tenemos ya identificado como fortalezas, dones o cualidades. Es decir, si reconozco que soy egoísta pero también reconozco que soy disciplinado, será justamente esa disciplina la herramienta para cada día trabajar en acciones que me ayuden a ser más empático  y solidario.

A raíz de lo que identificaste, escríbete una carta en la que aceptas y abrazas todo eso que haces y que te hace ser quien eres. Recuerda que detrás de cada sombra hay una fuente de luz de igual magnitud.

Escribe cómo te sentiste con esta experiencia, guarda el texto y sigue con los demás días. Recuerda que al finalizar los 21, debes mandar un correo electrónico a contacto@empresenciamx.com escribiendo tu experiencia completa en una cuartilla.

Comparte con nosotros cómo te fue en este primer reto, en Twitter utilizando el hashtag #ComidayVida e inclúyenos en tus publicaciones @Planetalibrosmx, o comparte en nuestra página de Facebook, Planeta de libros México.

Quienes completen los 21 retos y envíen su texto podrán participar por una beca completa para el diplomado “Comiéndome mis emociones”, que imparte Adriana Esteva.

Consulta las bases de la dinámica dando click aquí, y no te pierdas En la comida como en la vida, un libro en donde encontrarás muchas herramientas para enriquecer esta experiencia.

202135_portada_en-la-comida-como-en-la-vida_adriana-esteva_201505260040.jpg

Entiende el lenguaje de tu hambre y recupera el manejo de tus sentimientos.

“Viaje al fin de la memoria” de México a Nueva York el 11-09-2001

“Martes

A las 08.46.40, hora local, el Boeing 767 vuelo 11 de American Airlines se estrella contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York. Todos los que viajaban a bordo, junto con un numero indeterminado de personas en el edificio, mueren instantáneamente.

A las 09.03.11, hora local, el Boeing 767 vuelo 175 de United Airlines embiste la torre Sur del World Trade Center de Nueva York. Todos los que viajaban a bordo, junto con un numero indeterminado de personas en el edificio, mueren instantáneamente. El suceso es cubierto en directo por CNN y otras cadenas de televisión.

A las 09.37.46, hora local, el Boeing 757 vuelo 77 de American Airlines impacta contra el Pentágono, en Washington. Todas las personas que viajan a bordo, junto con un gran numero de personas en el edificio, mueren instantáneamente.

A las 10.02.23, hora local, el Boeing 757 vuelo 93 de United Airlines cae en un descampado de Shanksville, Pensilvania. Al parecer, se produce una lucha entre la tripulación y los pasajeros con los secuestradores para retomar el control del aparato. Todas las personas que viajan a bordo mueren instantáneamente.

Ciudad de México, una hora menos.

Ayer, Michael Jordan le dijo a los periodistas que estaban en su restaurante de Chicago que podría volver a jugar profesionalmente al básquet. Esta era la noticia del día. Pero como todo el mundo sabe, dos aviones Boeing acaban de estrellarse contra las Torres Gemelas. Todo el mundo lo sabe ahora, todo el mundo lo supo en ese mismo instante, menos yo. Yo, como les digo, no me entere en ese momento. Yo estaba pensando en lo que podría lograr Jordan con los Wizards. Los dedos en el teclado, la mirada en la pantalla, los oídos tapados con unos auriculares enormes, y una y un texto. No supe lo que pasaba en Nueva York en ese momento, ni en los televisores que pueblan esta sala donde mis compañeros empezaban a reunirse. No me llamo la atención, no era nada raro. Que mis compañeros corran a la pantalla más grande, es algo que suelen hacer, ya sea un partido de futbol, una noticia de ultimo momento o cuando dos personajes del programa de chimentos empiezan a insultarse o a pegarse. Por eso no me llamo la atención. Pero ahora gritan.

Gritar es algo que suelen hacer seguido, pero esta vez todo es más histéricos. En primer momento veo como se ríen y hacen chistes parecen naturales: un gallego tal cosa y un gallego tal otra. Se ríen. Pero dejan de reírse, y veo como se agarran la cabeza, se tapan los ojos, gritan. Gritan. Los veo de reojo. No quiero levantarme, y no lo haré. Un segundo avión se estrella contra la segunda torre, en vivo y en directo para mis compañeros y el mundo. ¡La guerra! , dice el de Deportes. Subo el volumen de mi discman.”

portada_viaje-al-fin-de-la-memoria_gaston-garcia-marinozzi_201509182059

Sinopsis- El 11 de septiembre de 2001, el periodista Mario Palmero fue enviado de la Ciudad de México a Nueva York a fin de cubrir el atentado contra las Torres Gemelas. Dado que los vuelos estaban interrumpidos, viajó en coche hasta Manhattan sin soltar el volante durante tres días, convencido de que pronto estallaría la Tercera Guerra Mundial. Lo acompañaron dos fotógrafos de guerra: un malicioso corresponsal europeo, cuya carrera se encontraba en declive, y un viejo periodista latinoamericano acosado por sus escrúpulos. A medida que recorre un territorio en conflicto, y que la tensión entre los viajeros aumenta, el periodista realiza un examen profundo de la vida que ha llevado hasta entonces: de la dictadura argentina que vivió en su infancia y el exilio forzado a la violencia creciente en el México contemporáneo. Pronto el viaje por América se convierte en una investigación implacable sobre aquello que acecha en todo momento a la Humanidad.

portada_viaje-al-fin-de-la-memoria_gaston-garcia-marinozzi_201509182059.jpg

El viaje se convierte en una investigación implacable sobre aquello que acecha en todo momento a la humanidad.

“Mistralia”, la novela de Eugenio Fuentes

“Algo esta muriendo en este instante”, pensó con una intensa claridad, pero no se lo dijo a Santi, porque se habría reído y, todo lo mas, lo habría interpretado como un reflujo de la melancolía que a ella le provocaba el otoño: las hojas secas derramándose sobre hojas secas, el tibio y dulzón olor a podredumbre o el aroma a regaliz de algunas setas venenosas, las charcas llenas de residuos donde solo bebían los mosquitos, los gritos lastimeros de los ciervos en celo, la sensación de aplastar semilleros de huevos y de larvas al caminar por el interior del bosque. Hasta las tinieblas supuraban una humedad que despertaba el deseo de encender hogueras, porque fuera del coche no se veía nada. Giro la cabeza hacia la ventanilla y miro hacia el cielo: no había luna y únicamente el chisporroteo de las estrellas ponía un temblor de movimiento en la fría y plateada noche, la primera de noviembre.

-¿Quieres un cigarrillo?-le ofreció Santi.

-Enciéndemelo, anda-le pidió mientras se colocaba los tirantes del sujetador.

-Vale.

A la luz de la llama distinguió su perfil. Era un chico guapo, fuerte, con mucho dinero bien empleado en el dentista, cinco años mas joven que ella, pero con buena educación sexual: sabia lo que les gustaba a las mujeres. Cierto que no se podía hablar de demasiados temas con él, porque era algo simplón, con un sentido del humor elemental y precario en cuanto se elevaba un poco el nivel de ironía, pero había comprobado que muchachos así resultaban los mejores amantes: flexibles como delfines, ingenuos y cariñosos como mascotas y sin capacidad de decepcionar, porque no se hacia demasiadas ilusiones con ellos y sabia todo lo que podían ofrecer.

-Toma

Dio una calada profunda y placentera. Después de hacer el amor sentía todo el cuerpo tan sensible que el paladar creía distinguir el sabor del humo de la nicotina. Se desperezo un poco, y se rebullo para acomodar su postura en el asiento tumbado. Así veía mas cielo, el enjambre de astros que giraban alrededor del gozne de la estrella polar. Por el este, una incipiente claridad iba apareciendo sobre el perfil de Sierra Ufana. Santi abrió un resquicio el cristal de la ventanilla para ventilar el humo y arrojar la ceniza y, de paso, deshacerse del preservativo. De afuera les llego entonces el potente, oscuro murmullo de las aspas: zuuuumm, zuuuumm, zuuuumm.

-¿Te ha gustado?- le pregunto cogiéndole la mano.

-Mucho- respondió ella

-A mi también

Apuraron los cigarrillos, cerraron los ojos y se quedaron adormecidos aprovechando los últimos coletazos del bienestar generado por el baile, por el alcohol, por la marihuana, por el sexo.”

portada_mistralia_eugenio-fuentes_

Sinopsis- Una mujer aparece muerta en uno de los modernos molinos de energía eólica que se han instalado recientemente en Breda. Se trata de Esther Duarte González, ingeniera de la empresa Mistralia que explota esa planta de energía. ¿Asesinato o suicidio?

Cuando el detective Ricardo Cupido recibe de la empresa el encargo de investigar lo ocurrido, no se imagina los muchos entresijos por donde lo conducirán sus pesquisas. El parque eólico ha sido y sigue siendo fuente de conflictos entre los vecinos porque, aunque todos aprovechan para vender sus terrenos para una ampliación, les irrita sobremanera que una pareja ecologista madrileña, Vidal y Sonia, se nieguen a vender, lo que echará al traste el negocio. Ni siquiera entre los ejecutivos de la empresa las cosas están claras. Cupido sabrá de la agitada vida sentimental de Esther y de las tensiones internas en el trabajo a través de Senda Burillo, una joven ingeniera destinada a sustituirla y por la que no puede evitar sentirse atraído.

portada_mistralia_eugenio-fuentes_201507201900.jpg
Eugenio Fuentes

Ricardo Cupido regresa con un nuevo caso en el que los intereses empresariales y las energías renovables avivarán los odios y las rencillas entre los vecinos de Breda.