Biografía Tusquets: John Steinbeck (1902-1968)

John Steinbeck nació en Salinas, California, el 27 de febrero de 1902 y murió en Nueva York, el 20 de diciembre de 1968. Tras dejar la Universidad de Stanford antes de graduarse, ejerció oficios tan diversos como los de obrero agrícola, albañil o vigilante nocturno.

steibeck

Su obra alcanzó rápidamente un gran éxito de crítica y de público, sobre todo a partir de Tortilla Flat (1935). Fue reportero durante la segunda guerra mundial, periodista ocasional, guionista de cine (escribió el guión de ¡Viva Zapata! y recibió tres nominaciones a los Oscar), pero ante todo fue uno de los novelistas más importantes del siglo XX, autor entre muchas otras de la insuperable novela Las uvas de la ira (1939), De ratones y hombres (1937), La perla (1948) y Al este del Edén (1952), novela que fue llevada al cine por el director Elia Kazan en 1955.

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1962.

En Tusquets, están publicadas en español Al este del Edén y Las uvas de la ira.

al-este-del-eden-portada

NOVELAS

Cup of Gold: A life of Sir Henry Morgan, Buccaneer, with occasional reference to history (La taza de oro, 1927).

To a God Unknown (A un dios desconocido, 1933).

Tortilla Flat (1935).
In Dubious Battle (En lucha incierta, 1936).
Of Mice and Men (De ratones y hombres, también traducido como La fuerza bruta, 1937).
The Grapes of Wrath (Las uvas de la ira, 1939).
The Moon Is Down (La luna se ha puesto, 1942).
Cannery Row (Los arrabales de Cannery, 1945).
The Wayward Bus (1947).
The Pearl (La perla, 1947).
Burning Bright (1950).
East of Eden (Al este del Edén, 1952).
Sweet Thursday (1954).
The Short Reign of Pippin IV: A Fabrication (El Breve Reinado de Pipino IV, 1957).
The Winter of Our Discontent (El invierno de mi descontento, 1961).
The Acts of King Arthur and His Noble Knights (Los hechos del Rey Arturo y sus nobles caballeros, 1976).

6 canciones para escuchar “El Club de los perdedores” de Lorena Amkie

“El Club de los Perdedores” es un libro que aborda lo difícil que es la vida para los jóvenes en la escuela secundaria. Inmersos en un ambiente lleno de violencia simbólica, muchas veces ellos no son conscientes de que forman parte del círculo violento en que dañan a sus compañeros y a ellos mismos con acción u omisiones directas e indirectas.

La novela presenta muchas situaciones con las que tú, joven lector, te sentirás identificado, ya sea representado en tu salón de clases o en tu casa o incluso interactuando en redes sociales. Además “El Club de los Perdedores” presenta una particularidad con respecto a algo con lo que también te sientes muy identificado: la música.

Aquí les presentamos 6 canciones que aparecen dentro de la novela y que sabemos que les van a encantar.

1- Only happy when it rains- Garbage


2- No surprises- Radiohead

3- Beautiful day- U2


4- We are the champions- Queen


5- Coming back to life- Pink Floyd

6- Fix you- Coldplay

Historia militar de la caloría… y otros relatos sobre el cuerpo

¿Qué pueden tener en común con la arquitectura cosas tan disímiles como el yoga y el cáncer? La primera es una práctica que busca la iluminación y la plenitud física y mental. La segunda es una enfermedad horrible en la cual algunas células del cuerpo comienzan a proliferar de forma incontrolada al punto de arriesgar la supervivencia de todo el organismo. ¿Es que acaso pueden parecerse en algo? La respuesta es que al menos un tipo de yoga y algunos tipos de cáncer podrían tener algo en común: versan acerca del cuerpo como estructura y, en ese sentido, tienen algo en común con la arquitectura.

Me refiero por ende a el yoga más conocido en Occidente: el Hatha Yoga. Esta práctica consiste en realizar una serie de posturas -conocidas como ásanas- que desarrollan la fuerza y la elasticidad del sistema músculo-esquelético. Pero es menester aclarar que hay por lo menos otros cinco tipos de yoga que no son fundamentalmente de índole físico. Estos otros cinco tipos son: Yoga Raja, Yoga Karma, Yoga Jnana, Yoga Bhakti y Yoga Mantra.

El primer tipo, Yoga Raja, consiste en el cultivo de una mente estable y armoniosa, en balance, por medio de prácticas de contemplación y meditación. El segundo tipo, el Yoga Karma, busca constituirnos como agentes morales altruistas por medio de un principio de responsabilidad moral o karma, en el cual las acciones que hemos cometido tienen un efecto en nuestro presente y nuestro futuro; es menester aclarar que hay muy diversas interpretaciones acerca de qué es el karma, algunas de las cuales son de tipo místico o mágico mientras que otras simplemente son de índole moral. El tercer tipo, el Yoga Jnana, es una práctica del autoconocimiento que nos permite comprender nuestros deseos, miedos, aspiraciones, etcétera.

El cuarto tipo, Yoga Bhakti, busca elaborar los otros puntos al promover emociones como el amor y la generosidad a través de prácticas de meditación que cultivan estados mentales de esta índole. Y, finalmente, el quinto tipo, el Yoga Mantra, es de corte devocional, ya que se centra en cantos o mantras que usualmente se practican por medio de una entonación especial de la voz que se denomina sobretonos y que genera fuertes vibraciones en la caja torácica.

Como es de suponerse, estas prácticas están relacionadas, ya que todas ellas coadyuvan de una u otra forma a cultivar la plenitud física y mental. Sin embargo, hay que aclarar que cuando afirmo que se busca la plenitud física y mental no me estoy comprometiendo con ninguna forma de dualismo en el cual se separaría el cuerpo de la mente (o el alma o espíritu) ya que, de hacerlo, estaría echando por tierra la tesis de que el cuerpo es básicamente un cuerpo cibernético en el cual no es posible separar nuestra agencia de lo meramente somático. En otras palabras, si bien se emplean dos modos de habla, uno para el cuerpo y otra para la mente, no debe entenderse como si nos remitiéramos a dos realidades escindidas.

Empero, es cierto que muchos practicantes de yoga suelen hablar en términos de un dualismo entre el cuerpo y el espíritu, pero ello es un error producto de la mirada occidentalizada sobre las relaciones entre el cuerpo y la mente (…)

Así, lo que me interesa del Hatha Yoga es cómo, a pesar de ser una práctica altamente corporal, se piensa también como una forma de cultivar la salud mental. Y, mejor todavía, es una práctica perfectamente compatible con una visión agnóstica e, incluso, atea de Universo. Lo anterior implica que, de una forma u otra, el yoga también es perfectamente compatible con las formas de concebir el cuerpo que emana de algunas ramas de la biología y la medicina. Todo ello es posible precisamente por el énfasis que dicha práctica le da al cuerpo como estructura.

Pero, ¿y el cáncer?

El cáncer hasta ahora ha figurado poco en este capítulo, pero hará una entrada triunfal.

Extracto de Historia militar de la Caloría, de Fabrizzio Guerrero Mc Manus.

historia militar de la caloria portada

SINOPSIS: Guerrero Mc Manus nos invita a un viaje dentro y fuera de nosotros mismos. La sólida formación del autor como biólogo y filósofo de la ciencia se conjuga con una visión multidisciplinaria que nos lleva del metro -con sus sudores, masajes e inconveniencias- a la búsqueda de la iluminación física y mental; de Descartes, Darwin y Stephen J. Gould a Star Trek y las vergonzantes emociones del Sr. Spock y los X-Men; de las distopías delirantes de la ciencia ficción a la genética, las deyecciones de nuestros intestinos y la locura desenfrenada y maligna de las células cancerosas.

Historia militar de la Caloría, de Fabrizzio Guerrero Mc Manus, está disponible en librerías y tiendas en línea bajo el sello Paidós.

Lista la preventa de “Hombres sin Mujeres” de Haruki Murakami

Haruki Murakami ofrece a los lectores siete relatos en torno a la soledad que precede o sigue a la relación amorosa: hombre que han perdido a una mujer, o cuya relación ha estado marcada por el desencuentro, asisten inermes al regreso de los fantasmas del pasado, son incapaces de establecer una comunicación plena con la pareja, o ven extrañamente interrumpida su historia de amor. Otros experimentan atormentados amores no correspondidos o incluso, como en el relato protagonizado por una metamorfosis kafkiana, desconocen todavía los mecanismos del afecto y del sexo. Sin embargo, las verdaderas protagonistas de estos relatos– llenos de guiños a los Beatles, el jazz, Kafka, las mil y una noches o, en el caso del título, Hemingway– son ellas, las mujeres, que, misteriosas, irrumpen en la vida de los hombres para desaparecer, dejando una huella imborrable en la vida de aquellos que las han amado, o de los que, al menos intentaron amarlas.”

harukimurakami_hombresinmujeres

Esta es la sinopsis del nuevo libro que Haruki Murakami publicó, “Hombres sin Mujeres” y que se lanza en librerías alrededor del mundo el 3 de marzo.

Aunque aún falta una semana para que puedan adquirir el libro, ya pueden comprar la preventa en El Sótano, El Péndulo, Liverpool, Sanborns y además Librerías Gandhi lanzó una versión con instrucciones para hacer un corazón de origami.

murakamipreventa

Acción ortográfica corrige faltas de ortografía en grafitis

¿Alguna vez viste esas fotos donde había un poema o frase adornando un gran muro?

accion-poetica5

Acción poética” es un movimiento de intervención urbana y literaria que, según dicen, empezó en México alrededor de 1996. Hoy podemos observar por todo el mundo estas piezas que alegran el día.

Inspirados en ese espíritu, un nuevo movimiento surge en países como Ecuador y España: Acción ortográfica. Se trata de grupos de personas que van por ahí corrigiendo las faltas ortográficas de los grafitis que se encuentran. Aquí les dejamos algunas fotos:

150216160506_grafitis_tres_624x351_ivanaulestia_nocredit 150216160405_grafitis_549x549_ivanaulestia_nocredit safe_image-12.49.13

¿Qué te parecen? ¿Intervendrías un grafiti así? Si decides sumarte a la propuesta, o simplemente quieres mejorar tu forma de escribir, te recomendamos armarte de una buena herramienta de redacción y ortografía como el libro de Sandro Cohen, “Redacción sin dolor”.

portada_redaccion-sin-dolor_sandro-cohen_201412092027.jpg

20 años de ayudar a comunicarse eficientemente por escrito en la empresa, la escuela y el hogar.

‘El infierno de Ana: una historia de adicciones y rehabilitación de Ana Paola Sierra Arzuffi’

¿Alguna vez han sentido electricidad en todo su cuerpo? ¿En las manos, las piernas, la cabeza, el pecho, pero sobre todo en las manos? No hablo del tipo de electricidad como cuando tienes un orgasmo. Es una mucho más fuerte. No es agradable sentir que tienes algo dentro que en cualquier momento puede explotar. Las yemas de tus dedos sudan y tienes que apretar los puños porque sientes que en cualquier momento todo va a salir por la punta de tus dedos. Empiezas a temblar y a sudar. Lloras sin poder controlarlo. Buscas algo a tu alrededor pero no sabes qué, no puedes pensar con claridad. Tratas de encontrar una solución, siente que en cualquier momento vas a caer al pis, muerta. Estás esperando el momento en el que tu corazón explote porque ya no puede más. Abres el cajón de tu buró, tomas tu cúter y tratas de detener tu mano porque tiemblas demasiado. Pasas el cúter por tu piela una vez. No sientes nada y lo pasas una segunda vez, apretando más fuerte. Ves la sangre salir de la cortada pero sigues sin sentir nada. Cortas una tercera, una cuarta, una quinta vez. De pronto, todo comienza a dsminuir: la electricidad, la sudoración, la temblorina, la taquicardia. Poco a poco, mientras la sangre corre, todo se va esfumando. Esperas con el cúter en la mano. No lo sueltas, solo observas y esperas.

Se acabó, ya no sientes nada más. Solo unas profundas ganas de vomitar. Vas al baño, vomitas un líquido amarillo y amargo que te quema la garganta.

Merthiolate y algodón para las cortadas, alcohol para limpiar el cúter. Ya pasó todo, lograste no explotar pero, sobre todo, lograste sobrevivir.

Metía un cinturón en mi morral. Ni siquiera uso cinturones, pero la primera vez lo metí sin pensarlo dos veces. Tenía dinero en la nolsa, ese no era el problema. Simplemente tenía que hacerlo, se sentía bien. Era un rush inexplicable entrar a una tienda y, como si fuera a asaltarla, lo primero que buscaba eran las cámaras y los policías (si es que había). Empecé a usar ese cinturón casi diario.

Comencé a robar cosas que ni siquiera me gustaban y que ni siquiera necesitaba. Cada vez que cruzaba la entrada de una tienda con  algo en mi morral, sentía una gran satisfacción. Me sentía chingona.

Lo hice demasiadas veces hasta el día en que me cacharon. Jamás lo he vuelto a hacer.

Extracto de ‘El infierno de Ana: una historia de adicciones y rehabilitación’ de Ana Paola Sierra ArzuFfi

Infierno_Ana

SINOPSIS Ana Paola Sierra Arzuffi relata su crudo testimonio en los años que descendió a las adicciones, su vida entre las drogas y el alcohol y el infierno de la recuperación.  La historia de Ana es también un reflejo de la realidad de miles de jóvenes que tratan de cumplir un papel y llenar la expectativa de la sociedad. Esta es una crónica que una mujer valiente que se reconstruyó para formar su propia identidad.

“El Club de los Perdedores” la nueva novela de Lorena Amkie

¿QUIÉN ELEGIRÍA PERTENECER, POR SU PROPIA VOLUNTAD, A El CLUB DE LOS PERDEDORES?

Los adultos están locos. He escuchado a muchos de ellos contar historias de cuando eran «jóvenes» y se les escapan sonrisitas traviesas y suspiran: «Ah, esos años de la secundaria…». Digo yo: o están locos o no tienen memoria. Esta es la verdad: la secundaria es una porquería. Daría lo que fuera por poder adelantarme unos diez años y dejar todo esto atrás. Y pensar que cuando iba en primaria creía que esta sería la mejor época de mi vida… Creí que todo cambiaría, no sé por qué, que yo cambiaría y también la manera en que todos me ven, que la madurez, las bubs, la bajada, la ropa, el Face, no sé, que o algo pasaría después del verano entre el final de sexto y el primer día de primero de secundaria, y un día despertaría y sería otra: Alexa reinventada. Pero nadie puede reinventarse. Nadie cambia. Somos lo que somos y esa es la peor condena. ¿Y quién soy yo? Una niña un poco extrañaa. No debería decir «niña», porque ya tengo catorce años, pero supongo que me sigo sintiendo más chica que las demás. Para empezar, siempre he sido la primera de la fila (sí, todavía nos hacen formarnos y hacer estúpidas rutinas seudomilitares). Hasta hace un año, Mariana y yo alternábamos: a veces yo era un poco más alta, a veces ella, pero en las últimas vacaciones se estiró y parece que seré la más chaparra para siempre. No hay muchas esperanzas: mi mamá es chiquitita y mi papá también. Luego: últimamente todas decidieron hacerse el fleco lacio y de lado y a mí no se me queda, por más que me paso horas y horas con la maldita secadora, el fleco se engrifa todo y se regresa. Dice mi mamá que es porque tengo un «remolino». Whatever. No es el remolino: tengo pelo de escoba y la única manera en que se queda quieto es en una cola de caballo apretadísima y con mucho gel. Cola de caballo… Peinado de niña chiquita. Por si eso fuera poco, soy pelirroja, y no como Mary Jane de Spiderman, no ese tono sexy, de modelo; más bien un rojo oscuro y feo, y vengo con el paquete de las pelirrojas: pecas en toda la cara. Las odio. LAS ODIO. Un día me las tapé con el maquillaje de mi mamá y cuando llegó casi se desmaya: me había acabado todo el bote y por lo visto era una cosa muy cara. Igual, las pecas tercas se transparentaban a través de la plasta beige, así que no gané nada. «Todo el mundo sabe que las pelirrojas son las más especiales», me dijo mi mamá en la noche, cuando se le pasó el coraje. «Especiales»… Es la palabra que mis papás usan Para decir que soy rara. «Especial». Como cuando un bebé es feo y en vez de decir: «ahh, está hermoso», dices: «ah… iqué chistoso!». También soy eso: chistosa. Soy el bufón de mi casa, la que hace reír a todos con sus imitaciones de cantantes y sus tonterías, pero en la escuela nadie podría adivinar eso, porque casi no abro la boca. Uno pensaría que quedarse callado es la mejor manera de no llamar la atención, pero «uno» estaría equivocado. En mi generación te pueden molestar por las cosas más tontas: a mí me dicen «Fósforo» por mi pelo rojo (qué estupidez, ¿no?), a otra niña le dicen «Ingenua». ¿Por qué? Porque los idiotas creen que «ingenua» significa «tonta». No saben nada, pero igual le gritan: «ingenua, ingenua» y la otra se la pasa llorando. A Ruth le dicen «Jirafa», ya saben por qué. Están «el Negro» (por la piel), «Garfio» (por la nariz), «Lennon» (porque usa lentes…), «Bieber» (porque está en el coro), y una larga lista de apodos. Y claro, los que inventan estos apodos son la gente más estúpida de la clase (i¿quién le pondría Lennon de apodo a alguien para molestar?!) pero a ellos nadie los molesta. Son intocables. Se saludan de beso, se pasan las tareas, se ponen blusas de colores abajo del uniforme. Son los populares. Y se llaman «La Sociedad». Original, ¿no? Uf.

Loren Amkie club de los perdedores

Extracto de “El Club de los Perdedores” de Lorena Amkie. Puedes adquirirlo en versión digital e impresa.

 

6 cosas que no sabías sobre Santiago Posteguillo

Santiago Posteguillo es un escritor español nacido en 1967 en la ciudad de Valencia. Desde la adolescencia mostró interés en la lectura y en diversos género literarios. Su formación le llevó a ser un reconocido escritor de novela histórica.

Para que conozcan más a este autor nos dimos a la tarea de hacer una lista de cosas que los ayudarán a comprender su importancia en la literatura internacional, aunque nada igualará a leer alguno de sus libros (o todos).

6 cosas que quizá no sabías sobre Santiago Posteguillo:

1- Es filólogo y lingüista y tiene un doctorado por la Universidad de Valencia. Además estudió literatura creativa, lingüística y traducción en diversas universidades del Reino Unido.

Captura de pantalla 2015-02-23 a las 11.16.40

2- Aparte de ser escritor de libros, Posteguillo imparte clases de lengua y literatura inglesa en la Universitat Jaume I de Castellón, donde fue director del Instituto Interuniversitario de Lenguas Modernas Aplicadas de la Comunidad Valenciana.

santiago posteguillo 3

3- Sólo en 2014 publicó tres libros con Editorial Planeta; La Noche en que El Quijote leyó Frankenstein en marzo; Los asesinos del Emperador en junio; y La Sangre de los Libros en noviembre.

Santiago Posteguillo1

4- El autor se presentará en en la Feria Internacional del Libro (FIL) Minería el viernes 27 de febrero.

filmineria

5- Ha ganado y ha quedado finalista en varios premios. Éstos incluyen; Premio de la Semana de Novela Histórica de Cartagena; el Premio de las Letras Valencianas; Premios de la Crítica Literaria Valenciana.;  Premio 9 de marzo de la Asociación Gregal de Estudios Históricos o la Doble Corona Mural; y Premio de la Crítica Literaria Valenciana.

posteguillo3

6- Posteguillo tiene un sitio en internet donde se actualizan todas las presentaciones que tendrá alrededor del mundo así como sus logros profesionales. Además pueden seguirlo en Twitter y Facebook.

 

¿Qué hacer en la FIL del Palacio de Minería?

¡La fiesta de los libros sigue!

La Feria del Libro del Palacio de Minería continúa y las actividades de Grupo Planeta, también. Santiago Posteguillo, Jorge Zepeda Patterson, Armando Fuentes Aguirre “Catón”, Ricardo Raphael y muchos autores más, te esperan en el Palacio de Minería.

A continuación, te presentamos actividades y presentaciones que no te puedes perder.

FILMINERIA4 FILMINERIA5 FILMINERIA6

Ricardo Raphael presenta “Mirreynato” en la Castellanos

Este libro no es resultado del resentimiento sino de la conciencia sobre una realidad difícil de negar: en uno u otro momento todos los mexicanos tenemos algo de mirreyes. Por eso es que toleramos vivir en el Mirreynato sin rebelarnos; algo nos conviene de este régimen que nos inhibe de denunciarlo y combatirlo. Acaso todavía no nos indigna lo suficiente.

ricardo-raphael

Ricardo Raphael, académico y analista político, presenta en su libro Mirreynato: La otra desigualdad, en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica. El evento será el próximo 23 de febrero a las 19 hrs. 

En su libro, Raphael, describe caso por caso un nuevo fenómeno social: el de los hijos de los políticos o empresarios cuyas tres mil familias tienen ingresos de 84 mil pesos diarios, contra los 21 pesos que perciben diariamente más de tres millones y medio de familias más pobres.

B-FSJlpCAAAvANn